miércoles, 29 de octubre de 2008

China, la cuarta mayor economía del mundo

Marco Edmundo Núñez Cárdenas (XINHUA)

China ha registrado en los últimos años un crecimiento vigoroso y sostenido, que la ha llevado a convertirse en la cuarta mayor economía del mundo, después de Estados Unidos, Japón y Alemania.

El crecimiento de China se debe a que logró impulsar su construcción económica a gran escala, afirmó el vicepresidente de la Asociación ecuatoriano-china, Jorge Moreno.

Los cambios impresionantes en China, no sólo han sido en el terreno económico, sino también en el tecnológico y científico, expresó Moreno, en referencia a los adelantos médicos, informáticos y espaciales del país.

Para Moreno, un crítico del neoliberalismo y convencido del socialismo, China se ha convertido en la realidad económica con mayor potencial de desarrollo en el mundo.

En forma muy notoria, el pueblo chino ha alcanzado una vida modestamente acomodada, expresó el ex legislador izquierdista, quien ha visitado al gigante asiático en tres ocasiones; la primera en 1976, y la última en 2004.

"En poco tiempo más, China se convertirá en la primera potencia económica del mundo", afirmó, ante las previsiones de los expertos de que al ritmo actual de crecimiento la economía china rebasará a la estadounidense en 25 años o menos.

La expansión económica de China, de poco más de 10 por ciento en los últimos cinco años ha sido "espectacular", apuntó. De enero a septiembre de este año, China acumula un crecimiento de 9,9 por ciento.

Dijo que el factor más importante del desarrollo de China es la reforma del sistema económico, aunque en los primeros 30 años después de la fundación de la nueva China la "planificación estatal" fortaleció la economía.

Cambios espectaculares

Moreno afirmó que "la China de 1976 que visité aún no experimentaba cambios económicos sustanciales, pero en 2004 que volví a visitar Shanghai vi un cambio espectacular con un desarrollo económico impresionante".

Shanghai es una ciudad moderna con un crecimiento "monstruoso" de la economía logrado en poco tiempo, aseveró.

El experto consideró que una de las "grandes virtudes" del gobernante Partido Comunista Chino fue la filosofía de atraer la inversión extranjera.

"En China se siente un cambio sustancial en los últimos 30 años, y creo que el renglón de la construcción es el que más desarrollo ha alcanzado", comentó.

Según Moreno, el pueblo chino ha tenido un gran desarrollo económico en las diferentes áreas, especialmente, en la industria, lo cual ha repercutido en su comercio exterior.

Moreno señaló que la apertura económica que ha tenido China desde 1979 ha permitido que se convierta en una potencia económica.

"China se abrió a la inversión extranjera, y ello le ha permitido desarrollar una empresa privada que convive con la también vigorosa empresa pública", afirmó.

Precisó que desde 1979, año del inicio de las reformas económicas, China ha crecido en promedio a una tasa anual de casi 10 por ciento, algo sin paralelo en la historia económica mundial.

En 1979, China exportaba productos por alrededor de 10.000 millones de dólares; en 2007 la cifra fue de 1,2 billones de dólares (1.218.000.000.000 dólares).

Los productos chinos, según Moreno, inundan los mercados del mundo y, en los costos de producción, no hay punto de comparación de un producto chino con un estadounidense, alemán o inglés.

"China, al fin de cuentas, se convirtió en la fábrica del mundo", apuntó.

Puntualizó que el Partido Comunista Chino acordó introducir una serie de reformas al sistema económico con el fin de modernizar su economía, constituyéndose en el primer país socialista en hacerlo.

"El dirigente chino Deng Xiaoping introdujo las reformas para modernizar la agricultura, la industria, la ciencia y tecnología y la defensa nacional", expresó.

Indicó que el socialismo de China tiene peculiaridades propias, y se aplica el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong y el de Deng Xiaoping.

El objetivo es dejar atrás la ideología, dejar que las fuerzas del libre mercado actúen y aprovechar el capital, la tecnología y los mercados extranjeros para el desarrollo de China, apuntó.

Deng Xiaoping es conocido por su pragmatismo, y sus frases como "no importa de que color sea el gato con tal de que cace ratones", "buscar la verdad en los hechos" y "ser rico es glorioso".

Relaciones entre China y América Latina

Sobre la relación de la China de hoy con América Latina, Moreno aseguró que desde la época de Mao, China apuntó a fortalecer los lazos con países de menor desarrollo "para aprender y ayudarse mutuamente".

"Esa ha sido una línea de conducta del gobierno chino, y hoy se mantiene a través de la cooperación económica, cultural, política, científica, técnica, inclusive militar", precisó.

"La República Popular China, desde hace mucho tiempo, ha tendido puentes de amistad y cooperación con países de América Latina, Asia y Africa", aseguró.

En cuanto a las relaciones entre Ecuador y China, Moreno dijo que son "excelentes", y se desarrollan bastante bien, en especial en el campo petrolero.

La petrolera Andes Petroleum (de China) fue la primera en aceptar el cambio de contratos como demandó el gobierno ecuatoriano, recordó.

Eso refleja, agregó, que el intercambio comercial entre Ecuador y China sea en condiciones de mutuo beneficio y de respeto a la soberanía de ambos países.

Juegos Olímpicos de Beijing 2008

Respecto de la organización de los Juegos Olímpicos, Moreno dijo que China demostró su grandeza económica. "Las olimpiadas fueron la mejor vitrina para el mundo", aseguró.

Con los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 China dijo al mundo ".Aquí estamos!", expresó el directivo.

"Yo mismo me sentí conmovido y lloré con la ceremonia de apertura y de clausura de las olimpiadas, porque sencillamente fueron impresionantes", apuntó.

Señaló que la ceremonia de apertura conjugó la tecnología moderna con la tradición cultural, y su esplendor quedó grabado para siempre en la retina de los ojos de la humanidad.

Para Moreno, la realización de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 reflejó al mundo que China es una potencia económica, tecnológica, científica y, sobre todo, cultural.

China deleitó durante las competencias con sus maravillas a millones de seres humanos, porque "combina su pasado milenario con un modernismo futurista", anotó.

Crisis financiera internacional

Respecto de la crisis financiera que afecta a Estados Unidos, Moreno consideró que China no sufrirá mayormente los efectos como los países capitalistas que inyectaron grandes capitales para salvar a los bancos.

"China podría convertirse en el "salvador" de las finanzas del mundo", afirmó Moreno.

Según Moreno, la crisis financiera mundial es una crisis del sistema capitalista, que generará mayor desempleo, y que, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), dejará 20 millones de desempleados a nivel mundial.

En ese contexto, expresó la necesidad de perfeccionar el socialismo, porque el sistema capitalista, con la crisis financiera mundial, muestra que no sirve y "se está desmoronando".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.