martes, 25 de noviembre de 2014

Entrevista a Guillermo Almeyra, editorialista de La Jornada: Sectores dominantes y del gobierno estarían a favor de la renuncia de Peña Nieto

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

Mario Hernandez (MH): Tengo varios temas que fueron quedando pendientes la semana pasada ya que tuvimos dificultades para comunicarnos. El primero es sobre la situación en México, respecto de la desaparición de los 43 jóvenes estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en particular quiero puntualizar sobre un par de cosas. Una fue la actitud del presidente Peña Nieto de ausentarse del país durante siete días en una gira oficial a China y Australia y la segunda es una información enviada por la Asamblea General Inter-universitaria de la UNAM denunciando que ingresaron a sus instalaciones a tomar fotografías al Auditorio “Che Guevara” y al momento en el cual los compañeros que resguardaban las instalaciones les solicitaron que se retiraran, uno de los individuos que ingresó sacó un arma de fuego, cortó cartucho y disparó a uno de los estudiantes dejándolo herido en una pierna. Esta agresión se da dentro del predio de la UNAM en la Ciudad de México y estos dos hechos van en paralelo a la situación de la desaparición de los estudiantes. ¿Cuál es su opinión?

Guillermo Almeyra (GA): Lo que causó una tremenda conmoción y odio en la población fue la impasibilidad y complicidad de las autoridades frente al crimen de los estudiantes que no es el primero. En lo que va del período que lleva Peña Nieto en el gobierno las cifras oficiales dicen que han sido asesinadas 15.000 personas, que evidentemente deben ser muchas más. Además, se probó que el alcalde de Iguala tenía complicidad con los narcotraficantes, el gobernador lo cubría y Peña Nieto durante 14 días se quedó callado y después viajó al exterior como si no pasara nada en medio de las manifestaciones y protestas.
Al principio la sociedad pedía solo que aparecieran los secuestrados porque no hay pruebas de que estén todos muertos, ahora piden la renuncia de Peña Nieto y en el gobierno y sectores dominantes hay sectores que serían favorables a su renuncia pero no saben si crearía un caos ni con quién sustituirlo.
Incluso se habla que sería después del 1º de diciembre con el presidente de la Cámara que también es un hombre de derecha, que lo declararían enfermo incurable y lo sacarían del paso. En Estados Unidos hay preocupación por lo que este hombre está provocando.

MH: Me llamaron la atención la publicación del New York Times diciendo que Peña Nieto había fracasado en el combate contra el narcotráfico, otra publicación similar en The Economist y la denuncia de la prensa mexicana de que su esposa tiene una mansión valuada en U$S 7.000.000 a nombre de un contratista del Estado.

La tradición del PRI es que tratan de cubrir la debilidad con matanzas

GA: Sí, surgen todas estas informaciones que dan la impresión que están dispuestos a defenestrarlo como hizo Estados Unidos a último momento con Somoza. Roosevelt decía “es un hijo de puta, pero nuestro hijo de puta”, pero a último momento lo quisieron hacer renunciar y, al no hacerlo, llevó al triunfo de los sandinistas.
Hay una presión de sectores capitalistas internacionales y el propio Peña Nieto tuvo que convocar a una reunión de industriales antes de viajar a China para tratar de explicarles lo que se iba a hacer.
Está en una situación de debilidad, pero su tradición y la del PRI, es que la debilidad tratan de cubrirla con matanzas como hizo Díaz Ordaz en 1968 y el propio Peña Nieto cundo era gobernador en el caso de Atenco. Ahora han amenazado nuevamente con una represión masiva, así que están en una situación sumamente peligrosa.

MH: Otra situación de crisis política es la que se está viviendo en España. Por un lado el referéndum en Cataluña el 9/11 con una masiva participación de más de 2.300.000 personas y, por otro lado, la información que si las elecciones generales fueran en este momento triunfaría Podemos frente a los dos partidos políticos tradicionales que se han alternado en el poder.

GA: Podemos ha surgido recuperando buena parte del electorado socialista, de Izquierda Unida (IU) y de la izquierda en general que está apareciendo como la opción electoral con más posibilidades de triunfar.
Tiene una política parecida a la del PSOE hace algunos años atrás, de reformas, de democratización del país, no muy avanzada, pero ante la situación en la que está España y la complicidad del PSOE e IU con el PP, aparece como la opción más creíble.
Lo más probable es que ganen las elecciones, pero no significará un cambio muy importante en la política española sino una mayor democratización y estímulo a las exigencias de la gente que evidentemente vivirá el triunfo como propio.

El independentismo es una corriente que se está desarrollando en toda Europa

MH: ¿Cómo ve la situación catalana?

GA: El problema central es el derecho a la autodeterminación que es sagrado, el derecho democrático más elemental. En el referéndum no votó una inmensa mayoría porque en Cataluña hay un montón de inmigrantes de otras zonas: vascos, gallegos, extremeños, valencianos, quienes no tienen el mismo nacionalismo catalán. Además, un sector de la izquierda catalana no quiere ir junto a la burguesía que fue siempre cómplice del gobierno de Madrid y también buscan no romper con el resto de la izquierda española.
Hay un impasse, pero la lucha por la independencia catalana va a proseguir porque es muy grande y, además, es una corriente que se está desarrollando en toda Europa.
Los bretones en Francia, los escoceses, los vénetos en Italia, por todos lados, está la tendencia a refugiarse en el territorio separándose de un Estado que está totalmente en crisis y ha perdido todas sus características sociales y sometido a la Unión Europea.

MH: Yo veo que la crisis política que se vive en Europa, en el norte, favorece a expresiones políticas de la extrema derecha como en Inglaterra y Francia, pero en el sur es aprovechada por la centroizquierda. Hablamos de Podemos, pero también tenemos el caso de Syriza en Grecia y el próximo 5/12 habrá en Italia una huelga general con movilizaciones.

GA: La dirección de Syriza y Sipras al igual que Podemos, han tratado de echarle bastante agua al vino aguando su política para aparecer potables, incluso para la Unión Europea y no romper todo. Puede ganar las elecciones perfectamente y producir un cambio. Se empezó una transición, pero como el cambio va a ser provocado sobre todo por la movilización, la transición va a ir mucho más lejos de lo que quieren tanto las direcciones de Podemos como la de Syriza.

Ni siquiera con Nixon ha habido un gobierno y un régimen tan en crisis en Estados Unidos

MH: Finalmente me gustaría analizar las elecciones en Estados Unidos Tengo un dato de Jocelyn Kiley, directora del Centro de Investigaciones Pew, un grupo de estudio independiente que realiza encuestas de opinión pública y dice que menos del 15% de los consultados para un estudio sobre la actuación del Congreso de Estados Unidos aprueban su labor, el nivel más bajo en 40 años y muy pocos esperan que el resultado de las elecciones del pasado 4/11 traiga cambios respecto a esta situación.

GA: No solo en los países dependientes sino en el propio Estados Unidos el Estado ha perdido consenso, muy pocos creen en ellos y en sus instituciones. Los sectores de las clases dominantes están divididos, la extrema derecha propone una política imposible para el conjunto del capitalismo y hay una crisis muy grande aunque, por ahora, no encuentra quién la canalice en Estados Unidos
Es evidente que el aparato de Estado que dirige Obama funciona prácticamente en el vacío porque se basa sobre todo en que no existe alternativa. Nunca ha habido no solo un gobierno, sino un régimen tan en crisis en toda la historia de Estados Unidos, ni siquiera con Nixon.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Entrevista exclusiva con Ivan Marquez, jefe de la Delegación de las FARC-EP en La Habana

Dick Emanuelsson (ANNCOL)

"Hay una incoherencia total entre el discurso de paz del gobierno, sus órdenes de escalar la confrontación y su decisión impulsiva de suspender los diálogos como consecuencia de un desenlace militar desfavorable para el Estado", dice el Iván Márquez en la siguiente entrevista con el sub director de ANNCOL.


Foto: Iván Márquez. / Autor: Dick Emanuelsson

¿Cómo valora Usted la reacción en Colombia sobre la retención del general? ¿Ha aportado para concientizar a la opinión pública sobre la necesidad de un cese al fuego bilateral?

No se puede hablar de una sola reacción, porque, por un lado está la posición de los sectores militaristas que lidera el uribismo, los cuales han tomado este impase, propio de la guerra, como otra excusa para hacer campaña en función del rompimiento de los diálogos. Por otro lado está la posición absurda de un gobierno que insiste en negar la posibilidad de un armisticio, ordena incrementar las operaciones militares, arguyendo que eso hace parte de las reglas del juego, pero al mismo tiempo, no quiere que le toquen a sus militares.


Foto: El presidente Juan Manuel Santos junto al general Rubén Darío Alzate en enero.

Hay una incoherencia total entre el discurso de paz del gobierno, sus órdenes de escalar la confrontación y su decisión impulsiva de suspender los diálogos como consecuencia de un desenlace militar desfavorable para el Estado. Pero lo más importante es que en medio de todo esto, existe también un gran clamor nacional, mayoritario, que ha tomado el hecho como argumento para insistir en que es necesario un cese bilateral de fuegos que permita un avance de las conversaciones en condiciones más favorables, que signifiquen tranquilidad y alivio para las comunidades. Nosotros confiamos en que esta última posición, que es la más equilibrada, triunfe para que efectivamente el proceso se reinicie, pero que esta experiencia sirva para exigir mayor seriedad y compromiso al gobierno, porque no puede ser que el proceso y la ininterrupción de los diálogos estén sometidos a los caprichos del presidente. Santos no puede pretender suspender y reiniciar los diálogos cuando a él le parezca desconociendo el hecho de que en la mesa somos partes iguales. A la larga su determinación unilateral e injustificada nos hará perder tiempo valioso en el camino hacia el acuerdo final. Después de las liberaciones de los prisioneros de guerra nos tocará ponernos de acuerdo sobre cuándo reiniciar el diálogo.

En breve; ¿se imaginaban hace dos años que llegarían donde están ahora en las negociaciones?

Desde que llegamos a La Habana fue con la decisión de colocar nuestros máximos esfuerzos para alcanzar un acuerdo de paz con el gobierno, por eso hemos dicho que no serán las FARC las que se levanten de la Mesa. Hasta el momento se han logrado grandes avances, pero creemos que el tiempo habría sido más productivo con una participación más amplia de los diversos sectores de la sociedad y en medio de un ambiente sin hostilidades.

¿Cuál es el tema de la Agenda más espinoso y complicado?

Todos los temas tienen complicación porque se trata de la confrontación de dos visiones totalmente contrarias. Está la visión neoliberal del gobierno que apunta a mantener un régimen de privilegios para la oligarquía, y está nuestra visión de país democrático, donde la participación ciudadana sea plena y la institucionalidad se configure con políticas económicas que favorezcan a los inmensos sectores empobrecidos de Colombia. Entonces, de aquí se desprende que uno de los aspectos más problemáticos está en que el Gobierno, apartándose del preámbulo del Acuerdo General, pretenda que un asunto de tanta trascendencia, como es el de definir la política económica, no se puede discutir en la mesa. Esto, hablando de aspectos que conciernen al conjunto de la sociedad, pero también hay otros que tienen que ver directamente con el futuro de la insurgencia, y me refiero, por ejemplo, a manejar estos diálogos como si se tratara de un proceso de sometimiento en el que los alzados deben entregar las armas y terminar tras las rejas para que todo siga igual, y sin aludir para nada a la máxima responsabilidad que tiene el bloque de poder dominante en la generación de la guerra. Es obvio que tal escenario no va a ser posible, y que con las FARC se tendrán que pactar e implementar acuerdos que funden la justicia social, como base esencial de la paz.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los riesgos del proceso de paz

Juan Diego García (especial para ARGENPRESS.info)

Los avances alcanzados en el diálogo entre las FARC-EP y el gobierno colombiano no solo incrementan notoriamente las expectativas de una salida pacífica del conflicto sino que intensifican las reacciones contrarias de quienes se sienten afectados en sus intereses.

En este contexto se produce la decisión de Santos de suspender los diálogos con la insurgencia por la captura de uno de sus generales más destacados en la lucha contra las guerrillas. Por fortuna y muy a tiempo ambas partes (con el activo apoyo de Cuba y Noruega) han encontrado una solución y esta misma semana seguramente recobran su libertad el mencionado general y otros miembros de las fuerzas armadas hechos prisioneros por la insurgencia en desarrollo del conflicto. Los diálogos se van a retomar y el proceso que en un momento dado parecía abocado al rompimiento sale fortalecido para alegría de las mayorías sociales que apuestan por el fin la guerra.

El acontecimiento ha dado pié a múltiples interpretaciones. Algunos lo entienden como un sabotaje organizado por la extrema derecha en estrecha colaboración con ciertos sectores del ejército. Otros lo interpretan como resultado de la imprudencia de un general de quien se espera un comportamiento profesional acorde a su experiencia y rango. Lo más probable es que jamás se sepa con certeza el origen del asunto y hasta es posible que ambas interpretaciones sean ciertas: la irresponsabilidad del militar exponiéndose a ser capturado ha dado pié a los opositores al proceso para sacar ventaja del mismo. Y en parte lo han logrado, al menos en un primer momento; solo que felizmente el asunto ha dado un giro radical muy positivo. De un casi seguro rompimiento entre gobierno y guerrilla se ha pasado a una situación en la cual el proceso sale fortalecido y se sienta un precedente para situaciones similares de futuro.

La extrema derecha ha perdido una vez más. Al mismo tiempo crecen las voces que proponen que si no es posible un cese bilateral de los operativos militares si es deseable al menos medidas que rebajen la tensión y sobre todo que reduzcan al máximo la cuota de sangre y sufrimientos que la guerra trae consigo para los combatientes de ambos bandos no menos que para la población civil. Gana el proceso y ganan mucho los insurgentes que han reafirmado no solo su unidad (es un mito que la guerrilla está dividida, que no todos los frentes están por la paz) sino la capacidad y madurez política de sus dirigentes que han evaluado con acierto las consecuencias de los acontecimientos. Si alguien tendió una trampa, la insurgencia no cayó en ella. Santos, por el contrario sí, al menos en parte.

El presidente colombiano no solo incumplió lo acordado en el sentido de no vincular el proceso de los diálogos con los acontecimientos derivados de la guerra en el país (combates, atentados, retenciones, etc.) sino que ha procedido con una lógica insostenible según la cual las acciones bélicas solo son aceptables si las realiza el gobiernos pero no si las llevan a cabo los guerrilleros. Es la lógica del jugador tramposo que dice al contrario: “con cara gano yo; con sello pierdes tú”. Por fortuna, todo ha quedado en una bravata del ejecutivo que no llegó tan lejos como quería la extrema derecha rompiendo definitivamente los diálogos. La sensatez se ha impuesto.

El incidente muestra de todas formas la debilidad del gobierno y los enormes riesgos a que se ve sometido el proceso mismo. Para empezar y precisamente dado el avanzado nivel de los acuerdos aparece como cuestión central la pregunta sobre los recursos de que dispone el estado para hacer frente a los compromisos que sus delegados asumen en La Habana. Y las primeras estimaciones no generan precisamente gran optimismo dada la debilidad un estado muy limitado en todos los órdenes (por no llamarlo raquítico dada su pobreza y debilidad institucional). Como ya ha insinuado el mismo gobierno, financiar la paz supondrá un sacrificio para el bolsillo de los ricos que en este país se las ingenian para no pagar o pagar muy pocos impuestos y no son precisamente amigos de la paz.

Pero más allá de las limitaciones presupuestarias preocupa sin duda la debilidad política de un presidente que se entera de los acontecimientos después de que lo hace el jefe de la oposición; un presidente que tiene que llamar a capítulo a su ministro de defensa de forma pública y que aún no sabe qué sucedió realmente para que se produjera la captura del general y sus acompañantes. Tanto da si se trata de un sabotaje de la extrema derecha como si refleja de forma patética la irresponsabilidad de sus soldados. Si lo primero, es hora de que la ciudadanía aísle con firmeza a la minoría poderosa de terratenientes y militaristas partidarios de la guerra y les ajuste las cuentas (en las elecciones del año entrante tiene una buena oportunidad); si lo segundo, se explica cómo con uno de los ejércitos más grandes del mundo (por encima del medio millón de miembros), gastando más el 5% del PIB y dotados con la tecnología bélica más avanzada los militares colombianos resultan incapaces de vencer a una guerrilla que según los mismos datos oficiales no pasa de los diez mil combatientes, no tiene apoyo de la población, tampoco recibe ayuda extranjera y funcionan más bien como un simple grupo de delincuentes comunes. ¿O es que la realidad es otra?.

Santos tiene ahora la posibilidad de meter en cintura a los militares, ya por conspiradores, ya por incapaces e irresponsables. Santos tiene que aprovechar el auge de los sentimientos favorables a la paz en el seno de la sociedad y el apoyo casi unánime de la comunidad internacional para golpear con todo rigor las maniobras de la extrema derecha que fomenta el miedo, la incertidumbre y en tantas ocasiones se burla de la ley precisamente porque sabe de la indecisión del presidente, de su ambigüedad, de sus limitaciones evidentes. Por fortuna, como sucede en tantas ocasiones las limitaciones de un gobernante se ven compensadas de lejos por las aún mayores de la oposición. En este caso, hay que subrayar el dinamismo y el entusiasmo de la ciudadanía que a diario se moviliza en favor de la paz y frustra éste y tantos otros intentos de los enemigos del proceso. En efecto, son esas mayorías que solo obtendrán beneficios con el fin del conflicto armado y constituyen la mejor garantía para arribar felizmente a puerto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El Grupo de los 20 y el conflicto por la deuda pública de Argentina

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRES.info)

Durante el fin de semana pasado se reunió en Brisbane, Australia, el Grupo de los 20, que a instancia de George Bush en 2008 se auto constituyó en la instancia global de análisis de la crisis mundial de la economía. Por la Argentina, ausente la Presidenta por enfermedad, participaron el Ministro de Economía y el de Relaciones Exteriores,

Interesan dos cuestiones centrales. Una remite a la continuidad de la crisis después de 7 años de cónclaves de gobernantes de los principales países del mundo, especialmente Estados Unidos, Europa, Japón y los grandes nuevos actores políticos y económicos como China, Rusia y Brasil. Por la región latinoamericana completa la participación México y Argentina. La otra cuestión nos lleva al interés de la Argentina por incluir el tema de la deuda y muy especialmente el conflicto con la justicia de Estados Unidos y la demanda de los fondos buitres.

Preocupa la falta de crecimiento económico

Sobre la cuestión de fondo, las deliberaciones y resoluciones se concentran en el escaso crecimiento de la economía mundial y la necesidad de asumir políticas que favorezcan la superación de la desaceleración económica mundial generada por la crisis desde las turbulencias del 2007 y especialmente la recesión mundial del 2009. Las tendencias aluden a efectos sociales regresivos hacia el 2018, completando una década de carga de la crisis sobre los trabajadores y pobres del mundo.

El epicentro de los problemas está en los países capitalistas desarrollados, especialmente Estados Unidos, cuyo crecimiento económico no termina de contribuir a resolver sus propios problemas locales y mucho menos a cumplir el esperado papel de locomotora de la economía mundial.

Un tema agravante es el impacto sobre el empleo con 33 millones de desocupados, agravado para los jóvenes que retrasan la incorporación al mercado laboral y constituyen un serio problema social y civilizatorio que favorece las tendencias a extender la participación juvenil en el capitalismo delictivo. Esto se expresa, entre otros problemas, en la producción y circulación de drogas o armas, como en la trata de personas. No solo se alude al consumo y difusión de esos problemas sobre la población joven, sino al involucramiento juvenil, como medio de vida, en la producción y circulación de mercancías en el circuito del delito económico.

En este sentido, conviene asociar la evasión y elusión fiscal de las grandes transnacionales y la especulación financiera al delito que define el capitalismo contemporáneo. No solo se trata del fenómeno de la extensión de los paraísos fiscales, que el G20 viene considerando sin ningún resultado visible desde noviembre del 2008, sino de la emergencia del problema del endeudamiento público de los Estados y ya no solo de los atrasados o dependientes, sino de los principales países del capitalismo desarrollado. Entre ellos destaca Estados Unidos con una deuda del 100% de su PBI, que en términos absolutos es la más grande del mundo, en las antípodas de la situación de 1945. Entonces, la situación de gran acreedor del mundo le permitió constituirse en potencia hegemónica del sistema mundial e imponer su moneda como equivalente universal. Es algo que ahora está en discusión, por Europa y crecientemente por China, con su tendencia a habilitar acuerdos de intercambios con monedas locales que sustituyen el monopolio del dólar en las relaciones económicas internacionales.

La litigiosidad en materia de deuda pública

En ese marco es que la posición de la Argentina llegó a la declaración final con el eufemismo de la litigiosidad, en alusión a las demandas de acreedores, los fondos buitres, que afectan procesos de renegociación de la deuda pública, tal como ocurre con la Argentina en la actualidad. El G20 instruyó a las autoridades económicas y monetarias, es decir, a sus Ministros de Economía y titulares de los bancos centrales de los países que integran el G20, para aportar recomendaciones sobre el asunto.

La preocupación trasciende a la economía de la Argentina y se proyecta en el nuevo fenómeno mundializado del crecimiento del endeudamiento público de los países. Es un problema derivado de la necesidad de sostener con estímulos financieros desde los Estados la crisis mundial. En rigor, mucho neoliberalismo y discurso crítico hacia la intervención estatal, con el objetivo de desarmar posiciones de los Estados nacionales en el sostenimiento de la función social desplegada desde los años 30 del siglo pasado, pero en concreto, una fortísima participación estatal para sostener a grandes empresas y bancos, aun con el impacto social regresivo en materia de pérdidas de empleos, salarios y disminución del gasto estatal en materia de seguridad social y derechos de la población en educación, salud o empleo.

Desde el gobierno de la Argentina se celebró la inclusión del tema por abonar en la iniciativa política internacional en la denuncia sobre la demanda de los fondos buitres y la sentencia de Juez Griesa de Nueva York que obliga a pagar a la Argentina el 100% de la deuda en litigio, mientras se gana tiempo para una eventual negociación a partir del cercano 2015, escapando a la cláusula de vencimiento a fin del 2014 que podría condicionar al país a ofrecer similares condiciones de pago al conjunto de los acreedores ingresados a los canjes de deuda del 2005 y del 2010.

Más allá de como termine la situación litigiosa, negociando o postergando la cuestión como problemas de una próxima administración gubernamental a partir de fines del 2015, la recomposición de reservas internacionales es una preocupación central de las autoridades económicas. En el transcurso de noviembre el stock de reservas pasó de 28.077 millones de dólares el 3/11 a 28.816 millones de dólares del 18/11 (último dato publicado por el BCRA al momento de la presente nota). Esa recomposición apunta a sostener un stock suficiente para hacer frente a los vencimientos de deuda y en la medida que resuelva el conflicto con los fondos buitres, reingresar al mercado financiero mundial para asumir nuevas deudas que apuntalen el ingreso de divisas y sostener un modelo económico que para funcionar requiere del ingreso sostenido de moneda externa, sea como inversiones externas o como préstamos.

La recomposición de reservas internacionales es principalmente derivada de la ejecución del segundo tramo del acuerdo swap de China y la Argentina por 500 millones de dólares. El primer tramo fue por 814 millones, sumando ya 1.314 millones de dólares pagaderos al año desde su ingreso al tesoro, con sus correspondientes intereses, los que se cancelan con recursos fiscales que compiten con usos alternativos como las compensaciones por pérdidas de ingresos ante la inflación que demandan los trabajadores activos y pasivos en este fin del año.

Vale considerar que Argentina recibió moneda China equivalente a esos millones de dólares, al tiempo que se depositaron pesos en China por ese monto. Ambos países usan la moneda local para cancelar operaciones de comercio mutuo, alejando al dólar de las transacciones. Un dato no menor es la creciente tendencia al déficit comercial de la Argentina respecto a China, cuyas exportaciones a nuestro país superan ampliamente a sus compras. De este modo, China ya no solo es un importante socio comercial, con saldo a favor, sino que es crecientemente un inversor externo en varios rubros, especialmente en infraestructura, equipos y tierras, adicionando ahora su carácter de prestamista.

Resulta una cuestión a estudiar relativa a la nueva dinámica de inserción internacional subordinada de la Argentina en el mercado mundial, y la reanudación de un ciclo de endeudamiento. Vuelve a perderse una oportunidad para suspender los pagos y auditar la deuda pública en la búsqueda de la independencia en un marco de una integración y un desarrollo autónomo del sistema capitalista. El mundo capitalista en crisis requiere de experiencias de otro orden, algunas de las cuales se procesan en Nuestramérica y que bien podría animar y potenciar la Argentina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Empleo y pobreza: Desde junio de 2013, se destruyeron casi medio millón de empleos

ACTA

Un informe del IPyPP, Instituto que dirige el diputado nacional de la CTA por Unidad Popular (UP), Claudio Lozano, analizó el empleo y la pobreza en último trimestre de 2014. "La cubierta del Titanic es un mal lugar para que la dirigencia política se siente a esperar la llegada del próximo gobierno”, sentenció Lozano.

“Argentina registra desde junio del 2013, 485.000 empleos menos y el 84% de esa destrucción (407.000) se concentra en los nueve meses de este año. Hay medio millón de indigentes más y un millón y medio de pobres más. El deterioro en los ingresos promedia el 7,7%, cifra que asciende al 11% para los trabajadores no registrados”. Estas cifras están extraídas del informe Empleo y Pobreza al Tercer Trimestre de este año, elaborado por el diputado Claudio Lozano, presidente del bloque Unidad Popular, junto a Tomás Raffo, Ana Rameri y Agustina Haimovich, investigadores del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP), en el que se registra el deterioro de las condiciones de vida que sufre hoy la población argentina.

El informe sostiene que el INDEC ha logrado que la destrucción sistemática de los puestos de trabajo de los últimos meses influya poco sobre la tasa de desocupación. “Si la cantidad de gente que busca trabajo se mantuviera en los niveles que tenía a mediados del 2013, los desocupados serían 700.000 personas más”, explica el estudio.

Sobre estos datos, Lozano ironizó: “es evidente que el militante de las estadísticas truchas Norberto Itzcovich, va reduciendo la tasa de actividad a medida que cae el empleo para que la Presidenta no se asuste con el aumento de los desocupados”.

Para el diputado, “el paro y la movilización de la CTA se inscriben en los efectos de quince meses consecutivos de destrucción de puestos de trabajo”.

En el informe, se destaca que “es imposible tapar el sol con las manos y negar la realidad del ajuste en curso en la sociedad argentina”. Según los números que de allí se desprenden, en el curso del 2014, como resultado de la caída en el empleo y el deterioro en los ingresos hay medio millón de indigentes más y un millón y medio de pobres más.

“Mientras el gobierno y los partidos tradicionales juegan a las alquimias electorales, el malestar social crece, ya produjo tres paros nacionales en los últimos dos años y hoy estamos frente a una nueva medida de fuerza. La cubierta del Titanic es un mal lugar para que la dirigencia política se siente a esperar la llegada del próximo gobierno”,sostuvo Lozano.

El deterioro de las condiciones de vida de la población al tercer trimestre del 2014: Síntesis y Conclusiones

La conflictividad social ha cobrado un protagonismo en la vida política actual que hace un tiempo atrás hubiese resultado impensado siendo que incluso en el horizonte se asoman perspectivas de mayor tensión. El efecto balsámico sobre el cuadro social que de la mano de la fase de crecimiento económico ininterrumpido tuvieron los primeros años de la pos convertibilidad ya no forma parte ni de la subjetividad ni de la realidad cotidiana de la sociedad argentina. Al agotamiento de las condiciones estructurales de crecimiento económico que comenzaron a expresarse ya hacia finales del año 2006 se sumaron un conjunto de decisiones en materia de política económica que en su derrotero aceleraron el proceso de estancamiento y deterioro social empujando a la sociedad argentina ha emprender un camino de ascenso en sus índices de empobrecimiento. A continuación presentamos las conclusiones principales que surgen del análisis del mercado laboral y de las condiciones de vida de la población al tercer trimestre del 2014:

* El año 2014 que inauguró con la devaluación más importante de todo el período de gobierno kirchnerista hizo saltar el piso de inflación casi diez puntos porcentuales por encima del año anterior acelerando el deterioro real de los acuerdos salariales de la mayor parte de los sectores. Al mes de Septiembre 2014 se acumuló un aumento del nivel general de precios del 30,7%, empatando así el grueso de los aumentos salariales pautados. La inflación, por consiguiente, como el principal dispositivo redistributivo puesto al servicio de los actores empresariales, ha permitido esterilizar por completo el aumento salarial pautado a principio de año y retrotraer el salario del segmento formal de los trabajadores al mes de Diciembre del 2013.

* Según la evolución del salario que surge de la EPH al primer semestre del 2014 los ocupados vieron incrementar sus ingresos en un 13,2% que frente al crecimiento del 22,6% en el nivel de precios significó una caída real del 7,7% para el conjunto de los trabajadores. El grupo más afectado fue el sector de los asalariados no registrados, los cuales sufrieron un retraso superior, del 10,9%. En promedio, el poder adquisitivo actual de los ingresos de los ocupados retrocede hasta ubicarse en el nivel que existía a fines del año 2008, período en el cual comienza a sentirse el impacto recesivo de la crisis internacional.

* En el plano laboral se observa que al tercer trimestre, la tasa de actividad del 44,7% es la más baja que se registra desde el inicio de la gestión kirchnerista y la tasa de empleo del 41,3% es la más baja desde el año 2006.

* Con respecto a lo ocurrido a fines de 2013 se observa una caída de la tasa de empleo en un 3,3%, lo cual implica una destrucción de 407 mil puestos de trabajo durante los primeros nueve meses del 2014 de los cuales, una parte significativa -176 mil personas- pasan a ser desocupados, aumentando así la tasa de desempleo en un 17,2%. El resto –cerca de 205,5 mil personas- se retira del mercado laboral, provocando una caída del 2% en la tasa de actividad. Por otra parte, la subocupación aumenta un 17,9%, sumando casi 225 mil subocupados más.

* Con el tercer trimestre 2014 se acumulan cinco trimestres consecutivos de destrucción sistemática de puestos de trabajo, esto es 485.267 empleos menos. El 84% de esa destrucción de puestos de trabajo se generó en lo que va del 2014, período en el cual se sumaron poco más de 176 mil personas a la fila de desocupados.

* Existen sospechas entre los especialistas, sobre una posible manipulación en la tasa de actividad frente a la sistemática caída verificada en los informes de prensa del INDEC desde el II trimestre 2013 que en términos estadísticos, en un contexto de destrucción de empleo, permite suavizar el ascenso de la tasa de desocupación. Realizando el ejercicio de mantener constante la tasa de actividad del 2do trimestre de 2013 se observa que la caída en la tasa de empleo se traduce en una tasa de desempleo más alta, que asciende al 11% para el 3er trimestre de 2014 en lugar del 7,5% difundido por el INDEC, y la cantidad de desocupados crece en casi 700 mil en el período analizado, en lugar de 20 mil, llegando a casi 2 millones de población desocupada.

* En cuanto a las condiciones de vida de la población que permite reflejar el análisis del nivel de pobreza por ingresos surgen los siguientes resultados al primer semestre del 2014:

- Según la metodología convencional del INDEC, la tasa de pobreza crece del 22,1% al 25,4% mientras la indigencia lo hace del 7,3% al 8,3% si se considera una estimación de mínima de la serie de inflación. Al considerar una serie de inflación máxima surge que los niveles de empobrecimiento pasan del 25,2% a finales de 2013 al 28,1% a mediados de 2014 y la indigencia aumenta del 11,3% al 12,8%.

- Según nuestra actualización metodológica, la tasa de pobreza aumenta del 32,7% a fines de 2013 al 36,2% a mediados de 2014 mientras la indigencia aumenta del 9,7% al 11,1% si se considera la estimación de precios mínima. Al considerar una serie de inflación máxima surge que los niveles de empobrecimiento pasan del 36,7% en el 2013 al 40% a mediados del 2014 y la indigencia crece del 15,1% al 16,7%.

* Cabe destacar que tanto la metodología tradicional como la alternativa, tanto el uso de la serie de precios que supone una estimación de mínima como la de máxima, coinciden en el hecho de reflejar que en tan sólo la primera parte de este año el ordenamiento económico vigente arrojó a la pobreza a 1,5 millones de personas más y a medio millón (500 mil) a pasar hambre.

El derrotero del delicado contexto social actual

La conflictividad social ha cobrado un protagonismo en la vida política actual que hace un tiempo atrás hubiese resultado impensado siendo que incluso en el horizonte se asoman perspectivas de mayor tensión. El efecto balsámico sobre el cuadro social que de la mano de la fase de crecimiento económico ininterrumpido tuvieron los primeros años de la postconvertibilidad ya no forma parte ni de la subjetividad ni de la realidad cotidiana de la sociedad argentina. Al agotamiento de las condiciones estructurales de crecimiento económico que comenzaron a expresarse ya hacia finales del año 2006 se sumaron un conjunto de decisiones en materia de política económica que en su derrotero aceleraron el proceso de estancamiento y deterioro social empujando a la sociedad argentina ha emprender un camino de ascenso en sus índices de empobrecimiento.

Es posible situar en el año 2012 un punto de inflexión en el cual se acelera y profundizan los rasgos de una etapa signada por el estancamiento en materia económica y recomposición social. Si bien, los años 2010 y 2011 demuestran repuntes respecto del período golpeado por la crisis internacional, el amesetamiento no tardó en llegar y lo hizo con mayor énfasis. Por ello es que en el año 2012 a las complicaciones que en el cuadro social implicaba el deterioro de los ingresos por la persistencia de elevadas tasas de inflación se adicionaron manifestaciones de crisis en el frente laboral en un número importante de sectores productivos, particularmente el de la construcción y la industria, que derivó en una destrucción de puestos de trabajo con epicentro en el segmento asalariado privado. En este período el sector público en su rol de empleador, particularmente a través de los gobiernos provinciales y municipales logró amortiguar la caída del segmento formal de los asalariados al tiempo que se expandió la informalidad laboral y el cuentapropismo. La novedad del año 2012 radicó, por lo tanto, en la desarticulación del eje productivo como generador de empleo dando lugar a partir de allí una mayor ponderación del sector servicios y en particular a la administración pública en la conformación del cuadro laboral.

Durante el año 2013 el mayor dinamismo de la economía –con un crecimiento del 3% - liderado básicamente por mejores resultados de la temporada agrícola 2012/2013 luego de la sequía del 2012, por la reactivación de obras de infraestructura y un mayor crecimiento del sector financiero, se instaló un panorama social de agudización del deterioro de las condiciones materiales de vida. La continuidad radica en una industria manufacturera con serias dificultades para levantarse de su fase recesiva por ello la cantidad de empleo del sector privado se mantiene estancado. Una industria que cabe decir, que si bien ha logrado recuperarse de los flacos niveles de la última parte de la Convertibilidad y de su salida, no pudo lograr en ningún año del período de la post-Convertibilidad recomponer los niveles de empleo anterior, concretamente al año 2013 la planta de obreros es un 15% inferior a la habida en el año 1991.

Durante este período se mantuvo, al igual que en el 2012, un importante aumento de la figura del empleo por cuenta propia lo cual indica, en este tipo de contextos laborales, alternativas laborales para una parte importante de la fuerza laboral que no logra insertarse en una relación salarial. Existe un rasgo que se dio durante el año 2013 que es preciso destacar por su fuerte impacto en las condiciones de vida de sector más vulnerable de la sociedad que es la novedad del inicio de un período de fuerte destrucción de puestos de trabajo informales del segmento asalariado sin su contrapartida en formalización. Este es un fenómeno que se inicia en el año 2013 y que continúa actualmente perjudicando fuertemente a los hogares de menores recursos en los que predomina este tipo de inserción entre sus integrantes.

De esta manera hacia el último semestre del año 2013 comenzó una fase de destrucción de empleo que hasta el momento continúa, con una caída de 78 mil puestos de trabajos. Por su parte la puja distributiva expresada en la histórica y tensa relación salario-ganancia ha comenzado a delinear un nuevo camino que va desde el estancamiento hacia el retraso salarial. Frente a una inflación acumulada que se situó en torno al 27% la mayor parte de los arreglos por paritaria del sector formalizado de los trabajadores durante el año 2013 tuvieron un techo del 25% .

Por esta razón es que se verifica que el Índice General de Salarios relevado por INDEC muestra una tendencia alcista del salario real que llega hasta el año 2011 a partir del cual comienza una paulatina y sistemática caída del salario real. Así, la nueva configuración de relaciones sociales que pone en escena un menor uso de fuerza laboral y un menor pago se termina por cristalizar en una expansión de la brecha de ingresos entre el decil de mayores ingresos (el decil 10) con respecto al más pobre (el decil uno). Mientras a fines del año 2013 el 10% más rico de la población se apropiaba de una magnitud de 5,8 veces más de la masa de ingresos, al año 2013 esta proporción creció a más de 6 así como también aumentó la cantidad de hogares sin ingresos del 0,4% al 0,6%.

De esta manera, durante el año 2013 y especialmente en la última parte del año fue testigo de protestas sociales, cortes, piquetes protagonizados por los movimientos de desocupados, trabajadores organizados y paros generales impulsados por las principales centrales de trabajadores. Según un informe del Observatorio de Derecho Social de la CTA “Durante el último trimestre de 2013 el crecimiento de la conflictividad laboral sostuvo la tendencia anual. Se registraron 366 conflictos, de los cuales 230 se llevaron adelante en el sector público, 112 en el privado, 24 en ambos sectores y 10 en el sector informal. En este periodo se observa el punto más alto de la serie 2011-2013” .

Así, el fin de año del 2013 culminó en su expresión más álgida con el acuartelamiento de la fuerza policial como medida de fuerza en reclamo de mayores salarios que desató paralelamente una ola de saqueos en diversos barrios del Conurbano Bonaerense poniendo en jaque la gobernabilidad que posteriormente se logró restablecer a costa de mayor presupuesto para gasto social pero con un descargo del Poder Ejecutivo Nacional en contra de los reclamos callejeros –como la apertura de las sesiones legislativas a principio de este año- e intentos de “regular” la protesta social a través de un dispositivo que articula control social con vigilancia y represión .

¿Qué viene pasando durante el 2014?

La economía durante el primer semestre del año 2014 demostró, según datos oficiales del PBI, un estancamiento. El PBI a precios del año 2004 pasa de $887.532,7 millones en el II trimestre del 2013 a $887.315,5 millones un año después, es decir que prácticamente ni se movió. Por su parte el Estimador mensual de actividad económica (EMAE) refleja una retracción de la actividad económica para una parte importante del período siendo que cinco de los primeros ocho meses del año muestran una variación interanual negativa con respecto al 2013.

Los Salarios

El 2014 inauguró con la devaluación más importante de todo el período de gobierno kirchnerista, que se efectuó a pesar de las promesas presidenciales de estabilidad cambiaria, a partir de un aumento del 23% del tipo de cambio oficial en un mes. El piso de inflación al iniciar el año superaba así cualquier expectativa y no tardaron en llegar los conflictos en los acuerdos salariales -muestra de ello es el paro docente que en la provincia Buenos Aires alcanzó un total de casi 20 días- que hizo desarmar la intención del gobierno nacional de imponer un tope en las paritarias del 20%. Los conflictos gremiales se agudizaron ya en los primeros meses del año 2014 ante la estrepitosa pérdida del salario lo que llevó a que ya en el mes de Febrero comiencen a firmarse los primeros acuerdos (Entidades Civiles) con una pauta salarial 10 puntos porcentuales por encima de la estipulada inicialmente. De esta manera, la menor pauta salarial no fue inferior al 25% y la más elevada no superó el 35% con adicionales de suma fija –generalmente no retributiva-.

De todos modos, pese al corrimiento del techo salarial la aceleración de la inflación hizo que más pronto que tarde el salario quedara retrasado. Según la última información disponible sobre la evolución del índice precios al consumidor (CABA) al mes de Septiembre 2014 se acumula un aumento del 30,7% de precios con respecto al último dato del año 2013, lo cual indica que la inflación, como el principal dispositivo redistributivo puesto al servicio de los actores empresariales, ha permitido esterilizar por completo el aumento salarial pautado a principio de año y retrotraer el salario al mes de Diciembre del 2013.

Lo anterior se observa también al examinar de cerca la evolución del salario y del resto de los conceptos de ingresos laborales de los ocupados: al primer semestre del año se observa que los ocupados (sin considerar los patrones) vieron incrementar sus ingresos en un 13,2% que frente al crecimiento del 22,6% en el nivel de precios significó una caída real del 7,7% para el conjunto de los trabajadores.

El grupo más afectado fue el sector de los asalariados no registrados, los cuales sufrieron un retraso superior, del 10,9%. De todos modos, el cuentapropismo también superó el rezago promedio con una caída del 9,2% y el segmento integrado a la formalidad cayó levemente por debajo, un 6,5%. Cabe mencionar que en promedio, el poder adquisitivo actual de los ingresos de los ocupados retrocede hasta ubicarse en los niveles que existían a fines del año 2008, período en el cual comienza a sentirse el impacto recesivo de la crisis internacional.

El empleo al tercer trimestre 2014

Según la última información publicada por el INDEC, la tasa de actividad es actualmente del 44,7%, abarcando a 17.228.060 personas que están trabajando o buscando un empleo. Es la tasa de actividad más baja que se observa desde el año 2003 inclusive, dando cuenta del fuerte desaliento que genera actualmente la situación del mercado laboral. La tasa de empleo, por su parte, alcanza al 41,3% de la población urbana, estando ocupadas 15.917.650 personas. En este caso, desde el año 2006 que no se observa una tasa de empleo tan baja.

La desocupación es del 7,5%, implicando en términos poblacionales un total de 1.292.105 desocupados. Por otro lado, un 9,2% de la PEA se encuentra subocupada, son 1.584.982 trabajadores que tienen una jornada laboral inferior a la que desearían. En conjunto, desocupados y subocupados suman 2.877.086 trabajadores que se encuentran subutilizados (un 16,7% de la población activa).

Si analizamos la evolución de las tasas con respecto a períodos anteriores, surgen las siguientes conclusiones:

Evolución trimestral: Al comparar con el trimestre anterior (Cuadro Nº 1), se observa una reducción del 0,2% en la tasa de actividad, que se compensa por el incremento poblacional llevando a que la PEA se mantenga estancada en términos absolutos. La disminución en la tasa se explica por una caída en el nivel de empleo: la tasa de empleo cae también un 0,2%, lo cual implica una destrucción de casi 3 mil puestos de trabajo. La tasa de desocupación se mantiene estancada, lo cual ante el estancamiento de la PEA lleva a que la cantidad de desocupados no varíe con respecto al trimestre anterior. Por otra parte, la subocupación cae pasando del 9,4% al 9,2% (-2,1%), explicando así la leve caída en la subutilización laboral que pasa del 16,9% al 16,7%.

Evolución anual: Si se replica el análisis en términos interanuales, de forma tal de anular los efectos estacionales, las conclusiones resultan aún más preocupantes. En efecto, la tasa de empleo se retrae un 3,8%, pasando del 42,91% al 41,4%,3. En términos poblacionales, ello implica una destrucción de nada menos que 456.622 puestos de trabajo . Semejante destrucción de puestos de trabajo no se observa en igual magnitud en el desempleo (los desocupados crecen en 92,8 mil) debido al desaliento traducido en una reducción notable de la tasa de actividad del 3%, que en términos absolutos implica que 345,5 mil personas dejan de trabajar y de buscar trabajo.

Evolución acumulada 2014: Cuando se observa la evolución con respecto a fines de 2013, a fin de analizar lo ocurrido en lo que va de este año, se agrava el panorama descripto. En concreto, el empleo disminuye un 3,3%, lo cual implica una destrucción de 407 mil puestos de trabajo durante los primeros nueve meses del 2014, de los cuales una parte significativa -176 mil personas- pasan a ser desocupados, aumentando la tasa de desempleo en un 17,2%. El resto –cerca de 205,5 mil personas- se retira del mercado laboral, provocando una caída del 2% en la tasa de actividad. Como puede verse, si aquellos que se retiraron momentáneamente del mercado laboral a causa de la pérdida de su empleo, decidieran buscar trabajo activamente, la tasa de desempleo sería considerablemente superior. Por otra parte, la subocupación aumenta un 17,9%, sumando casi 225 mil subocupados más.

A continuación se expone la variación trimestral en la cantidad de ocupados y desocupados desde fines de 2011 hasta la fecha. En primer lugar se observa que ya van cinco trimestres consecutivos de destrucción de puestos de trabajo, acumulando 485.267 empleos menos. El 84% de esa destrucción de puestos de trabajo se generó en lo que va del 2014, período en el cual se sumaron poco más de 176 mil personas a la fila de desocupados (110 mil en el primer trimestre y 66 mil en el segundo, con un estancamiento en el tercero). De este modo surge que el claro efecto desaliento observado en la caída de la tasa de actividad, no logró evitar el aumento del desempleo durante el último semestre, si bien lo amortiguó ficticiamente.

Cabe destacar que el llamativo estancamiento en la cantidad de desocupados durante el 3er trimestre de 2014, en un marco de destrucción sistemática de puestos de trabajo, se suma a una serie de sospechas en torno a las tasas del mercado laboral, particularmente la tasa de desempleo, que viene publicando el INDEC en los últimos informes y sobre la cual diferentes especialistas vienen alertando. En concreto, a pesar de que la tasa de empleo viene cayendo hace cinco trimestres consecutivos, la tasa de desempleo no aumentó en forma significativa (entre el 2do trimestre 2013 y el 3er trimestre 2014 pasó del 7,2% al 7,5%). De hecho, así como se destruyeron 485 mil empleos, la cantidad de desocupados en el mismo período sólo subió en 20 mil. Ello se explica porque desde mediados de 2013, a medida que comenzó a caer la tasa de empleo, cayó también la tasa de actividad.

Si bien es cierto que en períodos de extensa recesión el desaliento provocado por la falta de oportunidades laborales puede generar que luego de reiteradas búsquedas infructuosas las personas que perdieron su empleo se retiren del mercado laboral, pasando así a la categoría de “inactivos” y disminuyendo la PEA –situación que por cierto lejos estaría de ser alentadora-, el proceso que surge de observar las tasas del INDEC llama la atención al menos por dos motivos. En primer lugar, por la velocidad con la que responde la caída en la tasa de actividad a la caída en la tasa de empleo, como si todos (o la gran mayoría) de los que perdieran su empleo se desanimaran automáticamente retirándose del mercado laboral.

En segundo lugar, porque en contextos de pérdida del poder adquisitivo debido a un aumento acelerado de los precios como el experimentado con mayor crudeza en 2014 (considerando una inflación interanual del 40%), lo esperable sería incluso un incremento en la tasa de actividad en tanto más miembros del hogar deben salir a complementar los ingresos de los perceptores principales.

Es por ello que surgen dudas en torno a si la caída en la tasa de actividad, en el marco de la intervención del INDEC, en realidad no está encubriendo un aumento aún mayor en la tasa de desempleo. De hecho, si se realiza el ejercicio de mantener constante la tasa de actividad del 2do trimestre de 2013 -momento a partir del cual la misma empieza a caer-, la caída en la tasa de empleo se traduce en una tasa de desempleo que asciende al 11% para el 3er trimestre de 2014 (en lugar del 7,5% difundido por el INDEC) y la cantidad de desocupados crece en casi 700 mil en el período analizado (en lugar de 20 mil), llegando así a casi 2 millones de desocupados.

Los resultados en materia de Pobreza e Indigencia

La reciente publicación de la base de microdatos de la EPH correspondiente al segundo trimestre de 2014 permite realizar las mediciones de pobreza e indigencia, contrastando los ingresos de los hogares con el valor de las líneas de pobreza e indigencia de cada hogar.

A raíz del contexto socioeconómico anteriormente descripto, incluso considerando distintas metodologías de medición, los resultados en materia de pobreza e indigencia son alarmantes ya que en todos los casos se observa un aumento considerable de las tasas, como expondremos a continuación.

Series de Precios alternativas

A raíz de la intervención del INDEC y la subestimación de los precios realizada por el organismo desde el año 2007, decidimos considerar dos series de precios alternativas para dicho período:

SERIE 1:

- Para 2007 la estimación de la Comisión Técnica de ATE-INDEC;

- Para 2008 el Nivel General de Bevacqua, con una inferencia de Alimentos y Bebidas según la recaudación de IVA,

- Entre 2009 y 2013 sólo Graciela Bevacqua.

- A partir de 2014 utiliza IPC de la CABA.

SERIE 2:

- 2007: Comisión Técnica ATE-INDEC

- 2008 a 2011: Índice 4 Provincias con Chubut, Neuquén, San Luis y Santa Fe

- Utiliza IPC 4 Provincias hasta Abril 2012.

- Entre Mayo 2012 y Agosto 2013 utiliza Graciela Bevacqua.

- Desde Septiembre 2013 utiliza el IPC de la CABA.

Metodología convencional del INDEC con precios alternativos

Si utilizamos la metodología convencional del INDEC para medir pobreza e indigencia, aplicando ambas series de precios alternativos sobre los últimos valores de la CBA y la CBT publicados por el organismo antes de la intervención (Diciembre 2006), resulta que a Junio 2014 la CBA se encuentra en torno a los $2.752,3 y los $3.456,4. Por su parte, la CBT está entre los $5.194 y los $5.582,6.

A continuación se exponen los resultados en las tasas de pobreza e indigencia, considerando las canastas anteriormente presentadas. De allí surge que considerando la Serie 1, la pobreza creció del 25,2% a finales de 2013 al 28,1% a mediados de 2014, mientras la indigencia lo hizo del 11,3% al 12,8%.

Si se toma la Serie 2, la tasa de pobreza pasa del 22,1% al 25,4%, mientras la indigencia lo hace del 7,3% al 8,3%.

Actualización metodológica y precios alternativos

Si consideramos nuestra actualización metodológica en función de actualizar el obsoleto patrón de consumo de la metodología convencional y considerando los gastos no alimentarios de manera directa , los resultados son aún más alarmantes.

Mostramos el impacto de ambas series de precios alternativas en el valor de la CBA y la CBT elaboradas según la actualización metodológica, desagregadas por componente, para Junio de 2014. Allí surge que con la Serie 2, la CBA queda valuada en $3.272,8, es decir un 20% más baja que la Serie 1 ($4.110). Sin embargo, como el resto de los componentes resultan más caros que en la Serie 1 (con excepción de Salud), ello amortigua la diferencia de la CBT, que con la Serie 2 es un 8% más baja si consideramos a los propietarios, y un 2,5% inferior si consideramos a los inquilinos. Por otra parte, ambas series de precios utilizan el IPC de la CABA para 2014, con lo cual la variación porcentual en el valor de las canastas para el primer semestre del año coincide para ambas mediciones.

A continuación, exponemos los resultados en las tasas de pobreza e indigencia que surgen de considerar la actualización metodológica, para ambas series de precios:

1) la Serie 1, la de máxima, da cuenta de un aumento en los niveles de pobreza e indigencia siendo que la tasa de pobreza pasa del 36,7% al IV trimestre 2013 al 40% en el II trimestre 2014 arrojando debajo de la línea de pobreza a 1.563.052 personas. Por su parte la indigencia creció del 15,1% al 16,7% dando cuenta de la existencia de 750 mil personas más que pasan hambre.

2) la Serie 2, la estimación de mínima, indica que la pobreza crece del 32,7% a fines de 2013 al 36,2% a mediados de 2014 incrementando en 1.647.070 la cantidad de pobres mientras la indigencia aumenta del 9,7% al 11,1% llevando a la indigencia a 661 mil personas más.

Cabe destacar aquí la siguiente convergencia: tanto la metodología tradicional como la alternativa, tanto el uso de la serie de precios que supone una estimación de mínima como la de máxima, coinciden en el hecho de reflejar que en tan sólo la primera parte de este año el ordenamiento económico vigente arrojó a la pobreza a 1,5 millones de personas más y a medio millón (500 mil) a pasar hambre.

Anexo

Los cambios metodológicos en la EPH

Desde el 4to trimestre de 2013, el INDEC ha comenzado a implementar un proceso metodológico por el cual se actualiza la población de referencia de la Encuesta Permanente de Hogares. Este proceso debe realizarse cada vez que se hace un censo de población, ya que en base al mismo se realizan las proyecciones de población y se delimitan las áreas geográficas de las cuales se obtienen las muestras de viviendas particulares en las que se entrevistarán a los residentes. Según el organismo oficial, es a partir del cuarto trimestre de 2013 que comienzan a implementarse estos cambios en la EPH “dado que ya han sido finalizadas las tareas de revisión de las envolventes, están calculadas las proyecciones de población definitivas del CNPHV 2010, y está disponible la nueva muestra maestra MMUVRA” El mismo organismo establece lo siguiente:

“Con la finalidad de minimizar el impacto sobre las estimaciones, especialmente por tratarse en el caso de la EPH de una encuesta continua, las transiciones de áreas seleccionadas se realizan con reemplazos de un cuarto de muestra a la vez, hasta completar la migración.”

“(…) A fin de minimizar los efectos de las transiciones las estimaciones se realizan de la siguiente manera: los factores de expansión de las unidades de recolección provenientes de la MMUVRA se calculan en relación a la población de referencia proyectada a partir del CNPHV 2010; los factores de expansión de las unidades seleccionadas de la muestra maestra anterior se calculan según las proyecciones definitivas del CNPHV 2001. De esta manera la población de referencia obtenida para la EPH durante el proceso de transición responde a la definición de ponderación híbrida, es decir que resulta de la mixtura de dos fuentes de datos.”

Es a partir del 2do trimestre de 2014 que este proceso se finaliza, en tanto “todas las viviendas seleccionadas son extraídas de la MMUVRA y todas las estimaciones finales se ajustan de acuerdo a las proyecciones de población obtenidas a partir del CNPHyV 2010” . Si bien este mecanismo permitE que las nuevas tasas del mercado laboral surgidas de la EPH puedan continuar la serie publicada anteriormente, y de hecho así lo hace el INDEC cuando en el primer cuadro de su informe de prensa compara las últimas tasas con aquellas publicadas en el 3er trimestre de 2013, el mismo organismo publica al final de su informe un ejercicio que permitiría re-estimar la evolución de las tasas neutralizando los efectos de este cambio metodológico.

Los valores que surgen de dicho ejercicio, y que el mismo INDEC define como “no oficiales”, muestran que las nuevas proyecciones poblacionales implican una estructura etaria distinta, en tanto hay una menor proporción de personas entre 30 y 64 años, tramo etario en el cual se concentra la mayor parte de la población económicamente activa. De este modo, las tasas de actividad y de empleo publicadas por el organismo durante el 2013 serían en realidad más bajas. Es por ello que si se utilizan las tasas resultantes de ese ejercicio para estimar la evolución entre 2013 y 2014, si bien se sostiene la tendencia de caída en la actividad y en el empleo, la misma se aminora al comparar con una base menor. De este modo, la destrucción de puestos de trabajo en el año bajo análisis sería de casi 180 mil, en lugar de los 456 mil mencionados anteriormente. Por otra parte, se retirarían de la PEA más de 51 mil personas, en lugar de 345,5 mil. Sin embargo, tal y como el mismo INDEC lo aclara, este es un ejercicio de estimación “no oficial”, en tanto hasta el 3er trimestre de 2013 inclusive se usaron completamente las muestras surgidas del Censo 2001 y, por lo tanto, la única forma de saber a ciencia cierta cómo hubiera impactado en las tasas este cambio metodológico, sería volver el tiempo atrás al mejor estilo de la película “Volver al futuro” y volver a hacer la EPH implementando el cambio muestral.

Por otra parte, a casi 8 años de la intervención del INDEC y habiendo corrido mucha agua bajo el puente en términos de destrucción del sistema de estadísticas públicas, no sólo en lo que respecta al Índice de Precios sino también en lo referido a otros indicadores cruciales como la medición de la pobreza y la indigencia, las canastas básicas, la estimación del PBI, etc., los cambios metodológicos en la EPH mencionados anteriormente no se ven menos afectados por el oscurantismo y la pérdida de confiabilidad. Más aún si tenemos en cuenta que los mismos se han realizado utilizando el Censo 2010, cuya elaboración ha estado atravesada por los efectos más repudiables de la intervención del INDEC.

Según la Junta Interna de ATE-INDEC, “el desmantelamiento de los equipos de trabajo llevado adelante por los interventores, seguido de su política de `desarrollo secreto´ del Censo, con una inusual falta de solicitud de opiniones de expertos externos y con áreas de trabajo a cargo de equipos fantasma, impiden dar cuenta de cada uno de los aspectos de la tarea, que usualmente es abierta y multitudinaria, como corresponde a un operativo de magnitud incomparable con cualquier otro de los que encara el Instituto. (…) La calidad de los datos censales es tan dudosa como la del resto de la producción de la Intervención, cuestionada universalmente.”

Si se observan las tasas por región, el estancamiento de la desocupación con respecto al trimestre anterior es un promedio que invisibiliza el aumento de la desocupación en el GBA (explicada por el conurbano), en Cuyo y en la Región Pampeana, mientras en el resto de las regiones disminuye.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Envenenados en Venado Tuerto I

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Mario Bollero de ACECAS (Asociación Civil Espacio por la Conservación y la Acción Social) nos cuenta del estudio que demuestra el impacto de los agrotóxicos en la salud de los pobladores venadenses: hay "pesticidas" en la sangre de los habitantes de esta ciudad.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Karina Almirón sobre el Hospital Posadas: "para apagar este incendio trajeron un bidón de nafta"

LA RETAGUARDIA

Todos los medios tradicionales se hicieron eco. Dos personas cayendo de la terraza de un hospital público es una "gran noticia"; no por buena, sino porque tiene todos los condimentos que más aparecen en la cocina del gran gourmet de los medios: muerte por 2; 1 pizca de conflicto en su justa medida, todo bien revuelto y difícil de explicar. Las muertes de Emanuel García, camillero del Hospital Posadas de Haedo y la del paciente psiquiátrico Ariel Morisse, ocurridas el 13 de este mes, sirvieron un plato que, en realidad, ya estaba cocinado hace tiempo. Karina Almirón, trabajadora del hospital, contó cómo fueron las jornadas siguientes. Fue durante una emisión del programa radial Otras Voces, Otras Propuestas, que conduce Luis Angió junto a Ernestina Arias.

Ariel Morisse llegó hasta la terraza con la intención de suicidarse. Emanuel García subió para intentar evitarlo. Ambos terminaron cayendo y murieron en el acto. Estas muertes, según Almirón evitables, la hacen hablar de desidia: "La situación está muy complicada para todos los trabajadores del hospital y para toda la comunidad ante este hecho gravísimo que culminó con la muerte de estas dos personas. Creemos que no fue un accidente, sino una sumatoria de cosas que no se garantizaron. Por eso hablamos de desidia. En vez de traer algún tipo de solución las autoridades del hospital, del Ministerio y del Gobierno nacional fue un bidón de nafta para apagar este incendio. En estos momentos, por asamblea, votamos que las autoridades se tenían que ir del hospital, negarles la entrada, porque en estos cuatros meses que están en el hospital no han resuelto ninguno de los reclamos que veníamos haciendo desde hace años. No hablamos solo de cuestiones meramente sindicales, como el pase a plata o el aumento salarial: que Psiquiatría se baje a planta baja se viene pidiendo hace años; la falta de personal y de insumos... hace diez meses que no se compran insumos en el hospital. Tampoco se está haciendo el manteamiento de la parte vieja del edificio porque los trabajadores no tienen con qué arreglarlos;todo el tiempo se dan accidentes que ponen en riesgo nuestras vidas y las de los pacientes", aseveró Karina Almirón entre el dolor y la indignación

—Otras voces, otras propuestas: El hospital depende del Gobierno nacional aunque esté en provincia. ¿Cómo se eligen las autoridades?

—KA: El director del hospital es Donato Spaccavento. Son puestos políticos, no se eligen por concurso. Desde la dictadura para acá, se ponen directamente como puestos políticos desde Presidencia de la Nación por resolución presidencial.

—OVOP: ¿Al anterior director por qué lo desplazaron?

—KA: Viene siendo una profundización cada vez. Ante el reclamo, se cambian las autoridades y viene Spaccavento con la promesa de solucionar tanto los temas de infraestructura, la precarización laboral, los insumos, y lo único que hace es una fachada y no soluciona nada. Lo primero que hizo fue crear un grupo de teatro, pintar un mural, hacer un festival de tango. Cosas que están muy buenas, pero nosotros tenemos necesidades urgentes no resueltas: no hay potasio, no hay adrenalina, no hay barbijos para operar —los cirujanos tienen que operar con gasas tapándose la boca—, no hay guías para poner los sueros, no hay mascarillas para nebulizar, cosas básicas. Ni siquiera podríamos reanimar a un paciente, y no es porque ahora estamos de paro, los quirófanos nos funcionan por la falta de insumos.

—OVOP: ¿Actualmente siguen de paro?

—KA: Sí. Votamos en la asamblea de hoy a la mañana (la entrevista fue realizada el martes) continuar con la medida. Ayer habíamos votado crear un comité de crisis—permitiendo que se quede uno solo del Consejo, que es el que tiene firma— intentando que el hospital funcione hasta tanto se resuelva la situación del Consejo. Pero no queremos que entre el Consejo de Administración.
Eso era lo que habíamos votado; e, incluso, participar del corte del día jueves de las actividades que se van a hacer en el marco del paro de la CTA. Pero hoy a la tarde vinieron dos micros con barrabravas de Morón, vino Diego Spina, presidente del club, vino un fiscal federal, un integrante de La Cámpora, Lauro Grande, y un representante de Secretaría de Presidencia de la Nación, y trajeron al Consejo. Los hicieron entrar por la obra en construcción, no por ninguna de las entradas del hospital, y los metieron en una oficina sentados como si estuvieran en penitencia mientras el fiscal y los otros funcionarios hablaban con parte de la intergremial, que son quienes están, de alguna manera, dirigiendo el conflicto. Hubo amenazas de judicializarnos, que cuando vuelvan a entrar va a echar a todo aquel se robe una gasa, cuando, en realidad, ellos están robando el presupuesto del hospital. Ellos plantearon una reunión mañana en el Ministerio de Salud, pero con la condición que entre el Consejo en funciones nuevamente. Se les respondió, entre otras cosas, que lo decidiremos en la asamblea. Pero lo más triste de todo esto es que no se preocupan por las responsabilidades de por qué murieron este compañero y el paciente. A nosotros la muerte de Emanuel, uno de los compañeros más queridos del hospital, nos hizo gritar basta, no queremos un compañero muerto más. Todos los meses se nos mueren dos compañeros por estrés, jóvenes, por diferentes problemáticas asociadas a las condiciones de trabajo que tenemos.

—OVOP: La parte de adelante del hospital es nueva.

—KA: Es parte del famoso Plan Director que se hizo en diferentes lugares de organismos nacionales. Es un edificio nuevo.

—OVOP: Sacaron la fachada tradicional que tenía.

—KA: La fachada histórica quedó tapada. Los trabajadores le decimos Puerto Madero o la Maqueta, porque realmente es una fachada. Ahí funcionan las oficinas de los once integrantes del Consejo de Administración junto a sus sesenta asesores. Trajeron gente de La Cámpora, de Kolina, de Nuevo Encuentro y del Movimiento Evita. Un trabajador cobra siete mil pesos de sueldo en promedio, algunos cinco mil, otros, un poco más; estos asesores cobran treinta mil pesos más que nosotros. Y no trabajan, muchos son ñoquis. Es mucha la bronca. Podrían tener todos los asesores que quisieran si hubieran resuelto algo. Hasta ahora estaban en funciones plenas, puestos por la presidenta, y ni siquiera compraron solución fisiológica.

—OVOP: Abarcan una población muy grande en esa zona.

—KA: Sí, somos hospital de referencia nacional. Somos el único hospital enteramente nacional.

La indignación de Karina Almirón representa a la de muchos de quienes trabajan en el hospital. La muerte de Emanuel, sin dudas, los ha conmovido. Este conflicto, ni recién comienza, ni está agotado. Quizá alguien tenga que tirar el mantel y empezar de nuevo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Norma Bustos y el 217

Carlos Del Frade (APE)

Norma Beatriz Bustos fue la víctima número 217 de la violencia en Rosario. Es decir que se llevan producidos 217 homicidios en el departamento de la geografía donde se inventó la bandera como síntesis del sueño de la igualdad. Los viejos quinieleros dicen que el 17 es la desgracia. Doble desgracia, entonces, parece ser el misterio que se esconde en la cifra que rodea la vida de Norma Bustos.

"A mí no me importa que me maten, si yo ya lo perdí todo. Me mataron a mi hijo, se murió mi marido, ¿qué más me pueden sacar? Yo estoy vacía. Pero quiero que los que mataron a mi hijo se pudran en la cárcel. Si el infierno existe, yo vivo en el infierno desde que me mataron a mi hijo".

Siete meses atrás Norma Beatriz Bustos, la mamá de Lucas Espina, contaba su pena al conocer que los hermanos Milton y José Damario habían sido procesados como autores del asesinato de su hijo, ocurrido el domingo 27 de enero de 2013. Y lo que faltaba que le sacaran a Norma, su vida, ocurrió el jueves 20 de noviembre.

La mujer, de 53 años, recibió tres balazos mortales. Dos motociclistas cubiertos con cascos llegaron hasta el quiosco que atendía en su casa de Pavón al 4600, en barrio Tablada, y tocaron el timbre. Cuando la mujer fue a atenderlos por la ventana enrejada, le dispararon sin miramientos. Los tiros le impactaron en el pómulo, el cuello y el hombro, todo sobre el lado derecho”, decía el inicio de la excelente crónica que escribió el diario “La Capital”, de la ciudad de Rosario.

Primero fue su hijo, ahora fue ella. Dos veces la desgracia. 217. Pero no se trata de un castigo divino. Del desatino de dioses caprichosos y enloquecidos por la sangre humana. Es la consecuencia de otros dos saqueos, de dos “desgracias” colectivas. La destrucción de las herramientas materiales para construir un presente diferente en los barrios de la ex ciudad obrera, por un lado; y la complicidad de diversos sectores institucionales que miraron para otro lado mientras crecían las bandas violentas en aquellas geografías antes habitadas por talleres, comercios, empresas, pequeñas industrias, puerto, ferrocarriles, clubes, bibliotecas y cines.

El barrio de Norma se llama Tablada. En los años sesenta fue el escenario para el desarrollo de la extraordinaria experiencia de cultura popular que fue la Biblioteca Vigil, con miles de socios, jardines maternales, escuela primaria y secundaria, observatorio astronómico y hasta camping y balneario en la vecina ciudad de Villa Gobernador Gálvez. Una biblioteca que llegó a tener más de 80 mil libros como decía aquel luminoso quijote rosarino, el artista y militante por los derechos humanos, Rubén Naranjo.

Fue en Tablada, en los años setenta, en pleno proceso de ebullición política y social que el club Central Córdoba ascendía a la primera B y tenía un crack excepcional, Tomás Felipe “el Trinche” Carlovich, figura excluyente de un partido de leyenda donde la selección rosarina de fútbol le dio un baile notable a la “Argentina” que luego iría al Mundial de Alemania.

Tanto la Vigil como aquellas gambetas y guapeza del Trinche no eran casualidades, sino el resultado de un barrio que se hizo cada vez mejor a partir del trabajo en el puerto, el ferrocarril, los frigoríficos y el comercio que surgía gracias a ese impulso interno.

Después vino la construcción del agujero negro. Desaparecieron las fuentes laborales y surgieron las bandas hijas directas de la corrupción policial y la complacencia política, judicial y empresarial. Dos veces la desgracia, el misterio del 217.

Norma Bustos estaba convencida de que la iban a matar. Hoy, a pesar del dolor, en Tablada insisten en la refundación de la Vigil que ya tiene treinta talleres para incluir a esos pibes que ya no están en la secundaria; en el barrio donde todavía gambetea el fantasma del Trinche, hay una orquesta juvenil que ofrece música y arte como abrazos para los sedientos de un presente no violento; y es allí, alrededor de la casa de Norma, donde las vecinas y los vecinos saben con precisión que no alcanza con policías y gendarmes, que para terminar con la doble desgracia es fundamental la organización y el compromiso desde abajo. Para que el amor y la lucha de Norma no hayan sido en vano.

Fuentes: Diario “La Capital”, viernes 21 de noviembre de 2014. Entrevistas propias del autor de esta crónica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (CLXXIII): El dilema

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

Comenzaba octubre, en aquél año 1974.

Este era el mes del aniversario de la caída en combate del comandante Ernesto Che Guevara y de aquél 17 de octubre de 1945, en el que la clase obrera argentina irrumpió en la historia reclamando sus derechos y la libertad del “Coronel Perón”.

Poco y nada tenía que ver, este tercer peronismo, hoy en el gobierno, con aquella jornada.

El llamado Pacto Social determinaba que se congelaran los salarios de los trabajadores, se suspendieran las paritarias y se postergaran las reivindicaciones de nuestro pueblo.

Las banderas de la Liberación Nacional y Social, por la que dieron su vida los militantes populares y revolucionarios, eran suplantadas por un discurso claramente macartista; producto del acuerdo de la fracción burguesa del Movimiento, Perón y el partido militar.

En este se inspiraban las bandas para estatales -la AAA y el Comando “Libertadores de América”-para asesinar y sembrar el terror.

Este escenario, tenía que tener en cuenta, para tomar una decisión frente al complejo dilema que se me planteaba ante la posibilidad cierta de ser victimado por los fascistas que, en varios comunicados, me habían condenado a muerte.

Por una parte salir del país, junto con Alba y los chicos suponía, como lo habían hecho varios compatriotas, que pidiera asilo en la Embajada de México.

La nación azteca tenía una larga tradición de respeto al derecho de asilo.

En la misma se habían refugiado los perseguidos de las dictaduras de España, Cuba, Nicaragua y la Republica Dominicana, entre otras.

Nunca, este país, había reconocido al gobierno del dictador español Francisco Franco, por otra parte había mantenido relaciones diplomáticas con el gobierno de la Republica Española, en el exilio, hasta la desaparición de éste.

Esta opción suponía sumarme a una oficina de solidaridad que se estaba organizado en París.

Todo parecía muy claro pero a nosotros nos parecía que era desertar, abandonar a los compañeros que seguían luchando por un cambio revolucionario.

Respetábamos la decisión de los que elegían este camino; pero sentíamos que no era el mejor para nosotros.

La segunda posibilidad que quedaba era, pasar a la clandestinidad, para lo cual tenía que integrarme a las filas del PRT-ERP.

Para Alba esta posibilidad no le ofrecía problema alguno; ya que ella militaba en esa organización revolucionaria, desde fines del año 1973.

Junto con compañeros, que participaban de nuestra organización en Paraná, había elegido ese camino para “fortalecer el polo rojo”; luego de experiencia fallidas con otras formaciones revolucionarias del campo popular; que he descripto en notas anteriores de esta saga.

En mi caso tenía una larga relación con este Partido, a partir de la militancia de Susana y de Luis, en el mismo.

Por otro lado la pertenencia al peronismo, del que formaba parte desde 1954, se me había ido diluyendo al ver la transformación de este, que en algún momento era, como dijera Cooke, el “hecho maldito del país burgués”, en el principal soporte del modelo económico de dominación y de dependencia.

Con el PRT tenía innumerables coincidencias que pasaban, fundamentalmente, porque entendía que sus militantes rescataban el pensamiento guevarista y eran parte de ese gran movimiento revolucionario, que sacude a todo el Tercer Mundo, desde la década del 60.

Por supuesto que estar “clandestino” me generaba dudas ya que estaba acostumbrado a realizar la actividad política públicamente.

Por otro lado, nos preguntábamos con Alba, como haríamos con los chicos, las escuelas, etc.

Susana recibió la decisión, con alegría, pese a que siempre “me cuidaba” y se preocupaba por mi seguridad.

Le parecía importante que persistiéramos en mantener la confianza en el triunfo revolucionario y que canalizáramos nuestro esfuerzo, en su Partido.

Respecto a cómo nos íbamos a mover en la nueva condición nos contó su experiencia y la de otros compañeros que estaban en la misma situación; señalando que lo principal era ser disciplinado y moverse ordenadamente.

Sugirió, que mientras preparaban mis documentos con la nueva identidad, saliera de la ciudad y consiguiera refugio en la casa de algún colaborador.

Le dije que, adelantándome a ello, había hablado con un abogado Osvaldo Acosta que era nuestro enlace con la revista “Militancia”, durante el tiempo que estuve en la dirección del diario, que me ofreció llevarme a Chacabuco -la ciudad donde naciera Haroldo Conti excelente escritor y gran amigo- en la que vivía su suegro, que era médico de la policía, lo que lo hacía insospechado.

Este no tendría problema en hospedarme durante varios días.

Con un dejo “nostálgico” le pedí a Susana que el nombre que llevara el documento falso fuera el de Luis Vélez, que era el que me había adjudicado el “Bebe” Cooke en 1962; cuando iniciara el entrenamiento en la “isla de la Libertad”.

Al día siguiente partí hacia la localidad de la provincia de Buenos Aires señalada.

En el camino trataba de revisar todo lo que había pasado en esos meses, desde aquél 8 de diciembre de 1973 que me hice cargo de la dirección del diario “El Mundo” e intentaba pensar cómo sería nuestra vida, desde este momento.

Lo que me estaba pasando se daba en un contexto de agudización de la represión y de aumento de los conflictos sociales.

En la fábrica de Alpargatas, de Florencio Varela, los trabajadores, desconociendo la dirección del gremio que encabezaba Casildo Herrera, realizaron un paro, con corte de ruta, en reclamo de la reapertura de las paritarias.

Por su lado, en todo el cordón industrial del gran Buenos Aires, las comisiones internas de fábrica conformaban coordinadoras para unificar los conflictos.

El 9 de octubre, en una parodia de allanamiento, personal de la policía de Córdoba a las órdenes del torturador Héctor García Rey, ingresó en la sede del Sindicato de Luz y Fuerza; argumentando que en su interior se ocultaban armas y explosivos.

Al mismo tiempo la justicia, cómplice de la intervención federal, ordenó la captura de todo el Consejo Directivo que encabezaba Agustín Tosco; el que, a partir de ese momento, decidió moverse en la clandestinidad.

Cuando llegamos a la casa, en la que permanecería el período necesario para asumir la nueva identidad, el anfitrión, con cierta afectividad pero, claramente, me señaló que no debía salir de la habitación.

Podía leer y escuchar radio, bajo ningún concepto, debía asomarme al patio ya que como era esta una ciudad pequeña, si los vecinos advertían algo extraño iniciarían un verdadero “conventillo”; peligroso para la seguridad de ambos.

Ya instalado en mi domicilio “temporal”, la primera noticia que me impactó fue la lectura de un comunicado de prensa de la Dictadura chilena que daba cuenta que el 5 de octubre había sido abatido el Secretario General del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, Miguel Enriquez.

¿Cómo asumir la nueva condición? ¿De qué manera empezaban a expresarse las diferentes corrientes revolucionarias? ¿Ante un claro debilitamiento del gobierno isabelino, que postura asumir? Estos y otros temas serán abordados en mi próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex Director del diario “El Mundo” y de las Revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Jorge Garaventa y el mito del abusador abusado

LA RETAGUARDIA

El psicólogo y psicoanalista se refirió al abuso sexual infantil, retomando el artículo de Laura Gutman pero también otras teorías que buscan imponer representantes de lo que caracterizó como sexualidad represora y cultura patriarcal. En una entrevista realizada por Alfredo Grande e Irene Antinori para el programa Sueños Posibles, que se emite por Radio La Retaguardia, Gareventa además reflexionó sobre la muerte de Omar Chabán y su posible consecuencia en los familiares y sobrevivientes de la Masacre de Cromañón.

Jorge Garaventa es un militante contra el abuso sexual infantil y como tal ha trabajado para dar por tierra con una teoría a la que no considera errónea, pero sí tendenciosa que se relaciona con lo que llamó “el mito del abusador abusado”. El especialista dijo que esa teoría era “una reflexión que sostenía -y en algunos sectores sostiene- que el abusador sexual de niños es en realidad alguien que ha sido él abusado. Lo que entonces yo empecé a ver primero es que esto no tenía ninguna correspondencia con lo clínico, sino todo lo contrario: quien ha sido abusado cuando niño lejos de poder devenir en un abusador cuando adulto es -al contrario- un sujeto pasible de ser abusado en todas y cada una de las instancias de su vida, incluso en lo político, más allá de que además porta una especie de minusvalía defensiva, porque en realidad una de las secuelas más severas que deja el abuso sexual infantil no procesado es la cuestión de que psiquis arrasada es psiquis sin posibilidad de defenderse y más en el reino de la sociedad capitalista”.

“La otra cuestión que se suele decir es que hay una banalización en algunos sectores del tema del abuso sexual infantil –continuó Garaventa–, y yo digo que hay una banalización siempre y cuando tomemos la banalización en el sentido en que la tomaba Hannah Arendt, por ejemplo, porque de lo contrario estamos negando la otra cuestión que es: cuando se ‘banaliza’ el abuso sexual infantil, lo que se está haciendo en realidad es desideologizar la actitud de la intención de aquel que está quitándole la severidad que tiene un delito y un avasallamiento tan tremendo de la niñez”.

Garaventa además se refirió al texto publicado por Laura Gutman acerca del abuso sexual infantil y las supuestas motivaciones que llevan a un adulto a cometer estos actos: “así como algunos salimos a plantear y aclarar rápidamente qué era lo que se estaba diciendo y qué era lo que se estaba tratando de aplastar con esos dichos, también hoy veía que hay toda una corriente defendiendo la posibilidad de pensar distinto, como si propiciar, avalar, ensalzar el abuso fuera pensar diferente, en vez de entender cuáles son las fuerzas que se están liberando cuando se está avalando una cosa como esta. En realidad no son cosas ni descuidadas ni casuales, son posicionamientos intencionales que tienen que ver con el lanzamiento de políticas, porque en realidad la sexualidad represora no se rinde, la cultura patriarcal no se rinde, los abusadores no se rinden y así como nosotros intentamos armar redes, del otro lado hay redes de pedofilia, de pornografía y redes comerciales también”.

Paradigma de la enfermedad social

La charla con Jorge Garaventa se realizó el mismo día de la muerte de Omar Chabán, por lo que se le consultó al psicólogo y psicoanalista, vecino de Cromañón que acompaña a familiares, sus primeras sensaciones tras conocer esta información: “primero, a mí no me puso ni contento, ni triste, lo que me pasó es que apenas se muere Chabán me empezaron a llenar el celular de mensajes para avisarme, entonces yo pensaba que no se había llenado el celular de mensajes cuando murió Mariana Márquez, que fue la primera madre que murió, ni cuando murieron las dos mamás en los días de las marchas, ni se llenó el celular por los cien padres y madres muertos, o por los abuelos, o los sobrevivientes suicidados, por aquellos que deambulan sin destino porque en realidad son como bombas de tiempo portando la crisis no resuelta de haber estado al borde de la muerte, de haber visto morir a sus amigos... entonces yo digo que la muerte de Chabán puede conmover como conmueve la muerte de cualquier ser humano y punto, pero después lo cierto es que Chabán pudo despedirse de sus familiares, no sufrió ahogos, no murió apilado en un estacionamiento ni en la vejación de una morgue... entonces lo que yo digo es que para mí más allá de que pueda lamentarlo por sus familiares; en realidad sigue siendo de cualquier manera un paradigma de la enfermedad social, sigue siendo un representante de aquellos de los que se ufanaban con esta cuestión de lo cotidiano corrupto, la cosa del reviente, la cuestión de las coimas, la corrupción empresaria, en definitiva creo que Chabán era eso y no hay demasiadas razones para que deje de serlo porque se haya muerto”.

Para Garaventa, lo sucedido en Cromañón fue de alguna manera una síntesis de la corrupción política, empresaria y cultural: “creo que eso fue lo que completó todo el panorama nefasto de aquel momento. Insisto, a mí no me alegra la muerte de nadie, alguna gente hoy estaba contenta, otros conmovidos, y también es cierto que la muerte de Chabán en relación a los familiares va a traer algunas secuelas en el sentido de que cuando pasan, este tipo de cosas conmueven, reviven y dejan a la persona de nuevo en la soledad frente a su propio duelo. Esta cosa de luchar para que se lo condene a Chabán, a Callejeros, para destituir a (Aníbal) Ibarra, son de alguna manera actitudes, luchas que arman como una columna vertebral paralela, cuando eso se cae porque alguna de esas luchas termina, bueno, ahí aparece una cuestión a la que hay que estar atentos, esto lo planteo como psicólogo además”.

Las víctimas, los victimarios y la muerte que puede invertir los roles

Hacia el final de la entrevista, Alfredo Grande reflexionó acerca de que existe un nexo entre ambos temas, la muerte de Chaban y el abuso sexual infantil, que el propio Garaventa ha trabajado, que es el hecho que la víctima termine siendo victimario: “creo que hay una lectura que se va a imponer: que Omar Chabán, uno de los victimarios de la masacre de Cromañón, muere en las condiciones en que murió, de cáncer, preso, internado, y ahí pasa a ser una víctima él, como que la muerte transforma al victimario en víctima, y la muerte transforma a la víctima en victimario, por lo tanto hay una lectura que seguramente va a surgir en algún momento, y habrá que estar atentos, que no es que Chaban murió, sino que también fue asesinado, como una nueva víctima. Y creo que esto pasa también con las víctimas del abuso sexual infantil. En el artículo de Laura Gutman aparecería el niño abusado como victimario del adulto que en un acto de amor quiere frotarlo, acercarse”, dijo Grande.

Jorge Garaventa coincidió con las palabras de Alfredo Grande. No es casualidad, ambos han transitado el mismo camino tanto en la militancia contra el abuso sexual infantil como en el acompañamiento de los familiares y sobrevivientes de la masacre de Cromañón.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Fallo judicial impide la inspección en institutos de menores

APL - RED ECO

Las condiciones de detención de niños, niñas y adolescentes no podrán ser auditadas por la Procuración Penitenciaria de la Nación. Así los dispusieron los jueces, Eduardo Rafael Riggi y Liliana Catucci, recientemente, con el voto en disidencia de Ana María Figueroa, todos integrantes de la Sala III de la Cámara Federal de Casación. De ese modo, los “hogares” que habitan los chicos privados de libertad seguirán siendo un coto cerrado a toda inspección, acrecentando la incertidumbre sobre la cantidad de menores encerrados, el trato que reciben, las condiciones edilicias que los cerca, los alimentos que ingieren o los medicamentos que reciben o les son negados.

Recordemos que estamos en la Argentina, donde todos estos rubros son desastrosos en las cárceles de adultos con récord de detenidos, muertes y torturas en la etapa constitucional.

Por su parte, Ariel Cejas Meliare (PPN) calificó de “vergonzoso” el fallo de esta Cámara y valoró la argumentación de la jueza Figueroa quien, en disidencia, reconoció la manifiesta ilegalidad de las restricciones fijadas por la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Sennaf). La magistrada subrayó la arbitrariedad del fallo de la Cámara que, a su juicio, supuso un “avasallamiento” de la independencia del organismo. También recordó que la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional había habilitado el ingreso de la PPN a los institutos de menores dependientes de la Sennaf, medida ahora revocada.

Asimismo, Cejas Meliare indicó que del dictamen “convalida una clara maniobra obstaculizadora del organismo que, desde el año 2009, impide de modo ilegal y arbitrario que la PPN ejerza regularmente sus facultades y supervise el funcionamiento y las condiciones existentes en dichos centros de detención y dejando virtualmente desprotegidos a los niños, niñas y adolescentes privados de su libertad”.

La PPN adelantó que recurrirá lo resuelto ante la Corte Suprema de Justicia como así también estudia llevar el caso ante instancias internacionales, expresando “una enorme preocupación por el fallo que convalida la situación del sistema penal juvenil que ya ha merecido la condena de organismos internacionales y profundiza la vulnerabilidad y desprotección de un sector de la población penal históricamente postergado”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La Procuración Penitenciaria irá a la Corte para entrar a institutos de menores de Nación

OTROS CÍRCULOS

El organismo recurrirá lo resuelto por la Sala III de la Cámara Federal de Casación, que le impide ingresar a inspeccionar los lugares de encierro para chicos y jóvenes privados de la libertad dependientes de la Secretaría Nacional de Niñez.

La disputa es larga. La Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional había habilitado el ingreso de la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN) a los institutos de menores dependientes de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF) del Ministerio de Desarrollo Social. Esta decisión confirmaba el fallo de la jueza Wilma López, a cargo del juzgado de Instrucción N° 38, que puso fin a una disputa de más de cinco años entre ambos organismos al reconocer la potestad de la PPN de ingresar a dichos establecimientos, donde se alojan chicos y jóvenes privados de la libertad.

El fallo fue recurrido por la SENNAF, un organismo creado por la ley 26.061, de Protección Integral de los Derechos niñas, niños y adolescentes, que está a cargo de Gabriel Lerner y viene resistiendo activamente las pretensiones de la PPN de ingresar a los centros de encierro para monitorear sus condiciones y funcionamiento. A fines de julio pasado, la Procuración también había recurrido esta decisión, porque condicionaba la posibilidad del monitoreo al cumplimiento de una serie de requisitos no previstos por la ley.

En el último fallo de la Sala III de la Cámara Federal de Casación, el voto de los jueces Riggi y Cattuci, que formaron la mayoría, contradice el texto de las leyes 25.875 (Procuracion Penitenciaria) y 26.827 (Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes) que pretenden afianzar los controles sobre los centros de detención y busca remover cualquier impedimento al ejercicio de estas tareas. La sentencia pierde de vista que existen numerosas denuncias de malos tratos por parte de niños y niñas privadas de su libertad, además de que la SENNAF está obligada a dejar sin efecto la resolución que prohíbe el ingreso de la PPN, de acuerdo a lo previsto por el artículo 55 de la ley 26.827 que establece que “Para el mejor cumplimiento de las obligaciones emanadas del Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, las autoridades competentes deberán modificar las reglamentaciones administrativas que resulten contrarias a las normas previstas en la presente ley”. La jueza Figueroa, en disidencia, reconoció la manifiesta ilegalidad de las restricciones fijadas por la SENNAF y resaltó la arbitrariedad del fallo de la Cámara de Apelaciones que, a su juicio, supuso un “avasallamiento” de la independencia del organismo.

En un comunicado de prensa, la PPN expresó que de esta manera se convalida “una clara maniobra obstaculizadora de la Secretaría de Niñez, que desde 2009 impide, de modo ilegal y arbitrario, que la PPN ejerza regularmente sus facultades y supervise el funcionamiento y las condiciones existentes en dichos centros de detención, lo que deja virtualmente desprotegidos a niños, niñas y adolescentes privados de la libertad”.

La PPN adelantó que recurrirá ante la Corte Suprema de Justicia lo resuelto y levará el caso ante instancias internacionales, expresando una enorme preocupación por el fallo que convalida la alarmante situación del sistema penal juvenil.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Carlos Carvallo se sumó a la lista de misioneros prófugos de la Justicia

MISIONES ON LINE

El periodista Carlos Carvallo se sumó a la lista de prófugos de la Justicia por delitos de lesa humanidad que tiene a otros protagonistas misioneros. Buscado por presuntos delitos cometidos en Entre Ríos, durante la última dictadura cívico militar, Carvallo desapareció de su casa y lugar de trabajo al mismo tiempo que trascendió su orden de captura, librada por el juez Leandro Ríos, de Paraná. Desde el martes pasado no se conoce su paradero, por lo que se sumó a la lista encabezada de escondidos que tiene a otros ex militares como el coronel Antonio Arrechea Andrade, quien vivió cómodamente en una chacra de Andresito hasta que el juez español Baltasar Garzón pidió su extradición.

Antonio Andrade Arrechea, nació en Santo Antonio, Paraná, Brasil, pero se nacionalizó argentino y vivía en ambos lados de la frontera. Fue integrante de la policía tucumana y registra órdenes de captura en tres causas; entre las que se destaca la llamada “Masacre de las Palomitas”, cuando doce presos políticos fueron fusilados cerca de la ciudad de Salta. Está prófugo desde 2003.

El año pasado, con una cinematográfica fuga, se sumó a la lista el represor misionero Jorge Olivera, quien estaba detenido en el Hospital Militar Central Cosme Argerich, junto con Gustavo de Marchi. Olivera, conocido como el “Carnicero de San Juan, fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de San Juan a 25 años de encierro y por él ofrecen una recompensa de dos millones de pesos. Recibido de abogado, supo defender a íconos del terrorismo de Estado como el general Carlos Guillermo Suárez Mason, el almirante Emilio Eduardo Massera y el criminal de guerra nazi Erich Priebke.

Además se ejercer la abogacía, alternaría esa profesión con su militancia en el Movimiento de Dignidad Nacional (MODIN), liderado por su dilecto amigo Rico. Incluso, presentó su candidatura a diputado en las elecciones de 1999 en Misiones, pero sin éxito.

El último dato que se tiene de Olivera es que estuvo en la estancia La Susanita, ubicada a 30 kilómetros de Posadas, en el límite con Corrientes, por lo que se produjeron allanamientos en la zona. Asimismo, se realizó otro allanamiento en La Casa del Repuesto, ubicada en Pedro Méndez y avenida Uruguay, de Posadas.

Aunque no es misionero, también está prófugo de la Justicia Jorge Raúl Vildoza, quien tuvo negocios y vínculos con la política local durante los 90, cuando “invirtió” dinero en los juegos de azar durante el gobierno de Ramón Puerta.

“No fui denunciado”

Carvallo desde hace tiempo sabía que su nombre comenzó a ser mencionado en causas donde se investigaban delitos de lesa humanidad. Pero en 2012, cuando Misiones On Line le consultó por su aparición en el listado de informantes del batallón 601, respondió que “no fui denunciado en ningún momento y no tengo nada que ocultar ni responder”.

La acusación más contundente es la del ex dirigente de ATE Manuel Ramat, quien asegura que fue el copiloto de Alfredo Abrazian en el “Show de los Impactos” el policía que lo secuestró y atormentó durante los días en que estuvo detenido.

“Él se presentó como oficial. Estaba a cargo de un grupo de tareas, y participó y dirigió activamente las torturas que recibí”, contó Ramat, al ser entrevistado por Radio Libertad y Misiones On Line.

Ramat, en el juicio por delitos de lesa humanidad que se lleva adelante en Entre Ríos por la causa Área Paraná señaló varias veces a Carlos Carvallo como integrante del grupo de tareas que lo secuestró y torturó.

“Él se hacía conocer, Y comentó que estaban recibiendo instrucciones militares para interrogatorios y tortura desde principios de 1975. Yo estuve encapuchado pero a partir de la voz lo identificaba de cuando había ido a casa de mis padres y se presentó como el oficial Carvallo”. Luego aseguró que “él participó activamente de las torturas y las dirigió”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...