miércoles, 24 de septiembre de 2008

México: Calderón pretende llevar a la quiebra a PEMEX

INFODEMEX

La propuesta de reforma de Petróleos Mexicanos (Pemex) presentada por el gobierno de Felipe Calderón evidencia, por un lado, el desconocimiento y la idea de seguir sacrificándola fiscalmente y, por otro, llevarla a la quiebra entregando los mercados internos a productores del exterior, consideró Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Cuestionó, asimismo, el diagnóstico presentado en marzo pasado por la Secretaría de Energía, cuyos argumentos “se caen por sí solos”, al intentar convencer de que la industria es inviable y sólo podrá salvarse con la participación del sector privado.

En una conferencia que dictó sobre el tema ante unos 500 estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey campus Pachuca, el ex candidato presidencial del PRD sostuvo que no es necesario abrir la paraestatal al capital privado: “Lo que se requiere es quitarle la carga fiscal y concederle autonomía financiera; darle capacidad de gestión para que pueda reactivarse a partir de recursos propios”.

Explicó que “hay coincidencias” en las propuestas de reforma presentadas por PRI, PAN y PRD, pero “el gobierno no deja claro su propósito de reactivación, cuyas reformas impactarán en al menos 30 ramas de la producción petrolera y en las economías regionales, si es que se evita ceder al capital privado parte de la industria”.

Interrogado sobre el papel que juega el sindicato petrolero, dijo que en las propuestas hay poca incidencia, pero “hay señalamientos sobre malos manejos, y de ser así el gobierno no tiene disculpa para proceder con todo el rigor de la ley”.

Aclaró que estas acusaciones no implican a todo el personal de Pemex, al cual calificó de “uno de los activos más importantes del país”, y comentó que un trabajador de la paraestatal gana al día lo que uno de empresas como Shell o Exxon obtiene en una hora.

Afirmó que la nómina de Pemex representa apenas 3 por ciento de las erogaciones totales de la paraestatal.

Cárdenas Solórzano advirtió que dar en concesión algunas áreas estratégicas de la cadena productiva de Pemex sería repetir situaciones como las de las concesiones de bancos o de teléfonos a particulares. Por tanto, agregó, es preferible mantener integrada la industria petrolera.

Respecto de las reservas petroleras que México dispone, indicó que, según algunos diagnósticos, las probadas serían del orden de 14 mil millones de barriles, más las probables, que representan otros 30 mil millones, a los que se añaden los 50 mil millones más de “reservas prospectivas”, que se encuentran en aguas profundas.

A otra pregunta, respondió que los pasados gobiernos federales “no han tenido compromiso con los grupos mayoritarios y, en cambio, concentran la riqueza del país en unas cuantas manos”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.