viernes, 10 de octubre de 2008

Cada vez más cerca el Año Internacional de la Astronomía

Bruno Geller (AGENCIA CYTA-INSTITUTO LELOIR)

El 2009 será el Año Internacional de la Astronomía por resolución de las Naciones Unidas. La Argentina, junto con más de 140 países, se está preparando para tender un puente entre el conocimiento del Universo y el público de todas las edades, a través de actividades de divulgación.

Con los festejos del Año Internacional de la Astronomía 2009 (AIA2009), que comenzarán en breve, se conmemorarán los 400 años desde que Galileo Galilei fabricara y comenzara a usar un potente telescopio -para la época- a fin de echarle un vistazo a las estrellas, la Luna y los planetas, dando inicio a un evento científico que cambió la forma de ver el mundo. Galileo construyó su primer telescopio basado en noticias que llegaban de Holanda, donde el fabricante de lentes Lippershey había diseñado un instrumento similar un año antes: un tubo de lentes que acercaba la imagen de los objetos.

Considerando que Galileo nació en Pisa, no resulta extraño que fuesen los representantes de Italia en las Naciones Unidas quienes propusieran que el próximo año sea declarado como AIA2009.

Hasta ahora, más de 140 países, entre ellos la Argentina, han acordado participar en esa celebración. En cada uno de ellos se han formado nodos nacionales para preparar las actividades para el 2009, dirigidas a transmitir el placer del conocimiento del Universo y reflexionar sobre el lugar de los seres humanos en él.

“Estos nodos establecen colaboraciones entre astrónomos profesionales y aficionados, centros de ciencia, educadores y comunicadores de la ciencia para preparar las actividades para el 2009. Los astrónomos de todo el mundo vamos a salir a dar a conocer nuestros trabajos y los observatorios y todos los lugares en donde se hace astronomía van a abrir sus puertas para que todos tengan la posibilidad de conocerlos”, señala la doctora en física Olga Pintado, del Instituto Superior de Correlación Geológica en Tucumán y coordinadora del Nodo Nacional Argentino. Y agrega: “También será una oportunidad única para que todos podamos observar el cielo a través de un telescopio”.

En Argentina el Nodo Nacional para el AIA2009 está preparando distintas actividades, algunas orientadas a los jóvenes como la medición del diámetro de la Tierra, de la distancia Tierra-Luna y la construcción de relojes de sol, entre otras. El público general también será invitado a asistir a conferencias y muestras de imágenes astronómicas en todo el país y a mirar el cielo a través de telescopios.

“En la pagina http://www.astronomia2009.org.ar se pueden consultar algunas de las actividades programadas”, señala Pintado quien además se desempeña como investigadora del CONICET y vocal de la Asociación Argentina de Astronomía.

¿Por qué interesarse por la astronomía?

“Mirar a los astros hace bien a la cabeza, nos asombra, nos deleita, nos tranquiliza, nos cuenta historias de lugares muy remotos, nos habla directamente al alma y nos lleva a reflexionar sobre nuestra vida en este pequeño planeta”, afirma el licenciado Roberto Venero, secretario de Extensión Universitaria de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata y miembro del nodo nacional de astronomía. Y continua: “Todos somos habitantes de un planeta que se mueve velozmente por el espacio y nuestras vidas dependen de la radiación que nos llega de una estrella cercana. Medimos nuestro tiempo con eventos astronómicos: días, noches, meses, años. Los átomos que nos forman fueron creados en el Big Bang o en el interior de una estrella. Somos parte del Universo. El conocimiento que tenemos no puede ser propiedad de unos pocos, debe ser compartido con toda la gente”.

En esa misma línea, el astrónomo y museólogo Guillermo Goldes destaca que “en realidad, la gente no tiene ninguna obligación de tener conocimientos de astronomía. Lo que debemos tener en claro es que los astrónomos profesionales sí tenemos la obligación de poner nuestra producción al alcance de todos, y además, de promover activamente la apropiación social del conocimiento astronómico, y científico en general. Esto debiera estar sobreentendido en una sociedad que aspira a ser cada vez más democrática”.

¿Por qué no plantearnos como meta, por ejemplo, que todos los chicos en edad escolar tengan la oportunidad de mirar por un telescopio?, se pregunta el doctor Goldes. “Después de 400 años, creo que no debería ser un objetivo utópico”, subraya el especialista que es además coordinador del Museo del Observatorio de Córdoba y director del Programa de Divulgación de la Facultad de Matemática, Astronomía y Física de la Universidad Nacional de Córdoba.

La astronomía es la madre de todas las ciencias. “Es casi tan antigua como la historia del ser humano. En un comienzo, nuestros antepasados observaban el cielo con fines prácticos, como por ejemplo saber cuando llegaba la época de lluvias para sembrar. Más adelante quisieron conocer cómo era el cielo, hasta llegar a nuestros días en que queremos saber cómo se formó el Universo, cómo evoluciona y si tendrá un final. De la astronomía nacieron la física, la matemática, la química, y otras disciplinas. Deberíamos tener esto presente y usar las herramientas que nos da la astronomía especialmente para enseñar cualquier ciencia”, concluye la doctora Pintado quien en la actualidad se dedica al estudio de las estrellas químicamente peculiares, desde su nacimiento hasta que llegan a la edad adulta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.