martes, 14 de octubre de 2008

Argentina, Tucumán: La pelea que viene, se anuncia una feroz disputa por la coparticipación

PRIMERA FUENTE

La provincia de Buenos Aires pretende recuperar miles de millones de pesos y desde el Gobierno Nacional están dispuestos a alentar el debate en el parlamento. El gobernador José Alperovich adelantó que se opondrá a que Tucumán resigne fondos. El próximo año el delicado tema sería objeto de tratamiento parlamentario. Córdoba y Santa Fe también están dispuestas a discutir un nuevo esquema para repartir el dinero de los impuestos.

El proyecto del ministro Florencio Randazzo, ministro del Interior, para modificar la Ley de Coparticipación Federal, no le hizo ninguna gracia al gobernador José Alperovich. Desde el gobierno nacional se está analizando la posibilidad de discutir nuevamente el reparto de los fondos federales, que cobra la Nación y luego los distribuye a las provincias. El tema es espinoso y promete un debate caldeado ya que más allá de las posturas ideológicas, los intereses particulares de cada distrito adquiere un peso específico superior a las cuestiones partidarias.

Los principales interesados en cambiar el régimen son los bonaereses, y desde el gobernador Daniel Scioli hasta los funcionarios de su administración realizaron en los últimos días declaraciones respecto de que la gigantesca provincia de Buenos Aires es la principal perjudicada con el actual esquema.

La intención de mínima es recuperar el menos el 6 por ciento de los fondos. Buenos Aires genera más del 35% del Producto Bruto Interno (PBI), pero recibe apenas el 20,5% de los fondos coparticipables, pese a que alberga casi al 40% de la población argentina y en el conurbano se concentran algunos de los mayores bolsones de pobreza del país. Córdoba y Santa Fe, provincias ricas, también suelen quejarse y se suman a los pedidos de cambios urgentes.

En la mañana de ayer, Alperovich fue muy claro y dijo: "Yo no voy a permitir, como gobernador de Tucumán, que se le da más a Buenos Aires en detrimento de Tucumán, ni los diputados ni los senadores nuestros van a votar eso, además no va a salir esa ley porque necesita de los dos tercios de los votos y hay una realidad: ¿qué gobernador va a ceder para darle a alguien ?". Lo cierto es que, desde el Gobierno Nacional ya estaría tomada la decisión de abrir el tema a discusión, y en los primeros meses de 2009 habría novedades.

Actualmente hay una distribución primaria de los impuestos nacionales (IVA, Ganancias y Bienes Personales) que recauda la Administración Federal que determina que el 48% queda en las arcas del Gobierno nacional (44%) y el Anses (4%), mientras que el 52% se reparte entre el conjunto de las provincias. Esta distribución no incluye los tributos de índole aduanera (como las retenciones a las exportaciones) ni transitorios (como el impuesto al cheque), cuyas recaudaciones quedan íntegramente en las arcas del Gobierno nacional.

El jefe de gabinete Sergio Massa también se muestra partidario de abordar el asunto. "Hay que comenzar a discutir la coparticipación", desde el reconocimiento de que "Buenos Aires es el distrito más perjudicado", explicó. En su criterio, no obstante, el debate debe "incluir también cuestiones vinculadas a las políticas de ajuste y de parches fiscales que se han venido aplicando durante años", es decir, al conjunto del sistema tributario que impera en el país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.