martes, 21 de octubre de 2008

China: Proliferación de niños criados por abuelos causa preocupación

XINHUA

Cada día más abuelos están jugando un papel determinante en la crianza de los niños en las grandes municipalidades de China, lo que ha llevado a varios expertos a hacer un llamado de atención sobre las consecuencias que pueden llegar a tener en los infantes las diferencias en los métodos utilizados para tal fin.

Una encuesta reciente publicada por la Federación de Mujeres de Shanghai, metrópoli oriental del país asiático, mostró que en la mitad de las familias sondeadas, los abuelos asumen la mayor parte de las responsabilidades a la hora de criar a los pequeños.

En dos tercios de dichas familias, los abuelos y los padres no logran llegar a un acuerdo sobre cómo conducir a los pequeños, de acuerdo con el informe, que cubrió 2.000 familias de Beijing, Shanghai y Guangzhou.

El estudio también señala que en Shanghai, el 65 por ciento de los padres jóvenes pasa menos de tres horas diarias con sus hijos.

En China es común que ambos padres trabajen. Después de un permiso legal de 90 días por maternidad, las mujeres deben volver a su trabajo, lo que las deja con un tiempo muy limitado para dedicar a sus hijos.

Además, la falta de conocimientos y experiencia de las parejas jóvenes en la crianza de los niños, también deriva en un incremento en el número de abuelos a cargo de sus nietos, según expertos que han descubierto grandes y "preocupantes" diferencias en los métodos de crianza de las dos generaciones.

Los mayores, por ejemplo, prefieren criar a los infantes según su experiencia. En contraste, las personas jóvenes tienden a confiar más en libros, expertos, e información obtenida vía Internet.

"Me he dado cuenta de que la forma en que educo a mi nieto es bastante diferente de la de mi hijo", dice Zhou Ren, un abuelo de Guilin, una ciudad turística de la región autónoma de la etnia Zhuang de Guangxi, en el suroeste de China.

Por ejemplo, Zhou siempre le recuerda a su nieto, Songsong, los libros que debe llevar a la escuela, y además revisa su maleta para asegurarse de que todo está en orden, mientras que su hijo deja que el pequeño haga todo lo relacionado con la preparación por sí mismo.

Zhou confiesa que siente la obligación de satisfacer las demandas de su nieto, y también de protegerlo.

Muchos abuelos comparten el mismo sentimiento. Usualmente ellos les compran varios juguetes y golosinas, y además los llevan a la escuela.

Los ancianos, no obstante, rara vez prestan atención a la salud y necesidades psicológicas de los niños, sostiene Yue Shanyao, un investigador de la Academia de Ciencias Educacionales de Shanghai.

Una abuela shanghainesa de apellido Zhi dice que los esfuerzos hechos por ella en la crianza de su nieta de cuatro años no tienen comparación. Sin embargo, el comportamiento asocial mostrado por la niña en el jardín infantil la ha defraudado enormemente.

Con todo, Yue cree que la crianza de los pequeños por parte de los abuelos tiene sus ventajas.

En comparación con los jóvenes, los mayores tienen más tiempo y paciencia para levantar a los niños. El proceso, además, enriquece la vida de los adultos mayores.

"El problema clave consiste en cómo lograr que los abuelos encuentren una forma científica y apropiada de criar a los niños con base en su experiencia", señala el experto.

Con el propósito de mejorar la forma en que los abuelos instruyen a sus nietos, la Universidad de Ciudadanos Mayores de Shanghai está ofreciendo un curso llamado "La Educación de los Nietos".

"El curso busca ayudar a los ancianos a abandonar las ideas anticuadas y equivocadas en cuanto a la crianza, así como crear un medio educativo más interactivo con los infantes", dice Yue, y agrega que, "el curso puede al menos llegar a ser un buen ensayo".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.