lunes, 29 de septiembre de 2008

Se hunde Wall Street al vetarse el plan de rescate


Hoy Wall Street se hundió luego que el Congreso vetó el plan de rescate de 700.000 millones de dólares y el promedio Dow Jones cayó más de 700 puntos.

La Cámara de Representantes vetó hoy el paquete de rescate de emergencia con una votación de 228-205.

Los grandes índices bajaron más de cinco por ciento con alta volatilidad. El Dow Jones repuntó posteriormente en la sesión para negociar alrededor de los 10.500 puntos hasta las 2:30 p.m., hora local.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos rechaza la iniciativa del rescate financiero

La Cámara de Representantes de Estados Unidos rechazó hoy una iniciativa de rescate financiero por 700.000 millones de dólares que, de acuerdo con la administración Bush, "se requiere con urgencia para atender la crisis de nuestro sistema financiero, la cual amenaza la totalidad de la economía de Estados Unidos".

La iniciativa fue rechazada con una votación de 228 contra 205. Las acciones se desplomaron hoy en Wall Street incluso antes de que comenzara la votación sobre la iniciativa en la Cámara.

Cuando la crítica votación fue registrada, muy pocos integrantes de la Cámara se mostraron dispuestos a apoyar la impopular medida, pues las elecciones se encuentran a cinco semanas de distancia. Sin embargo, los simpatizantes de la iniciativa prometieron tratar de presentar de nuevo el paquete para su consideración tan pronto como sea posible.

La Casa Blanca reaccionó de inmediato y dijo que el presidente Bush está "muy decepcionado".

"No cabe duda de que el país se está enfrentando a una crisis difícil que tiene que ser atendida", dijo a los reporteros el vocero de la Casa Blanca, Tony Fratto, quien señaló que el presidente se reunirá hoy más tarde con integrantes de su equipo para "determinar los siguientes pasos".

Hoy con anterioridad, Bush se mostró positivo con respecto a la aprobación de la iniciativa por parte del Congreso.

"Con las mejoras hechas en la iniciativa confío en que los miembros de ambos partidos la apoyarán", dijo Bush a los reporteros, y agregó que "el Congreso puede transmitir una señal fuerte a los mercados nacionales y extranjeros con la aprobación rápida de esta iniciativa".

"Cada uno de los miembros del Congreso y cada uno de los estadounidenses deben tener presente que un voto a favor de esta iniciativa es un voto a favor de evitar el daño económico a ustedes mismos y a su comunidad", dijo Bush.

Fratto señaló que antes de la votación, Bush llamó a "un par de docenas" de legisladores para tratar de lograr su apoyo para la iniciativa de rescate.

De conformidad con la iniciativa, el gobierno obtendría de inmediato 250.000 millones de dólares, 100.000 millones de dólares más si el presidente certificara que era necesario y al menos 350.000 millones de dólares con una certificación separada y sujeta a una resolución de desaprobación del Congreso.

"Todos tememos perder nuestro empleo", dijo antes de la votación el representante Paul Ryan. "La mayor parte de nosotros está diciendo: 'Quiero que esto sea aprobado, pero quiero que sea usted quien vote a favor, no yo'".

Sin embargo, su colega, el representante Darrel Issa, dijo estar "firme" en su rechazo a la medida porque traicionaría los principios del partido y equivaldría a "un ataúd sobre el ataúd de Ronald Reagan".

La congresista Lynn Woolsey también expresó su oposición a la iniciativa y dijo que se ha pedido a los contribuyentes que paguen por la enorme irresponsabilidad de las principales firmas financieras estadounidenses.

"¿Por qué no está pagando Wall Street por el lío que generó?" preguntó.

Foto: Estados Unidos: Un operador en el recinto de transacciones de la Bolsa de Comercio de Nueva York (NYSE) expresa su preocupación ante la evolución de ese mercado bursátil. / Autor: Hou Jun - XINHUA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.