miércoles, 29 de octubre de 2008

Cuba: El Brasil ayudará a sustituir parte de los cañaverales por soja

XINHUA

Un acuerdo de cooperación tecnológica le permitirá a Brasil ayudar a Cuba en el proceso para sustituir parte de sus enormes y estratégicos cañaverales por soja, informaron hoy fuentes oficiales brasileñas.

En noviembre llegarán a Cuba muestras de veinte diferentes variedades de soja mejoradas genéticamente en Brasil para ser sometidas a experimentos de adaptación en la isla caribeña, informó hoy la estatal Empresa Brasileña de Pesquisa Agropecuaria (Embrapa).

El objetivo es probar las diferentes variedades de oleaginosa para ver cuál se adapta mejor al clima y al suelo de la provincia cubana de Ciego de Avila, así como utilizarlas para la multiplicación de semillas.

El considerado mayor centro mundial de investigación en agricultura tropical ofrecerá sus variedades para el proyecto Cubasoy, que se propone, con la introducción de soja, reducir la alta dependencia de Cuba de la producción de caña de azúcar.

El proyecto está siendo desarrollado experimentalmente en un área de 2.000 hectáreas en Ciego de Avila y tiene como meta sembrar soja en hasta 40.500 hectáreas con variedades que tengan una productividad promedio de entre 1.000 y 3.000 granos por hectárea.

La actual productividad es muy inferior debido a que las variedades introducidas no se han adaptado muy bien.

Brasil es el segundo mayor productor de soja del mundo y, gracias a las tecnologías de la Embrapa, cuenta con variedades de alta productividad y resistentes a diferentes enfermedades.

El acuerdo de cooperación técnica entre Brasil y Cuba prevé que, además del material genético que será experimentado, la Embrapa también ofrezca capacitación a los técnicos cubanos que participan en el proyecto.

El acuerdo de capacitación también involucra a la Agencia Brasileña de Cooperación y a los ministerios cubanos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y de la Industria Alimenticia.

Actualmente seis técnicos cubanos están recibiendo aulas teóricas y prácticas en la subsidiaria para la cultura de la soja que Embrapa tiene en Londrina, municipio del estado de Paraná (sur).

En programa incluye visitas guiadas a cultivos de soja en Paraná y talleres en los laboratorios de la Embrapa.

Los talleres permitirán que los técnicos cubanos tengan más precisión en la selección de la calidad de las semillas y que se acerquen a la soja, una cultura poco conocida en un país en el que la primacía la tiene la caña de azúcar.

Los técnicos cubanos también serán capacitados en las tecnologías para la producción de subproductos de la oleaginosa, como leche de soja, pan y galletas.

Según la Embrapa, es posible recoger dos cosechas al año de soja en Cuba en caso de que se haga uso de tecnologías de riego, lo que aumentaría la producción y permitiría usar los granos tanto para la alimentación humana como para la animal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.