lunes, 6 de octubre de 2008

Argentina: Crónica de una entrega, los grandes organizadores de derrotas

Finalmente, y después de una reunión de apuro, sindicatos docentes y gobierno llegaron a un acuerdo con respecto a la conformación del nuevo salario para los maestros hasta marzo de 2009. A la salida de esta reunión Roberto Baradel declaró: “no es necesaria ninguna asamblea o consulta para firmar este acuerdo”; mientras tanto, Mirta Petrocini, se expedía en el mismo sentido: “no hace necesario ningún congreso de la FEB para rubricar este acuerdo, ya que se firma `ad referéndum´ de una futura aprobación en congresos” que en algún momento pueda realizar esta organización sindical.

Por los docentes firmaron además de Baradel y Petrocini: UDA y AMET, UPCN y UDOCBA. A quienes se le sumó el gremio de docentes privados enrolados en SADOP.

Scioli satisfecho; como se organiza una derrota

Scioli-Oporto declararon su entusiasmo y satisfacción, no era para menos, su propuesta salarial de tuvo un éxito extraordinario.

La impasse en que habían caído las negociaciones a mediados de setiembre, se explica a partir del masivo rechazo a la primer propuesta presentada ante los maestros (consensuada entre Oporto y los gremios) a la que las bases dijeron “no”; y este, era un no absolutamente legítimo, teniendo en cuenta que los gremios se habían bajado de un reclamo original del 24% a un miserable 10%, lo que estaba más cerca de una traición y una entrega que de una negociación.

El rechazo de los maestros, a la “tentadora” propuesta inicial, generaliza la crisis. Baradel y Petrocini buscan reacomodarse y convocan a nuevos paros, que pese a no consultar a nadie, tienen una adhesión altísima y terminan por encender todas las alarmas.

Scioli y Oporto salen con los tapones de punta en contra de los dirigentes gremiales y los acusan ante los medios “de carecer de representatividad”. Por su parte, Baradel y Petrocini acusan al gobierno de “insensible” y amenazan con profundizar la lucha.

Mientras tanto -pese a los ladridos de uno y otro lado- las reuniones secretas siguen y se evalúan distintas alternativas para desactivar de la forma más indolora posible la consecuencia de los contundentes siete días de paros protagonizados por la docencia provincial; ninguna de ellas a favor de los docentes en lucha.

Los docentes nos pagamos nuestros propios salarios

El último acuerdo “salarial”, aceptado por la burocracia sindical docente tiene un carácter único, porque muestra de cuerpo entero como se organiza una derrota.

En un principio, después de conceder una tregua de una semana de duración, los dirigentes del Frente Gremial y el gobierno entraron en una larga sesión de reuniones secretas que culminaron con la aceptación, por parte de la burocracia, de descuentos que van de 300 a 600 pesos a todos los docentes provinciales, “hayan parado o no”. Esta fue la salida que se encontró al final de tantas reuniones conspirativas para destrabar el conflicto: que los docentes se paguen su propio aumento.

Según da a entender el diario “Hoy”, el gobierno de Scioli calculó en más de 60 millones de pesos lo que se “gastaría en sueldos por los tres días no trabajados por los maestros”. La cifra resulta harto conocida: 50 millones de pesos era la diferencia que dividía el acuerdo de la crisis.

La burocracia del Frente Gremial al aceptar los descuentos de estos 3 días -60 millones de pesos- le da al gobierno de Scioli la posibilidad de que los docentes se paguen su propio aumento.

Nunca una estafa llegó tan lejos!!!

Los maestros bonaerenses, en definitiva, recibimos como aumento nuestro propio dinero descontado.

Los descuentos van de 200 a 600 pesos; el aumento no supera los 150 promedio. La estafa le permite al gobierno jugar con nuestra plata, hasta que la justicia se decida a declarar ilegal el descuento por “violar la constitución y las leyes laborales vigentes y bla bla bla…” dentro de un mes o dos.

Muy bien: ¿Quién nos paga el alquiler? ¿Quién nos paga los medicamentos y alimentos? ¿Quién compensa la inflación?

El gobierno, que nos devolverá algo de lo robado hacia el 23 de octubre, pretende que esto figure como aumento de sueldo. Los gremios, que nos entregaron, pretenden que seguirán la lucha, cuando han firmado que no harán más paros hasta marzo de 2009.

Hasta aquí hemos respondido racionalmente a todas las provocaciones de Oporto y del propio Scioli. Los docentes no trabajamos 4 hs. Cobramos apenas por encima de la línea de la pobreza. Gastamos gran parte de nuestro sueldo en materiales y en viáticos para viajar de una a otra escuela. No hay guarderías para nuestros hijos, tal como demanda la ley laboral. Somos victimas de la violencia institucional y social. Que más podemos aguantar!!

Oporto, que nos provocó de mil maneras distintas, se tiene que ir.

El repudio a los descuentos salariales tiene que llegar hasta la propia burocracia del Frente Gremial.

Baradel, que aceptó los descuentos salariales, se tiene que ir.

Petrocini, que acepto los descuentos, se tiene que ir.

Reclamamos una inmediata movilización a Casa de Gobierno, para que nos devuelvan lo que es nuestro.

Que se nos haga efectivo el pago del dinero descontado en forma inmediata.

Necesitamos un aumento de sueldo que cubra la canasta familiar.

Basta de estafas disfrazadas de aumentos.

1500 pesos de básico.

500 pesos de emergencia al básico.

DELEGADOS DE BASE- SUTEBA LA PLATA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.