jueves, 16 de octubre de 2008

Corea del Sur: Controlará de cerca los efectos del mercado cambiario en la inflación

El viceministro de Finanzas de Corea del Sur, Kim Doog-soo, anunció el jueves que el gobierno controlará de cerca los movimientos de la moneda y tomará medidas preventivas para evitar que las fluctuaciones afecten a los precios al consumo.

"Para evitar que la crisis financiera global afecte a la economía real, lo primero que hay que hacer es estabilizar los precios", afirmó Kim.

El índice de precios al consumo de Corea del Sur saltó hasta el 5,1 por ciento en septiembre, retrocediendo sin embargo del máximo en 10 años del 5,9 por ciento registrado en julio, debido a las caídas en los precios del petróleo y las materias primas.

Sin embargo, el won, la moneda surcoreana, se ha depreciado más del 29 por ciento contra el dólar estadounidense en lo que va de año, suscitando los temores del gobierno por los efectos de esta depreciación en la inflación.

Lo que es más, después de que el banco de inversión estadounidense Lehman Brothers se declarase en quiebra, el mercado local de divisas ha sufrido fuertes fluctuaciones en las últimas semanas, provocando aún más preocupaciones sobre el mercado cambiario.

"El gobierno seguirá trabajado para estabilizar la tasa de cambio entre el won y el dólar, y seguirá persiguiendo construir una red global, no sólo con los países vecinos, sino también con países más avanzados", aseguró Kim.

Corea del Sur se encuentra actualmente negociando con otros países asiáticos para crear un fondo de intercambio de divisas multilaterales por un valor de 80.000 millones de dólares, que tendría como objetivo suministrar liquidez a la región en caso de necesidad.

Emitirán 5.000 millones de dólares en bonos del estado denominados en divisas extranjeras

El Ministerio de Finanzas de Corea del Sur anunció el jueves que emitirá bonos del estado denominados en divisas extranjeras por valor de 5.000 millones de dólares el próximo año para estabilizar el volátil mercado cambiario local.

Esta cantidad es muy superior a la de 4.000 millones de dólares en bonos que el país emitió en 1998, inmediatamente después de la declaración de la crisis financiera de Asia.

El Ministerio afirmó que la venta de deudas públicas tiene el objetivo de asegurar las reservas de divisas extranjeras del país, que actualmente ascienden a 240.000 millones de dólares.

El Ministerio ya intentó el mes pasado emitir un lote de bonos denominados en divisa extranjera, por valor de 1.000 millones de dólares, pero fracasó en su intento.

Debido a la cada vez peor situación de los mercados financieros, el won, la moneda local, se ha hundido más de un 29 por ciento frente al dólar estadounidense en lo que va de año.

El gobierno surcoreano está intentando apuntalar la moneda local utilizando para ello sus reservas de divisas extranjeras para estabilizar los mercados financieros y reducir la presión inflacionaria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.