martes, 21 de octubre de 2008

México: En el norte como en el sur

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Así como fue en el sur, Guerrero, ahora en el norte, Coahuila, arrasó el Partido Revolucionario Institucional, PRI, en las elecciones para renovar el Congreso de esa entidad al ganar los 20 distritos que se disputaron este domingo.

Allá fue derrotado de tajo el Partido de la Revolución Democrática, PRD, ahora el principal perdedor fue el Partido Acción Nacional, PAN, al que le arrebataron su bastión en La Laguna, donde perdió sus tradicionales cuatro distritos.

Las causas son parecidas, mejor dicho las mismas: el PRD pierde por sus pleitos internos y la pésima actuación del gobernador guerrerense, el empresario disfrazado de perredista, Carlos Zeferino Torreblanca Galindo; y el PAN no gana nada, también por sus luchas internas pero sobre todo por el malestar existente a consecuencias de los malos resultados de los gobiernos blanquiazules.

El Diario de Coahuila, por ejemplo cabeceó: “Y sí los aplastó”. El triunfo del tricolor, tal como se pronosticó en nuestra encuesta: El PRI es ganador absoluto.

Nuevamente se uso el término, que se consideraba en desuso, “el carro completo” se hizo realidad. El Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Coahuila, IEPCC, al través de su Programa de Resultados Electorales Preliminares, PREP, así lo confirma cuando lleva computado el 98.88 por ciento de las casillas: El Partido Revolucionario Institucional, PRI, ganó los 20 distritos electorales en disputa

Rubén Moreira Valdez, presidente del PRI estatal, en esa forma cumplió su ofrecimiento ante los militantes del 9 de junio, cuando asumió el cargo, y aseguró: "No vamos por más, vamos por todo, y si alguien se atraviesa lo tumbamos y lo aplastamos."

Las condiciones estaban dadas, funcionarios y legisladores panistas, municipales y federales, más la crisis económica y financiera que nos agobia a todos los mexicanos, y que torpemente han manejado el llamado Gabinete Económico”, provoca en ipso facto la repulsa del electorado.

Esta elección, sin discusión, refrendó también lo dicho por la líder priísta, Beatriz Paredes Rangel, durante la ceremonia de aniversario del tricolor: "Coahuila está considerado como el bastión del PRI en el norte y se sumará a la cadena de triunfos electorales, que en el 2007 fueron 14 y en este año llevamos seis con el más reciente de Guerrero."

Con está votación que considera histórica el PRI, puesto que no obstante ser intermedia alcanzó una participación del 40 por ciento de los sufragantes, obtiene la mayoría absoluta en el Congreso

Los partidos de la Revolución Democrática, PRD; del Trabajo, PT; Verde Ecologista de México, PVEM; Convergencia; Nueva Alianza, Panal; los estatales Unidad Democrática de Coahuila, y Cardenista Coahuilense, están en la zozobra de alcanzar cuando menos el 3.5 por ciento de la votación cada uno, a fin de mantener sus registros.

Mientras esto ocurría en Coahuila, en Acapulco, Guerrero se desarrolló una marcha de protesta en contra del triunfo del priísta, Manuel Añorve Baños y a favor del perdedor candidato de Convergencia, Luis Walton, que apoyaron, tanto el gobernador empresario como el líder moral del Sol Azteca, Andrés Manuel López Obrador, en contra de la candidata de su propio partido, Gloria Sierra. Esto se llama incongruencia o cinismo.

México tiene derecho a tener partidos de todas las tendencias, hemos dicho que sobre todo uno de izquierda unido y por tanto vigoroso; sin embargo ni el derechista PAN ni el propio PRD entienden de lecciones: la ciudadanía ya aprendió que con su voto premia o castiga; por lo que se ve ahora, la tendencia es premiar al PRI, así ha sucedido en el sur como en el norte.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.