martes, 30 de septiembre de 2008

México: Dos buenas noticias

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

La disposición al diálogo, ante la crisis que vive México, del líder opositor de izquierda Andrés Manuel López Obrador, así como el gran triunfo del presidente ecuatoriano, Rafael Correa en el referéndum de nueva Constitución Socialista, son dos buenas noticias que atemperan la situación en ambas naciones y van en la dirección correcta de beneficio a la gente.

Andrés Manuel López Obrador se mostró dispuesto a dialogar y a llegar a un acuerdo con sus adversarios, si se logra el compromiso de los mismos de retirar en definitiva las iniciativas de privatización de Petróleos Mexicanos, PEMEX, y se produce un cambio de la política económica para apoyar a la mayoría de los mexicanos.

“Las viejas estructuras han sido destruidas por la Revolución Ciudadana”, afirmó entusiasta el presidente ecuatoriano, Rafael Correa al obtener un gran triunfo en el referéndum de Nueva Constitución que establece la “ilegalidad” de la deuda externa, entre otros puntos.

Dos tercios del electorado votó por el sí a la nueva Constitución ecuatoriana, es decir el 70 por ciento de la ciudadanía apoyó la política socialista del mandatario, inclusive en Guayaquil, bastión de la oposición, el presidente Correa se alzó con el triunfo con el 49 por ciento de los votos.

En otra enorme concentración a la que convocó el líder moral del Frente Amplio Progresista, que partió del Monumento a la Independencia y desembocó en el Zócalo capitalino, Andrés Manuel López Obrador, desde luego que condicionó la apertura al diálogo, pero ello no quita la trascendencia de la apertura.

“Hoy el Ecuador se ha decidido por un nuevo país, las viejas estructuras han sido destruidas por esta Revolución Ciudadana”, dijo el presidente Rafael Correa, al enterarse de su triunfo que se preveía, pero el cual alcanzo el grado de arrollador. El resultado del referéndum le permite al mandatario recuperar los ingresos estatales por la explotación de los recursos energéticos, perdidos en lo que llama: “la larga noche neoliberal de la última década”.

Andrés Manuel López Obrador, quien además es el máximo dirigente del Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, propone un plan anticrisis al grupo en el poder, que según sus cálculos, podría, de aceptarse, devolverle al pueblo crecimiento y seguridad.

Posiciones ideológicas aparte, estas son dos buenas noticias no sólo para Ecuador y México, sino para todos los pueblos de nuestra América Latina.

En el ático. Los gobiernos y la humanidad toda, deberían plantearse la cada día más urgente necesidad de buscar en el globo terráqueo un lugar sin influencia de ninguna nación por poderosa que sea, para hacerla sede de Naciones Unidas. Nuevamente se ha comprobado la inconveniencia de que permanezca en el corazón mismo imperio: Nueva York.

Ahora, nuevamente les tocó a los colegas cubanos, sufrir la brutal soberbia de la potencia mundial. Prensa Latina denunció el atropello contra sus corresponsales acreditados ante la organización mundial. Estados Unidos les negó las visas para reincorporarse a sus funciones.

Nuestra solidaridad y nuestro enérgico reclamo para que subsane la ofensa a los compañeros: Ilsa Rodríguez Santana y Tomás Anael Granados Jiménez, sin dejar de advertir, que efectivamente, esa posiciones evidencian el desprecio de Estados Unidos al ejercicio del periodismo y al derecho de los seres humanos a informar y estar informados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.