jueves, 18 de septiembre de 2008

México, Morelia: mujeres, la mayoría de las víctimas el 15 de septiembre

CIMAC

La noche del pasado 15 de septiembre, cinco mujeres fallecieron y 80 más fueron heridas a causa del estallamiento de una granada de fragmentación lanzada, según testigos, por un hombre contra las miles de personas que asistían frente al Palacio de Gobierno de Morelia, Michoacán, a celebrar el 198 aniversario del inicio de la Independencia nacional.

Al punto de las 23:10 horas, cuando Leonel Godoy Rangel, gobernador de la entidad, enunciaba las últimas palabras con motivo de la conmemoración de la Independencia, dos granadas de fragmentación estallaron en la capital michoacana: la primera en el primer cuadro de esta ciudad, donde 18 mil personas se daban cita para dar el grito de independencia, y la segunda a cuatro calles del Palacio de Gobierno.

A 50 metros del mandatario explotó uno de los artefactos, que dejó sin vida a Martha Quintero Brambilia, de 40 años de edad; Elisa Guerrero García, de 76; Leticia Tapia Guerrero, de 48; María del Pilar Navarro Mendoza, de 3; Gloria Álvarez Bautista, de 32; Alfredo Sánchez Torres, de 53 y Juan Antonio Ríos Pescador, de 50 años de edad.

De las y los 132 heridos registrados en la lista que circulaba hasta la noche del pasado 16 de septiembre, se refería por lo menos 80 mujeres. A dos de ellas ya se les habían amputado miembros inferiores a consecuencia de la gravedad de las lesiones que presentaban y su estado de salud aún era delicado.

De acuerdo con un comunicado de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), “estimaciones preliminares con base en las visitas realizadas ayer y hoy por personal médico de la CNDH y de la Comisión de DH estatal a tres hospitales públicos de Morelia, además de dos personas con lesiones penetrantes en abdomen, que ya reciben atención de terapia intensiva, varias más requerirían prolongados tratamientos de cirugía reconstructiva y rehabilitación, por haber resultado con lesiones rutilantes o que comprometen alguna función”.

El caso fue tomado por la Procuraduría General de la República, porque es constitutivo de delitos federales.

Los hechos originaron miedo y consternación en las y los presentes, quienes observaban a las mujeres que intentaron proteger la vida de sus hijas e hijos aún a costa de sus propias vidas.

Ejemplo de ello fue Gloria Álvarez Bautista, quien protegió con su cuerpo, hasta el último momento, a su hijo de cuatro meses de edad, evitando que presentara lesiones de gravedad, sus otros dos hijos y su esposo también resultaron heridos, los cuales se encuentran hospitalizados, pero se recuperan satisfactoriamente.

Para muchos sectores de la sociedad lo ocurrido durante las fiestas patrias en Morelia representó un acto “cobarde y reprobable”, del cual se responsabilizó al crimen organizado y del que las mujeres constituyen el mayor número de personas afectadas.

Por ello, se exige una reacción inmediata de las autoridades, para garantizar no sólo la atención a los heridos y el apoyo a las familias de las y los afectados, sino para que se haga justicia.

Explicaciones

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), al cual pertenece el mandatario estatal, dijo en un comunicado que no debe descartarse una línea de investigación sobre grupos de fascistas, a quienes beneficiaría este tipo de violencia, “para abrir la represión, suspender derechos y garantías constitucionales y para realizar detenciones”.

Algunos analistas políticos, por su parte, señalaron ayer que actos de violencia como éste pueden también ser argumento para justificar el incremento de recursos para los cuerpos militares y policíacos, propuesto por Felipe Calderón en su proyecto de Presupuesto 2009.

Por su parte, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en voz de su dirigente Beatriz Paredes Rangel, señaló la necesidad de que en esta coyuntura se respete a los tres poderes de la Unión.

Casi inmediatamente después de ocurrido el hecho, efectivos del Ejército Mexicano empezaron el patrullaje de la capital, junto con los grupos policíacos de la entidad y federales.

Entrevistado por diversos medios, el doctor Edgardo Buscaglia, asesor de Naciones Unidas y especialista en el tema de la violencia y la criminalidad, señaló que los hechos ocurridos en Morelia revelan que la política de Felipe Calderón para enfrentar a la delincuencia organizada no es la correcta, ya que privilegia la militarización y no atiende las causas que originan el crimen y el narcotráfico, como señala el Protocolo de Palermo, del cual México es signatario.

El resultado, dijo Buscaglia a medios escritos y electrónicos, está a la vista y puede recrudecerse si no se replantea el camino, si no se trata de desmantelar la red en que se sostienen los grupos criminales, en vez de militarizar, de atacarlos con efectivos y buscar su encarcelamiento, como sucedió con países como Colombia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.