miércoles, 1 de octubre de 2008

Chile: La moneda y el cobre retroceden ante la crisis financiera

La moneda de Chile, el peso, abrió hoy a la baja ante al dólar debido a las preocupaciones sobre la crisis bancaria estadounidense y un descenso en el precio del cobre, la principal exportación del país.

En la apertura del mercado cambiario, el dólar se cotizó al contado en 544 pesos la compra y 545 pesos la venta, con un retroceso de 1 por ciento respecto del viernes.

En medio de la turbulencia de los mercados y la incertidumbre sobre el crecimiento de la economía mundial, el metal rojo registró un nuevo mínimo anual en su quinta baja de las últimas seis sesiones en la Bolsa de Metales de Londres.

El cobre retrocedió 2,59 por ciento y se cotizó en 2,91 dólares la libra, su nivel más bajo desde el 19 de diciembre pasado.

Con este valor, el precio promedio de septiembre se ubicó en 3,17 dólares y en lo que va del año, en 3,61 dólares.

En Chile, crece la preocupación por los efectos de la crisis bancaria de Estados Unidos, que representa el segundo destino de sus exportaciones después de China.

Un menor precio del cobre debilita al peso porque el metal es la principal fuente de divisas de Chile.

La mayor productora de cobre del mundo, la estatal Codelco, ha evaluado cuánto puede afectar esta crisis al sector.

El director de la entidad, Jorge Bande, dijo que la máxima preocupación radica en tres temas: precio del cobre, demanda y financiamiento.

Como Codelco está inserta en la economía internacional, es necesario un análisis sobre las repercusiones que afrontará ante la crispación financiera global, apuntó.

"Hemos analizado el tema en dos dimensiones: efecto sobre el precio del cobre y la demanda y efectos sobre el financiamiento de la empresa. Por el momento, tenemos una visión tranquila de la situación", agregó.

Al Banco de Chile (privado) le preocupa la evolución de las monedas, en particular del dólar.

Según el economista Sebastián Maldonado, "hay desconfianza y eso se traduce en un enfriamiento de los mercados, temor a menor liquidez, demora en tomar las decisiones, falta de compromiso de precios para temas de mediano plazo".

Los bancos en Chile observan con mayor cautela a sus clientes, como empresas minoristas, cuyo negocio depende del endeudamiento de los estratos medios y medios bajos de la población.

En el sector constructor e inmobiliario, el directorio de SalfaCorp ha seguido con atención el escalamiento de la crisis.

Para el presidente de la firma, Alberto Etchegaray "los dos puntos más inquietantes son la liquidez de los mercados en dólares y la reacción excesiva de las entidades financieras en Chile".

"Si bien no hemos realizado trabajos ni informes especiales, estamos evaluando los riesgos y cómo los cambios del mercado impactan el negocio", agregó.

La empresa eléctrica Endesa dijo que la turbulencia internacional no la ha afectado y aseguró que persiste cierta desconfianza hacia las instituciones financieras.

La mayoría de las empresas en Chile, en particular las exportadoras, están preocupadas de que una crisis global dañe la actividad económica del país.

El gobierno ha insistido los últimos días en que Chile está en "un buen pie" para afrontar las atribulaciones globales a causa de la crisis bancaria en Estados Unidos.

Según las autoridades, las reservas internacionales de Chile sobrepasan los 50.000 millones de dólares y la principal exportación del país, el cobre, mantiene altos precios internacionales a pesar de las recientes bajas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.