lunes, 29 de septiembre de 2008

República Popular Democrática de Corea: Planea una visita el secretario adjunto de Estado de Estados Unidos, Christopher Hill

El secretario adjunto de Estado de Estados Unidos, Christopher Hill, está planeando viajar esta semana a la República Popular Democrática de Corea (RPDC) en un último esfuerzo por salvar el tambaleante acuerdo para poner fin al programa nuclear de Pyongyang.

Hill busca acordar una visita inusual después de la declaración hecha por la RPDC la semana pasada de que planea empezar a reprocesar las barras de combustible usado para convertirlas en materia prima necesaria para armas nucleares, informó el sábado The Washington Post.

El anuncio de Pyongyang "constituyó un revés en el esfuerzo de la administración Bush de lograr progreso en frenar las ambiciones nucleares de Corea del Norte", dijo el diario.

El Departamento de Estado estadounidense no ha confirmado los planes de viaje de Hill. Pero la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, dijo el viernes en Nueva York que Washington está tratando de convencer a la RPDC de que cambie su plan de reactivar la planta de reprocesamiento Yongbyon.

"Estamos enviando fuertes mensajes a los norcoreanos de que deben detener cualquier marcha atrás que estén llevando a cabo", dijo Rice tras reunirse con funcionarios calve de países involucrados en las conversaciones a seis bandas.

Las conversaciones a seis bandas, en las que participan Estados Unidos, la RPDC, China, Corea del Sur, Japón y Rusia, están diseñadas para solucionar la cuestión nuclear de la Península Coreana.

Hill visitó la RPDC en dos ocasiones en 2007 después de un largo periodo en el cual funcionarios estadounidenses tuvieron prohibido sostener contactos bilaterales sustanciales con funcionarios de Pyongyang.

La RPDC demolió el 27 de junio la torre de enfriamiento de su reactor atómico para demostrar su compromiso con el desarme nuclear, un día después de entregar el informe de sus programas atómicos.

Bajo el pacto de 2007, la RPDC prometió desmantelar su programa nuclear como un paso hacia su desmantelamiento final a cambio de concesiones diplomáticas y de asistencia energética. Pero el acuerdo ha estado estancado por las disputas entre la RPDC y Estados Unidos sobre la verificación de una declaración nuclear.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.