martes, 21 de octubre de 2008

Bolivia: Indígenas Chiquitanos preocupados por el estudio de impacto ambiental para el proyecto Metalúrgico el Mutún

AINI

La Organización Indígena Chiquitana (OICH) a través de su primer cacique Rodolfo López manifiesta su preocupación y disconformidad con la forma en que la empresa hindú Jindal junto a la estatal Empresa Siderúrgica del Mutun (ESM) llevan adelante el proceso de obtención de la Licencia Ambiental para el proyecto minero Mutún.

Entre las irregularidades identificadas por la OICH está la convocatoria de la audiencia pública para la presentación y aprobación de Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental (EEIA) del proyecto metalúrgico del Mutún sin tomar debidamente en cuenta los derechos de las comunidades indígenas afectadas,; el proyecto minero Mutún es actualmente el más grande de Bolivia; las leyes bolivianas para otorgar el permiso de explotación minera demandan la aprobación del EEIIA por parte de los y las afectadas y de los instancias estatales como el Ministerio de Desarrollo Rural y Medio Ambiente.

Para la organización indígena llama la atención que se pretenda hacer una Audiencia Pública y el Presidente Ejecutivo a.i. de la EMS Guillermo Dalence, a través de una carta, “aconseje” a la OICH hacerse presente en la misma, toda vez que entre las poblaciones afectadas se encuentran comunidades indígenas, las mismas que están amparadas por leyes de carácter nacional e internacional como es el Convenio 169 de la OIT que es Ley de la República 1257 y la Declaración Universal de los Derechos Indígenas de la ONU que es ley de la república 3760.

A pesar de las observaciones de los y las indígenas la audiencia publica ha sido fijada para este 18 de octubre en la localidad de Puerto Suárez, zona este del departamento de Santa Cruz, ante esta situación la OICH ha solicitado paralizar este proceso hasta que se enmarque en lo establecido en la ley, su demanda tiene asidero ya que como OICH “desconocen totalmente la forma y el proceso como la JINDAL a través de la empresa consultora PCA Consultores esta encarando la realización del EEIA y mucho más aún no se conoce ningún documento preliminar sobre este estudio”.

Asimismo, Rodolfo López, primer cacique de la OICH, manifiesta que “como pueblo indígena chiquitano que vive en la zona de Puerto Suárez creemos que la elaboración del EIIA debería tener como base el Convenio 169 y la Declaración de las Naciones Unidas para garantizar el respeto a los derechos de los y las indígenas afectadas por este proyecto minero”.

En ese sentido para la OICH la consulta para aprobar el EEIA no debiera ser confundida como audiencia pública. Amparados en sus derechos reconocidos nacional e internacionalmente la organización indígena exige que se lleve a cabo el proceso de obtención de la Licencia Ambiental “en base a una consulta verdadera y no solo a persona individuales y de forma general, la consulta creemos que debe ser participativa y vamos a ser muy cautelosos y vigilantes para que el estudio de EIAA de la empresa reconozca nuestros derechos como pueblos indígenas”. Los chiquitanos no quisieran según López, repetir la agria experiencia con la construcción del gaseoducto Santa Cruz - Cuiaba, que transporta gas al vecino país del Brasil, donde no se respetaron sus derechos y se afectó además de sus territorios, el frágil ecosistema del Boque Seco Chiquitano.

La OICH junto a las comunidades afectadas viene desarrollando un diágnostico socioambiental en la zona del cerro del Mutún; a decir de López esperan “que sirva para comparar si el EIAA de la empresa Jindal en verdad refleja lo que estamos viendo como organización en la zona; de acuerdo al estudio que estamos llevando hay sitios sagrados, además la zona de explotación pertenece a la Amazonía, región que ha sido declarada RAMSAR, humedales de importancia internacional, también habrá destrucción de recursos maderables y la desaparición de comunidades”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.