miércoles, 17 de septiembre de 2008

Irak: Nuevo comandante de tropas estadounidenses califica los avances en Irak como "frágiles"

El general Ray Odierno, nuevo comandante de las tropas encabezadas por Estados Unidos en Irak dijo hoy que los avances en el país son "frágiles y reversibles".

En una ceremonia celebrada en un ex palacio de Saddam Hussein convertido en base del ejército estadounidense cerca del aeropuerto de Bagdad, Odierno advirtió sobre una difícil tarea en el futuro a pesar de la relativa reducción de la violencia, atribuida parcialmente a la estrategia del aumento de tropas norteamericanas. 

"Irak es ahora un país diferente al que yo vi antes", dijo Odierno durante la ceremonia de transferencia del comando de manos del saliente comandante de las tropas encabezadas por Estados Unidos, general David Petraeus. 

Sin embargo, Odierno advirtió que "debemos entender que estos avances son frágiles y reversibles". 

Odierno dijo a la concurrencia a la ceremonia que las tropas estadounidenses tienen mucho qué hacer aquí y que los iraquíes deben asumir su responsabilidad, diciendo que "esta lucha es para que ellos la ganen". 

Odierno subrayó también la necesidad de realizar elecciones provinciales, las cuales son consideradas por funcionarios estadounidenses como vitales para la reconciliación nacional. Las elecciones darían a los que boicotearon la última elección en 2005 una buena oportunidad para que compartan el poder en sus regiones. 

Por su parte, Petraeus agradeció a sus tropas y describió a Odierno como "el hombre adecuado para esta tarea". 

La ceremonia de traspaso del comando fue presidida por el secretario estadounidense de Defensa Robert Gates, quien hizo una visita sorpresiva a Bagdad este lunes. 

A la ceremonia asistieron también docenas de funcionarios del gobierno iraquí y altos oficiales del ejército. 

"Seguiremos involucrados como hasta ahora, pero las áreas en las cuales estaremos involucrados continuarán estrechándose", dijo Gates. 

Gates señaló que uno de los desafíos que enfrentará Odierno es cómo tratar con los iraquíes para salvaguardar los avances que se han alcanzado, y depender más de los iraquíes a medida que disminuya el número de tropas norteamericanas. 

El traspaso del mando viene cuando Washington enfrenta un desafío de reducción de fuerzas en Irak y de la entrega del control a las fuerzas iraquíes, sin dejar atrás un vacío de seguridad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.