martes, 30 de septiembre de 2008

México: El periodismo mexicano carece de ética

Epifanio Cortés Cedillo (XINHUA)

El periodismo en México carece de ética y espíritu de servicio, afirmó el veterano comunicador Fernando González Mora, galardonado hace días por 50 años de ejercicio profesional por el Club Primera Plana.

En una entrevista, el decano periodista mexicano dijo que muchas veces los colegas faltan a la verdad y "olvidan" que "sólo somos portadores de acontecimientos, buenos o malos".

El Club Primera Plana, una de las organizaciones periodísticas más prestigiosas del país, fundado en 1959, entrega reconocimientos cada cinco años a destacados periodistas mexicanos por su trayectoria y ejercicio cotidiano.

El jueves, el Club entregó placas de reconocimiento a 110 periodistas por 25, 30, 35, 40, 45, 50 y 55 años de ejercicio en los medios de comunicación e información del país, así como a decanos del periodismo mexicano.

González Mora, colaborador de la revista catorcenal "Libertas" y de diversos programas radiofónicos, consideró que el periodismo parte de un mito: "Que debemos ser protagonistas y famosos como las estrellas de radio y televisión".

"Eso es una gran mentira, ser protagonista es lo menos que el periodista debe hacer, ya que sólo es un narrador de hechos, nunca un protagonista ni en favor ni en contra de tales o cuales causas", expresó.

Desafortunadamente, señaló, en la mayoría de los casos los periodistas "están ligados a intereses económicos y a servilismos. Para ser un auténtico periodista, primero se debe ser un buen ser humano", señaló.

Recuerda que en 1968, cuando estallaron los conflictos estudiantiles en el país, de todas las salas de redacción de los periódicos mexicanos los reporteros "se lanzan a la calle, sin importar que fueran de deportes, espectáculos o política...".

"Los fotógrafos captan escenas que inclusive venden a las grandes agencias internacionales, gráficas que le dan la vuelta al mundo, y muestran cómo el Ejército mexicano reprime a la población de la Ciudad de México", rememora.

El entrevistado hace remembranza de la masacre de estudiantes del 2 de octubre de 1968, cuando cientos de personas, entre estudiantes, trabajadores y la sociedad civil en general, son asesinadas en la Plaza de las Tres Culturas, ubicada en la Unidad Habitacional Nonoalco-Tlatelolco, en el centro de la capital mexicana.

"Tras esas expresiones populares de que el gobierno perdió el control, se produce el repliegue del sistema político mexicano, y entonces nacen las oficinas de prensa y comunicación social, principalmente en las instituciones encargadas de la seguridad, como la fiscalía y los cuerpos policiales", acota.

Al referirse a los actuales cronistas deportivos del país, González Mora considera que éstos, "si no gritan y no insultan, no llaman la atención. Ya se perdió ese gran estilo de hacer verdaderas crónicas, y ahora sólo se conforman con dar cifras de quién metió el gol y en qué minuto del partido".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.