miércoles, 29 de octubre de 2008

Georgia: Niegan haber cometido crímenes de guerra en Osetia del Sur

RIA NOVOSTI

Las autoridades de Tbilisi negaron haber cometido crímenes de guerra en Osetia del Sur, informó hoy la cadena británica BBC.

Ayer, la cadena transmitió un reportaje en el que los testigos oculares de los sucesos ocurridos en Osetia del Sur el pasado mes de agosto denunciaron el reiterado empleo de las armas por el Ejército georgiano contra ciudadanos civiles lo que constituye crimen de guerra.

El presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, rechazó las acusaciones de crímenes de guerra y se mostró dispuesto a contribuir a una investigación de lo sucedido.

"Negamos en términos tajantes cualquiera acusación de crímenes de guerra aunque, desde luego, estamos abiertos a todo tipo de comentarios y a realizar cualquier tipo de investigación", dijo Saakashvili, citado por BBC, y agregó que "pedimos una investigación internacional sobre esta guerra y sobre las circunstancias que condujeron a ella."

Por su parte, el ministro británico de Exteriores, David Miliband, calificó de "irresponsables" las acciones de Georgia y confirmó haber exigido a Tbilisi investigar la muerte de habitantes pacíficos de Osetia del Sur.

"Considero que las acciones de Georgia fueron irresponsables, considero que la respuesta rusa fue desproporcionada e incorrecta. Durante mi visita a Tbilisi planteé en el nivel más alto el tema de los crímenes de guerra y de otras acciones militares de Georgia", señaló Miliband.

Al amanecer del 8 de agosto el Ejército georgiano invadió el territorio de Osetia del Sur y atacó Tsjinvali, su capital, y otros poblados con artillería pesada, lanzamisiles múltiples "Grad", tanques, bombardeos con aviones de combate, y francotiradores que dispararon contra la población civil. Tsjinvali fue convertida en ruinas.

El conflicto causó 1.500 muertos, según la parte suroseta. Georgia también planeaba lanzar un ataque masivo contra Abjasia. En la agresión georgiana contra Tsjinvali murieron más de diez efectivos de paz rusos y decenas de ellos resultaron heridos.

Rusia envió a la región casi 10.000 efectivos militares para reforzar el contingente de paz que tenía emplazado allí y proteger a los vecinos locales, muchos de los cuales tienen nacionalidad rusa.

La operación de imposición de la paz terminó el 12 de agosto y las partes implicadas acordaron con la mediación de Francia un plan para el arreglo del conflicto. Rusia completó el 22 de agosto la retirada de sus refuerzos militares de Georgia a Osetia del Sur pero mantuvo el número necesario de efectivos de paz en las llamadas zonas de seguridad en el territorio georgiano lo que no contradice el plan Medvédev-Sarkozy. Las fuerzas de paz rusas abandonaron esas zonas el 8 de octubre. Los observadores de la UE comenzaron su labor en Georgia el 1 de octubre.

Rusia reconoció la independencia de Osetia del Sur y Abjasia el 26 de agosto a solicitud de los pueblos y parlamentos de estas repúblicas autoproclamadas desde hace 15 años y estableció las relaciones diplomáticas con ellas el 9 de septiembre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.