martes, 28 de octubre de 2008

Argentina: A gusto y paladar de Minera Alumbrera. La Justicia ordenó levantar el corte y se allanaron casas de vecinos

PRIMERA FUENTE

Durante el fin de semana, por pedido de la Justicia, se levantaron los dos cortes contra camiones que se dirigían hacia Minera Alumbrera, en los accesos a Tinogasta. Fuerzas policiales y personal de organismos de servicios públicos se desplegaron para que los vehículos sigan su camino, pese al rechazo de un amplio sector de la población. Se realizaron 16 allanamientos en casas de vecinos que participaron de la protesta debido al sospechoso incendio de dos ruedas que sufrió uno de los camiones. Llamativa celeridad de la Justicia.

Finalmente, la Justicia catamarqueña no dejó lugar a las sorpresas e intervino a favor de Minera Alumbrera. Primero, dispuso el levantamiento de los dos cortes que se desplegaron en los accesos a Tinogasta contra camiones que se dirigían hacia la explotación. Luego, también con una celeridad propia de un tribunal escandinavo, dispuso un importante número de allanamientos contra vecinos de esa población para intentar verificar quién osó prender fuego a dos ruedas de uno de los vehículos mineros. Fue tan minucioso el operativo digitado por la fiscal de Instrucción local, Silvia Álvarez, ¡que hasta se secuestraron cajas de fósforos con logos de patitos!

Claro, los expertos quieren determinar el origen de las cerillas y el combustible que habrían causado el incendio ocasional. Mientras unos 16 domicilios se allanaron durante el fin de semana, muchos se preguntaban qué sería de Minera Alumbrera si la Justicia pusiese el mismo empeño y meticulosidad para analizar los estantes de denuncias acumulados por contaminación ambiental en su contra.

Por lo pronto, la intervención de la fiscala, por medio del juez Marcelo Gómez, permitió que los siete camiones que estaban varados desde la mañana del jueves sobre la ruta nacional Nº 60, en los accesos por el norte y sur de la ciudad, pudieran seguir su trayecto hacia la explotación minera situada a más de 150 kilómetros. Los vehículos, de origen chileno, transportan enormes recipientes y bolas para la trituración de rocas.

Cuesta todavía salir del asombro que los vecinos del lugar tienen a la hora de haber presenciado un operativo con tanta envergadura y simétrica coordinación a fin de que los camiones de la minera alcancen su repudiado objetivo. Es que empezando por la Justicia, pasando por las fuerzas de seguridad, y llegando a empresas de servicios públicos, todos demostraron que su verdadero destinatario (y dueño) no es la población. Obras Sanitarias, Defensa Civil, la empresa de energía eléctrica local Edecat y hasta el municipio local, todos conspiraron en el "salvataje minero".

Difícilmente se llegue a determinar quién prendió fuego a las gomas del camión. Algunos mal pensados hablan de un "autoatentado" como una herramienta eficaz que permitió la realización de los allanamientos en los domicilios de vecinos y de integrantes de la agrupación Autoconvocados por la Vida. Argumentan que hechos similares sucedieron en Esquel, Chilecito o Andalgalá, curiosamente en manifestaciones populares contra proyectos mineros. Sólo una pura coincidencia que, como no pudo ser de otra minera, también se dio a favor de la minera.

La voz de los tinogasteños

¡Indignante!

"Los tinogasteños hemos padecido en estos días, especialmente hoy, una muestra más de la monarquía 'constitucional' instalada en Catamarca desde que las empresas mineras llegaron a nuestro suelo.

Reina Minera Bajo La Alumbrera y acata sus órdenes el elegido por el pueblo Eduardo Brizuela del Moral. Con indignación, tristeza, bronca y asco se ha visto cómo, las instituciones: Autoridades del municipio, del Juzgado, Policía de la provincia, Empresa de energía Edecat, Defensa civil, Obras sanitarias, Vialidad de la provincia se pusieron al servicio de Minera Bajo la Alumbrera.

Pensábamos que en una sociedad democrática estas estaban para el bienestar de los ciudadanos, sin embargo es todo lo contrario.

Hoy, a las, 7, la Guardia de Infantería enviada desde la ciudad capital, la Policía departamental, los ciudadanos tinogasteños Gustavo Alaniz 'Tavo' y Federico Fernández 'Pototo' escoltaron los camiones que transportaban la carga hacia la minera, por Avenida Córdoba a contra mano eludieron la protesta realizada por vecinos de Barrio La Paz y abriendo camino levantando los cables de energía, hicieron que tomaran nuevamente la avenida de circunvalación para encaminarse por ruta 60 hacia la minera.

Cabe acotar que la protesta de los vecinos se debe a que estos camiones de gran porte que transitan por las inmediaciones del barrio, han dejado pozos por que se hundió el asfalto, rompieron las cañerías y el agua fluye por la calle, arrancaron las columnas de entrada de energía a los domicilios, las viviendas en su totalidad muestran grietas de aproximadamente cinco centímetros de ancho, caídas de revoque, etc. y a la Fiscal Silvia Álvarez solo le preocupa que Edecat levante los cable de energía para permitir el libre paso de los camiones.

A raíz del curioso atentado que sufrió un camión de Transporte Tamarugal en horas de la madrugada de ayer, el Juez Marcelo González con todos los funcionarios de ese Juzgado trabajaron hasta altas horas de la noche en actividades relacionadas con los últimos acontecimientos, libró una orden de allanamiento para allanar los domicilios de cinco integrantes del grupo de vecinos autoconvocados, entre ellos el mío, buscando elementos necesarios para la fabricación de bombas molotov.

Me pregunto si la celeridad con la que actuaron, teniendo en cuenta que hoy es sábado, la emplean en todo tipo de casos o para los otros respetan o se toman los tiempos que normalmente lleva un trámite judicial. Vergonzoso.

Rescato el correcto trato de los uniformados durante el procedimiento, solamente eso. Pido a todos los compañeros difundan este atropello y sigamos en esta lucha tan desigual para que podamos gozar algún día, nosotros, nuestros hijos y los hijos del futuro un mundo mejor donde se respete la vida y la Creación. TINOGASTA SEGUIRÁ LUCHANDO, AHORA CON MÁS FUERZAS QUE NUNCA

Por Susana Olivera, docente tinogasteña que participó de las protestas antimineras cuyo domicilio fue allanado por la Justicia.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.