martes, 28 de octubre de 2008

Militares georgianos usaron psicotrópicos en Osetia del Sur

RIA NOVOSTI

Militares georgianos usaron psicotrópicos durante las hostilidades en Osetia del Sur, escribe hoy el prestigioso diario ruso Izvestia citando a Alexander Brod, director de la Oficina de Moscú para Derechos Humanos (OMDH).

Esta ONG rusa, conjuntamente con la representación permanente de Rusia ante las Naciones Unidas, presentó en la sede de la ONU un álbum fotográfico titulado "Osetia del Sur. Crónica de una muerte encargada".

"Los sobrevivientes de la tragedia suroseta testimonian que la mayoría de los militares georgianos se encontraban bajo el efecto de substancias psicotrópicas, lo cual quedó confirmado también por representantes de las autoridades de Osetia del Sur que vieron huellas típicas de inyecciones en los brazos de soldados capturados", declaró Brod en rueda de prensa que se celebró el pasado lunes en Nueva York.

Sin esta clase de substancias, señaló, los militares "no se habrían animado a quemar vivas a mujeres y niños dentro de las iglesias ni a lanzar granadas hacia sótanos donde los civiles se escondían durante el tiroteo".

Una delegación de OMDH visitó Osetia del Sur inmediatamente después de que cesaron las hostilidades y comprobó que "hospitales, edificios residenciales y monumentos históricos eran blancos de bombardeos deliberados".

"Hay numerosos testimonios de que las tropas georgianas disparaban contra vehículos en los que refugiados procuraban escapar de la zona de hostilidades", recordó el defensor de derechos humanos. Sus palabras fueron confirmadas por un documental que muestra cadáveres calcinados en carreteras surosetas. Según algunos datos, la agresión georgiana contra Osetia del Sur causó 1.694 víctimas, en su aplastante mayoría, civiles.

A Brod no le cabe la menor duda de que el verdadero objetivo de la operación militar georgiana era "la eliminación completa de los osetas en Osetia del Sur". "Los dirigentes de Georgia deben responder ante un tribunal por lo que han hecho", subrayó, tras recordar que en el Tribunal de Estrasburgo ya se acumulan más de 2.000 pleitos por parte de osetas cuyos familiares murieron a causa de la agresión georgiana.

Representantes de la OMDH se mantienen en contacto con sus colegas georgianos y tienen previsto realizar próximamente una visita a Georgia con el objetivo de hacerse una idea más completa acerca de lo que pasó en el Cáucaso en agosto pasado.

General georgiano afirma que sufrió contusión antes de anunciar la operación militar contra Osetia del Sur

El general georgiano Mamuka Kurashvili afirmó hoy que había sufrido una contusión poco antes de anunciar el inicio de la operación militar contra Osetia del Sur, en agosto pasado, y que por ello se mostró tan impulsivo aquel día.

La noche del 7 de agosto, antes de lanzar ataque contra Osetia del Sur, el general declaró a un periodista georgiano que fue acordado "restablecer el régimen constitucional en el distrito de Tsjinvali (capital de Osetia del Sur)".

"Esa declaración la hice de forma impulsiva y no la comenté a nadie", confesó Kurashvili al intervenir hoy en la reunión de la comisión parlamentaria que investiga el ataque del Ejército georgiano contra Osetia del Sur.

El 8 de agosto Georgia inició hostilidades contra la república autoproclamada de Osetia del Sur y bombardeó su capital, Tsjinvali, habiendo causado 1.500 muertos entre la población civil.

Rusia envió sus tropas para reforzar el contingente de paz que tenía emplazado en la zona del conflicto y para proteger a los habitantes de Osetia del Sur, muchos de los cuales tienen ciudadanía rusa.

La operación de imposición de la paz terminó el 12 de agosto y las partes beligerantes acordaron un plan de arreglo del conflicto. Rusia anunció que ultimaría el 22 de agosto la retirada de sus refuerzos militares de Georgia pero mantendría el número necesario de efectivos de paz en la llamada zona de seguridad.

El 26 de agosto, el presidente ruso Dmitri Medvédev firmó los decretos sobre el reconocimiento de las repúblicas caucasianas de Abjasia y de Osetia del Sur, que proclamaron su independencia de Georgia en 1992 y desde entonces existían como Estados independientes sin el reconocimiento internacional.

El general informó a la comisión investigadora que cuando había hablado con el reportero de la cadena de televisión "Rustavi 2" ya había sufrido una contusión y que sus declaraciones tuvieron un carácter improvisado.

Ayer, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Georgia, Alexandr Lomaya, también intervino en la reunión de la comisión y comunicó que la "declaración sobre el inicio de la operación militar" contra Osetia del Sur no fue concordada con el Ministerio de Defensa, y que por esta razón el general Kurashvili recibió una amonestación del departamento militar georgiano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.