martes, 30 de septiembre de 2008

Panamá: Los panameños sufren la carestía de los combustibles

María Rivas - Juan Limachi (XINHUA)

Los consumidores en Panamá sufren las alzas de la gasolina y el diesel ante el fracaso de las autoridades para impedirlas y sancionar a individuos o compañías que acaparan y especulan con los combustibles.

Aunque el gobierno congeló los precios de los combustibles 15 días -del 25 de septiembre al 8 de octubre- los especuladores hacen de las suyas y los revenden arriba de la tarifa oficial.

Los consumidores aseguran que los importadores y distribuidores de combustibles están implicados en la especulación a pesar del subsidio que les concedió el gobierno para que garanticen el abasto durante el control de precios.

El analista Harry Quinn afirmó que la especulación deja altas ganancias a las compañías importadoras y distribuidoras (nacionales y extranjeras) y una gran frustración a los consumidores.

La carestía de los combustibles y otras alzas dispararon la inflación a 7 por ciento de enero a agosto, lo cual implica un aumento del coste de la vida para los panameños. En 2007, la inflación estaba en 1 por ciento durante el mismo periodo.

Las autoridades han salido al paso de las críticas del público de que la anarquía en los precios de los combustibles y los subsidios no beneficiaron a la gente, sino que aumentaron las ganancias de los importadores y distribuidores.

"El gobierno no ha subsidiado a las petroleras, sino al panameño, para que el alza de los hidrocarburos no le pegue al consumidor", aclaró el ministro de Vivienda, el empresario Gabi Diez.

El funcionario aseguró que el suministro de los combustibles está garantizado durante el control de precios porque los importadores y distribuidores no registrarán pérdidas pues el subsidio les mantendrá sus márgenes de ganancia.

El gobierno puede presionar en algunos aspectos, como regular inventarios pero no imponer tarifas permanentes, ya que los abastecedores dejarían al país sin combustibles, agregó.

Panamá importa todos sus combustibles debido a que es un escaso productor de petróleo y carece de refinerías desde el cierre de la instalación de la multinacional estadounidense Chevron-Texaco en 2002.

Acusan de abusos a petroleras

El presidente de Panamá, Martín Torrijos, afirmó la semana pasada que en el país "se han dado abusos y los precios de los combustibles no son justos".

El diario "La Estrella de Panamá" afirmó el 24 de septiembre en un artículo que "en Panamá, las petroleras abusan de los consumidores".

Según las autoridades, los importadores y distribuidores de combustibles tienen garantizada su ganancia de entre 29 y 40 centavos de dólar por galón (3,75 litros) con el subsidio.

El gobierno estableció del 25 de septiembre al 8 de octubre un precio máximo de 3,99 dólares para el galón de gasolina de 91 octanos; 4,16 dólares a la gasolina de 95 octanos; 3,63 dólares al diesel mejorado y 3,60 dólares al diesel liviano.

Por supuesto que los especuladores llevaron los precios a niveles más altos que los oficiales.

Para impedir las alzas anárquicas por parte de los distribuidores, el gobierno puso en marcha un plan de vigilancia de los precios de la gasolina y el diesel.

La Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) dijo que detectó el 25 de septiembre que algunas gasolineras vendían combustibles a precios más altos que los autorizados.

El investigador Miguel Ramos, del Instituto de Estudios Nacionales, propuso que para controlar los precios de los combustibles es necesario que el gobierno cree una empresa estatal importadora y distribuidora.

El público se pregunta, por qué el gobierno jamás ha creado esa empresa estatal que rompa el monopolio de las importadoras y distribuidoras, cuya voracidad y especulación se suma a las atribulaciones causadas por los altos precios internacionales del crudo.

El gobierno expresó confianza en concretar en breve con alguna empresa extranjera la construcción de una refinería en Puerto Armuelles, provincia de Chiriquí, para reducir los precios de los combustibles importados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.