miércoles, 1 de octubre de 2008

El Salvador: Por crisis financiera en Estados Unidos prevén una disminución de las remesas

Daniel Trujillo (COLATINO)

El flujo de remesas que llegan al país provenientes de Estados Unidos (EEUU) disminuirán, debido a la crisis financiera que atraviesa esa nación, según el análisis del director ejecutivo de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), Roberto Rubio.

A juicio del analista, el impacto de la crisis estadounidense se siente desde 2007, pero que ahora los "golpes" en la esfera financiera ya se expresan en la economía real, prueba de ello será la reducción del envío de remesas a la economía salvadoreña.

"El problema es que ya pasó a la economía real, entonces hay menos empleo y una reducción de remesas. Las remesas se han desacelerado en este año", sostuvo el director ejecutivo de la FUNDE.

Según Rubio en lo que va de este año las exportaciones tienen un crecimiento, pero los pedidos para enero de 2009 -en el caso de las maquilas- ya son inferiores respecto a inicios de 2008, evidenciando un claro ejemplo de los efectos de la crisis.

El índice más importante de Wall Street: el Down Jones (industriales), cayó ayer en 777.68 puntos (6.98%), luego que la Cámara de Representantes de EEUU no aprobara los $700 mil millones para el rescate financiero.

"Si hay una caída más severa en la bolsa, habrá una caída más severa en el empleo, en la inversión, en Estados Unidos.

Esto provocará una aceleración de la caída de la remesa, se acelerarán la reducción de las exportaciones, se pueden subir las tasas de interés y podrá haber menor liquidez", argumentó el director ejecutivo de la FUNDE. Las remesas son el principal pulmón de la economía nacional, en 2006 estas crecieron un 20%. Un año después, este dinero sólo llegó a 15%; mientras que para el primer trimestre de 2008 se desaceleraron en un 6%.

Para mediados de este año, la tasa de crecimiento no era de 6%, sino que de 4%.

"La banca va a restringir más el crédito y significa que habrá menos dólares, menor liquidez. Pero aún no hay que alarmarse", matizó Rubio.

Sin embargo, la Asociación Bancaria Salvadoreña (ABANSA) aseguró que el sistema financiero tiene una "liquidez grande", ya que oscila un 34%, del 17% que estima la ley.

"La crisis norteamericana nos encuentra en buen momento para nosotros, con estabilidad de los depósitos. No puedo decir que la crisis no nos afectará, pero la afectación será mínima", sostuvo el presidente de ABANSA, Armando Arias.

No obstante, la gremial de los bancos dijo que los efectos serán limitados y esto estriba en que si el país necesita un crédito internacional, las condiciones y los términos de la misma serán caros, además del incremento de la tasa de interés.

Mala situación fiscal

La situación fiscal del país no es muy buena, según lo evidencia un estudio de la FUNDE denominado: "Seguridad Fiscal en El Salvador: Medidas para Fortalecer la Tributación".

Nelson Fuentes, del equipo de macroeconomía y desarrollo de la Fundación, explicó que esta situación se debe a que en 2006 El Salvador entró en un sistema de endeudamiento interno y debido a esto, para el 2010, el país entrará en una bancarrota.

"No hay acceso a recursos, por el lado de la deuda, y no hay mayores incentivos o reformas de carga tributaria", explicó Fuentes.

Para evitar la bancarrota, el país tendría que hacer un refinanciamiento de deuda, con plazos más largos que disminuirán la tasa de interés, o aumentar la carga tributaria.

Esto para cumplir compromisos financieros como el pago de bonos y de los fideicomisos, éstos últimos suman los $1 mil 200 millones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.