martes, 21 de octubre de 2008

La OIT prevé 20 millones más de desocupados por la crisis financiera mundial

COLATINO

La crisis financiera puede dejar en la calle a 20 millones de personas en todo el mundo hasta fines de 2009, afirmó el jefe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavía.

"El último cálculo que hemos hecho, en base a las proyecciones del FMI, de la ONU, y con los datos existentes de los países, nos lleva a que entre enero de 2008 y diciembre de 2009, es decir, en dos años, se perderán 20 millones más de puestos de trabajo", dijo el director general de la OIT, en un encuentro con un reducido grupo de periodistas.

Según las estimaciones de la OIT comunicadas por Somavía, "el número de desocupados (en todo el mundo) podría acrecentarse de 190 millones en 2007 a 210 millones a fines de 2009" e incluso ser mayor si la crisis se agrava.

"Necesitamos una acción rápida y coordinada de los gobiernos para evitar una crisis social que podría ser grave, prolongada y mundial", agregó el responsable chileno.

"Y creemos que este cálculo todavía puede estar subestimado, pues no sabemos cómo va a evolucionar la crisis, si el crecimiento se frenará aún más de lo temido o si la recesión será más larga", advirtió.

En opinión de Somavía, "si tenemos enormes recursos para rescatar al sistema financiero, no podemos decir que no hay esos recursos para salvar a la gente corriente, porque es la gente la que va a sufrir los daños de la crisis".

El jefe de la OIT abogó por un regreso del sistema financiero a su labor fundamental de prestar dinero y financiar a empresas, frente a los últimos años de buscar ganancias de forma irresponsable y egoísta.

"El sistema financiero tiene que volver a su función fundamental, que es el préstamo, hacer posible la financiación de las empresas, que crean empleo", señaló.

"La legitimidad del sistema bancario es estar al servicio de la economía real y no de los juegos financieros, este es el principio simple y aceptado por la sociedad", subrayó.

Además insistió: "No podemos hablar de la crisis financiera sólo en términos financieros, y creemos que este tipo de enfoque tiene que estar presente en la Cumbre que han anunciado los presidentes Sarkozy y Bush".

Por ello, la OIT preconiza como actuaciones prioritarias "salir de la parálisis de créditos, y esperamos que quien tiene que tomar esa decisión lo haga; concentrarse en la protección social del trabajo, en los subsidios de desempleo, en todos estos aspectos, especialmente para los más vulnerables de la sociedad; y cuidar a esas empresas que producen más trabajos en el mundo, que suelen ser las pequeñas empresas".

Pero también destacó que no se debe caer en el error de pensar que "si se sale de esta crisis se acabó, porque no es así. Antes de la crisis había una crisis, que era la continuación de la pobreza masiva en el mundo".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.