miércoles, 24 de septiembre de 2008

Panorama económico de Rusia

RIA NOVOSTI

Los alimentos básicos en Rusia - pan, carne, mantequilla, azúcar, pescado y legumbres - subieron en lo que va de año cuatro más que en la Unión Europea, escribe hoy el diario local Nezavisimaya Gazeta citando los datos de Rosstat, servicio nacional de estadística.

Como promedio, los precios en el mercado alimentario de Rusia aumentaron en el 12,2% entre diciembre de 2007 y agosto de 2007, frente al 4% que se registró en el mismo período en 27 países miembros de la UE.

Ni siquiera la espectacular cosecha cerealista, que marca el máximo histórico de los últimos quince años, ha podido frenar los precios internos. Expertos locales atribuyen esta inflación anómala a la falta de competencia en el mercado y a una política proteccionista en relación con los productores nacionales que muchas veces venden a precios superiores a los de la media mundial.

Las gasolinas se encarecieron un 20,5% en ocho meses

Los precios de gasolinas subieron el 20,5% en ocho meses de 2008 en Rusia, en relación con el mismo periodo del año anterior, informó hoy el Servicio Federal de Estadística (Rosstat).

Según los datos de Rosstat, en agosto las gasolinas se encarecieron en 39 entidades federativas del país, en 31 entidades los precios bajaron y en 13 no cambiaron.

En Moscú y en San Petersburgo los precios de gasolinas aumentaron el 0,3% y el 0,6%, respectivamente, el pasado mes de agosto.

La inflación anual ya alcanza el 10,2%

La inflación anual en Rusia ya alcanza el 10,2%, informó hoy el Servicio nacional de estadística, Rosstat.

Los precios de consumo subieron este mes en el 0,5%, y en lo que va de año, en el 10,2%, casi tres puntos por encima del resultado registrado hace un año.

El objetivo de la inflación marcado para 2008 es del 11,8%.

Rusia reduce el arancel de exportación de petróleo y cambia su fórmula de cálculo

Rusia ha cambiado su fórmula para calcular el arancel de exportación de petróleo y ha anunciado un plan para recortar el arancel desde los 485,8 dólares por tonelada a los 372,2 dólares a partir de octubre, informó el lunes un importante medio de comunicación del país. 

De acuerdo con la agencia de noticias rusa Interfax, el arancel de exportación de petróleo refinado descenderá desde los 346,4 dólares por tonelada a los 263,1 dólares, mientras que el arancel sobre productos petrolíferos refinados previos bajará desde los 186,6 dólares por tonelada a los 141,7 dólares. 

El gobierno ruso ha cambiado su fórmula habitual para calcular el arancel de exportación debido a las incontrolables fluctuaciones de los precios en el mercado mundial de petróleo. El último ajuste de la tasa del impuesto se basó en el precio medio del mercado de petróleo Ural durante un período de menos de 20 días, desde el 1 de septiembre hasta el 17 del mismo mes, comparado con las estadísticas pasadas registradas cada dos meses. 

La reducción del arancel de exportación, como estima el gobierno, les ahorrará a las empresas dedicadas a la exportación del petróleo hasta 5.500 millones de dólares De estos, 4.500 millones de dólares irán a las compañías de explotación y mil millones a las industrias de refinería.

Proyecto Nabucco prosperará sólo con la participación de Rusia

El proyecto Nabucco puede ser ejecutado únicamente junto con Rusia y no contra a ella. Lo sucedido en Georgia proporcionó nuevos argumentos en apoyo a mi punto de vista. Ya es hora de dejar de oponerse a diversas rutas de suministro de gas, escribe Claude Mandil, ex director de la Agencia Internacional de la Energía, en su artículo que publica hoy el diario ruso Kommersant.

Las necesidades europeas en hidrocarburos son enormes y por eso le hacen falta tanto Nord Stream y South Stream como Nabucco. Resulta peligroso tender una tubería contra la voluntad de un país. Creo que al fin y al cabo la mayor parte del gas que se transportará en el marco de los proyectos mencionados será de procedencia rusa. En Asia Central hay mucho petróleo y gas, pero menos que en Rusia o en Irán.

Hay dos razones que restan atractivo al proyecto Nabucco. En primer lugar, las existencias de gas disponibles no alcanzan para nutrir la tubería, en especial, si se descartan los suministros desde Irán y Rusia. En segundo lugar, esa tubería ha de atravesar varios países en los que el régimen de tránsito tiene que ser absolutamente transparente. Pero en éste último terreno aún se presentan muchos problemas, ante todo, en el caso de Turquía.

Entiendo las inquietudes del señor Miller (Alexei Miller es presidente del consorcio ruso Gazprom). Si se insiste en la necesidad de construir Nabucco para protegerse del gas ruso, la única alternativa que le queda es no perdonar el medio para hacer abortar ese proyecto. Así que sería contraproducente, si Washington se mantiene en sus trece. Le compete exclusivamente a la UE preocuparse por la seguridad energética propia. Cabe señalar que es fuerte la dependencia de EEUU de las importaciones de petróleo desde Venezuela, pero ningún miembro de la Unión Europea recomienda a Washington ocuparse de este problema.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.