viernes, 10 de octubre de 2008

México: ¿No que no?

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

No cabe duda alguna que las crisis hacen reaccionar hasta los más reaccionarios actores de la política y el poder. Se nos había dicho hasta el cansancio que sin Reforma Energética privatizadora y por ende sin inversión extranjera no había forma de construir nuevas refinerías y ahora resulta que el propio presidente, Felipe Calderón Hinojosa, al dar a conocer en un mensaje de radio y televisión su Plan Anticrisis de cinco puntos, informó que el Gobierno federal hará frente a la misma, que nos afecta gravemente, con diversos instrumentos de política económica: apoyo emergente a la pequeña y mediana empresas, autonomía a PEMEX y principalmente la creación de una nueva refinería. ¿No que no?.

Efectivamente, el mensaje en cadena nacional de radio y televisión del presidente Calderón Hinojosa para dar a conocer dicho Plan Anticrisis, tiene el objetivo de calmar el nerviosismo del mercado y el fenómeno especulativo que ha hecho retroceder al peso en un 45 por ciento. De ahí el énfasis del Ejecutivo federal en la creación de una nueva refinería y el otorgamiento de autonomía financiera a PEMEX para que el gobierno se libere de compromisos financieros.

Antes del mensaje, el Presidente de la República se vio en la necesidad de reconocer, como ya lo habíamos advertido, que el país tendrá problemas económicos por la crisis financiera que se registra a nivel global; sin embargo aseguró que gracias a la fortaleza macroeconómica de México la nación saldrá adelante ante esta crisis mundial, insistió que se registra.

No podía ser de otra manera; el propio Fondo Monetario Internacional se vio en la necesidad de cortar de forma drástica, o mejor dicho dramática, sus pronósticos económicos para el mundo por causa de la crisis hipotecaria y bancaria especulativa estadounidense que se ha exportado y extendido a nivel global, por lo que llevará a los todos los países, inclusive a los avanzados, a la recesión o a crecimientos mínimos.

Otra decisión muy importante, ante las condiciones de incertidumbre y falta de liquidez en el mercado cambiario, fue la del Banco de México al ofrecer una venta masiva en subasta de 2 mil 500 millones de dólares. En una conferencia conjunta de prensa, inusitada por los pleitos internos, el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz Martínez y el secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens, sostuvieron que los incrementos al tipo de cambio no tendrán un impacto significativo en la inflación y los mismos se irán ajustando a la baja.

Antes del mensaje del presidente Calderón Hinojosa es de precisarse que líderes parlamentarios en el Senado de la Republica habían urgido poner en marcha un plan de austeridad para enfrentar los efectos de la crisis financiera.

Otros puntos del Plan Anticrisis emergente por el pánico producido por la drástica caída del peso incluye recortes al Presupuesto 2009, la liberación a PEMEX representa un ahorro equivalente a uno por ciento del Producto Interno Bruto, el cual será destinado para impulsar la economía, la inversión y el empleo

La subasta de 2 mil 500 millones de dólares ya dio sus primeros frutos al bajar el tipo de cambio de 13.20 a 12.25 pesos por dólar al mayoreo, y se informó que a partir de la fecha hoy se realizarán subastas diarias por 400 millones de dólares, si el peso se deprecia más de 2%.

Ante todo esto la secretaría de Hacienda se vio en la necesidad de ajustar su pronóstico de crecimiento al advertir que la economía registrará una fuerte desaceleración: por tanto el ajuste al PIB, pasa de 3 por ciento calculado a sólo a 1.8 por ciento para el entrante 2009.

La oposición en su contrarreforma energética siempre había sostenido el otorgamiento de autonomía a Petróleos Mexicanos y la construcción inmediata de una refinería; así las cosas, como es obvio, además del Partido Acción Nacional, en el poder, el Partido de la Revolución Democrática, se apresuraron a respaldar el Plan Anticrisis de cinco puntos de Felipe Calderón, el cual fundamentalmente otorga autonomía a PEMEX y contempla la construcción inmediata de una nueva refinería. ¿No que no?.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.