miércoles, 10 de septiembre de 2008

Espionaje de Estados Unidos confirmó que Georgia agredió a Osetia del Sur

RIA NOVOSTI

La congresista estadounidense Dana Rohrabacher declaró que fuentes del espionaje de Estados Unidos confirmaron que Georgia inició la agresión contra Osetia del Sur y que no hay fuentes independientes que confirmen que Rusia invadió a Georgia, como denunciaron las autoridades georgianas.

"Las fuentes de inteligencia con las que conversé y que fueron muchas, confirman que Georgia inició las recientes acciones de guerra ocurridas en territorio georgiano y en sus provincias separatistas", dijo ayer Rohrabacher durante un debate en el congreso estadounidense.

Rohrabacher, presidenta adjunta del subcomité de organizaciones internacionales de la cámara de representantes, subrayó que los georgianos violaron el alto al fuego en esa zona de conflicto, y que las aseveraciones de supuestas provocaciones por parte de los separatistas surosetos, no alteran el hecho de que Tbilisi optó por la guerra.

La congresista calificó de "hoja de parra" los intentos de responsabilizar a los surosetas de haber provocado la guerra en el Cáucaso y dijo que ese tipo de argumentos recuerdan el famoso incidente en el golfo Tonkin, el falso ataque a lanchas estadounidenses, que sirvió de pretexto para que EEUU declarara la guerra a Vietnam. "Los rusos tuvieron la razón y nosotros no. Los georgianos desataron una guerra en el Cáucaso y los rusos le pusieron fin", subrayó la congresista del partido republicano.

Afirmó que frente a la agresión de Georgia que causó la muerte a de más de mil quinientos civiles, la Casa Blanca adoptó la política de "doble rasero" y dijo que ya es tiempo que EEUU reconozca que la situación en Osetia del Sur es una repetición de lo ocurrido en Kosovo.

Kosovo como provincia separatista de Serbia y Osetia del Sur y Abjasia como repúblicas que se separaron hace ya 16 años de Georgia suponen situaciones muy análogas, afirmó la congresista.

"La única diferencia es que nosotros somos estadounidenses y ellos son rusos, y ese pueblo que quiso independizarse allá (Osetia del Sur) son pro-rusos", subrayó.

Resaltó que antes que todo, EEUU debe reconocer el derecho a los pueblos a la autodeterminación.

"No podemos pensar que por ser miembros de la OTAN, tengamos derecho de apoyar gobiernos que utilizan la fuerza contra grupos étnicos que quieren ser libres e independientes", subrayó Rohrabacher.

Por otra parte, en los debates los congresistas estadounidenses discutieron los sucesos ocurridos en el territorio georgiano a partir de la tesis de que Rusia había comenzado una invasión contra Georgia.

"Lo exacto es que el 7 de agosto los georgianos nos informaron de que vehículos blindados rusos habían entrado en un túnel en la frontera entre Rusia y Georgia y los georgianos nos dijeron que temían que los rusos se disponían a entrar y atacar a Georgia", afirmó el Secretario de Estado adjunto para Europa Daniel Fried.

Fried afirmó que la conclusión de que Rusia invadió a Georgia se basa únicamente en informaciones suministradas por la parte georgiana y que hasta el momento, no hay fuentes independientes que puedan confirmar o desmentir esa información.

El diplomático informó a los congresistas de que la Casa Blanca "en varias ocasiones y de forma inequívoca" advirtió a Georgia de emprender acciones de guerra contra Rusia y no pudo responder por qué las autoridades de ese país optaron por la guerra a pesar de las advertencias de EEUU.

"Considero que esa pregunta la deben responder los georgianos", dijo Fried al resaltar que a pesar de todo, la administración Bush considera que EEUU debe apoyar a Georgia.

"No responde a nuestros intereses que Georgia sea aplastada, a pesar de que ahora consideremos que hizo algo equivocado. Queremos que Georgia recupere su rostro ante esa presión porque consideramos que se trata de una buena inversión", dijo el diplomático estadounidense.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.