martes, 21 de octubre de 2008

Panorama económico de China

XINHUA

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de China, el principal indicador de la inflación, subió un 4,6 por ciento en septiembre con respecto al mismo mes del año pasado, informó hoy el Buró Nacional de Estadísticas (BNE) de ese país asiático.

La cifra, comparada con el 7,1 por ciento de junio, el 6,3 por ciento de julio, el 4,9 por ciento de agosto, y el 8,7 por ciento de febrero, el registro más alto de los últimos 12 años, se ajusta a la mayoría de los pronósticos.

Durante los primeros nueve meses de este año, el IPC aumentó un 7.0 por ciento respecto del mismo período del año pasado, con 6,7 por ciento para las áreas urbanas y 7,7 por ciento para las rurales. La tasa de crecimiento fue inferior en 0,9 puntos porcentuales a la del primer semestre.

Los precios de los alimentos, que corresponden a más de un tercio del cálculo del IPC, aumentaron un 17,3 por ciento durante el período enero-septiembre.

"Dicha cifra demuestra que las medidas tomadas por el gobierno para hacer frente a la inflación han sido eficaces, y que la presión inflacionaria del país se ha aliviado mucho", sostuvo Zhuang Jian, un economista del Banco Asiático de Desarrollo.

Un funcionario del Ministerio del Comercio, quien solicitó mantener su nombre en reserva, dijo que el reducido crecimiento del IPC está dentro de las expectativas del gobierno, y que éste posiblemente seguirá decreciendo en el futuro.

A pesar de la caída en el crecimiento del IPC, el Índice de Precios al Productor (IPP), que mide el valor de los productos acabados cuando salen de la fábrica, creció un 8,3 por ciento en los primeros nueve meses. La tasa de crecimiento estuvo 5,6 puntos porcentuales por encima de la del mismo lapso del año pasado, de acuerdo con el BNE.

Sólo en septiembre, el IPP aumentó en un 9,1 por ciento con respecto al mismo mes de 2007, y el ritmo de crecimiento fue inferior en un punto porcentual al récord registrado en agosto de 10,1 por ciento.

Mientras tanto, los precios al comprador de materias primas, combustibles y energía subieron un 12,4 por ciento entre enero y septiembre. La tasa de crecimiento se situó 8,6 puntos porcentuales por encima de la del año pasado.

"El aumento en los precios de los combustibles y las materias primas en el mercado internacional empujó los precios domésticos por una reacción en cadena. El precio del petróleo, por ejemplo, subió casi un 50 por ciento en comparación con el que estaba vigente a comienzos del año", dijo Zhuang.

"No obstante, esperamos que el crecimiento del IPP reduzca su velocidad en los próximos meses gracias a la caída en los precios internacionales del petróleo. De todas formas, en lo inmediato no incrementará la presión sobre el IPC", concluyó Zhuang.

Yao Jingyuan, economista jefe del buró, señaló que las caídas de los precios durante cinco meses consecutivos dieron al gobierno más palanca a la hora de implementar el control económico, expandir la demanda nacional y aliviar el control de los precios de los materiales de recursos.

"Ya que la presión de la inflación ha bajado en gran medida, el país debería de tener cuidado con la desaceleración del crecimiento económico", indicó Li Xiaochao, portavoz de la institución.

Según informó hoy el Buró Nacional de Estadísticas, el Producto Interno Bruto (PIB) de China creció un 9,9 por ciento interanual en los primeros nueve meses de este año, en comparación con el mismo período del año pasado, situándose en 20,163 billones de yuanes (2,96 billones de dólares).

Asimismo, la tasa de crecimiento bajó 2,3 puntos porcentuales frente al mismo lapso de 2007, ó 0,5 puntos porcentuales más baja que la primera mitad de este año.

Zhao Xiaolei, economista jefe de China Galaxy Securities, dijo que el país debería considerar aliviar moderadamente la estricta política económica y concentrar sus esfuerzos en el mantenimiento de un rápido desarrollo económico.

Durante los últimos meses, la mayor parte de los índices económicos de China apuntaron a que la economía nacional se ha calmado, tanto por las políticas nacionales como por la economía mundial en recesión.

En particular, el comercio exterior de China resultó afectado por la menguante demanda internacional. Las estadísticas dadas a conocer con anterioridad por las Aduanas de China muestran que la exportación del país se situó en 1,07 billones de dólares en los primeros tres trimestres, un aumento del 22,3 por ciento frente al mismo período del año pasado, pero que la tasa de crecimiento registró una caída interanual de 4,8 puntos porcentuales.

"China debe mejorar su estructura de crecimiento económico, puesto que la exportación lo tendrá casi imposible para crecer rápidamente en un futuro cercano. Por esto, ahora es el momento oportuno para que el gobierno promueva la demanda nacional y estimule el consumo", analizó Zuo.

"Teniendo en cuenta que la gente pobre es más propensa a gastarse su dinero cuando incrementan los ingresos, los políticos deberán aumentar los salarios y mejorar la calidad de vida de este tipo de gente", sugirió.

Por su parte, el economista Zhao Jinping recomendó a China incrementar los precios de los productos agrícolas y los ingresos del campesinado, además de mejorar el sistema de seguridad social, que cubre la educación, el tratamiento médico y la atención a la tercera edad.

El crecimiento de ingresos fiscales se desacelera a 10,5%

Los ingresos fiscales de China crecieron 10,5 por ciento anualmente en el tercer trimestre de 2008, muy por abajo del índice de crecimiento de 33,3 por ciento durante el primer semestre del año, dijo hoy el Ministerio de Hacienda.

El índice de crecimiento disminuyó gradualmente con respecto a 16, 5 por ciento de julio para ubicarse en 10,1 por ciento en agosto.

Los ingresos se incrementaron sólo 3,1 por ciento en septiembre para llegar a 421.720 millones de yuanes (61.740 millones de dólares) con respecto al año previo, dijo el ministerio.

Los ingresos combinados en los primeros nueve meses llegaron a un total de 4,89 billones de yuanes, 25,8 por ciento más anualmente y fueron impulsados por el impuesto a los ingresos de los negocios porque las ganancias corporativas mejoraron en el primer semestre del año.

Los ingresos del impuesto fiscal corporativo aumentaron 31,8 por ciento de enero a septiembre. Los impuestos al ingreso sobre la renta aumentaron 21,7 por ciento.

La tasa del impuesto del timbre, que fue aumentada en mayo de 2007, también contribuyó al crecimiento total de los ingresos fiscales, dijo el ministerio en su sitio de internet.

Sin embargo, la desaceleración económica y las decrecientes ganancias corporativas en el tercer trimestre hicieron caer los ingresos fiscales.

Los mercados bursátiles y de bienes raíces en recesión provocaron que el gobierno anunciara políticas como una reducción en la tasa del impuesto del timbre para equilibrar el desarrollo económico, pero que afectan los ingresos fiscales, dijo el ministerio.

El gobierno central recaudó 2,70 billones de yuanes, 25,5 por ciento más, mientras que el gobierno local recaudó 2,18 billones de yuanes, un incremento de 26,1 por ciento.

El ingreso del impuesto al valor agregado doméstico aumentó 21,4 por ciento y el ingreso por el impuesto al consumo aumentó 17,4 por ciento.

El ingreso obtenido del impuesto al valor agregado y del impuesto al consumo de productos importados ascendió 32,9 por ciento, mientras que los ingresos de aranceles se incrementaron 36 por ciento. Ellos fueron impulsados por las crecientes importaciones y el decreciente superávit comercial, que fue promovido por un yuan más fuerte, la moneda china.

El descuento a las exportaciones aumentó 18.300 millones de yuanes para llegar a 419.100 millones de yuanes después de que el gobierno decidiera otorgar un mayor refinanciamiento a los exportadores.

Bolsas chinas cierran en baja tras dos jornadas de subida

Las bolsas de China cerraron hoy lunes en baja tras registrar subidas en las dos jornadas anteriores, debido a la venta de acciones de propiedad y finanzas, por parte de inversionistas cautelosos.

El Índice Compuesto de la Bolsa de Shanghai cerró hoy en 1.958,53 puntos, 15,48 unidades ó un 0,78 por ciento menos que la jornada anterior. Por su parte, el Índice Compuesto de la Bolsa de Shenzhen bajó 37,10 enteros, ó un 0,58 por ciento, para cerrar en 6,389,19 puntos.

En Shanghai 482 empresas registraron pérdidas frente a 329 que reportaron ganancias, mientras que la ratio de Shenzhen fue de 365:333.

Crisis financiera internacional supone retos y oportunidades para China, opinan expertos

Aunque las cifras macroeconómicas dadas a conocer el lunes por el Buró Nacional de Estadísticas de China muestran una desaceleración de su economía a causa de la actual crisis financiera internacional, también es posible que dicha desaceleración ofrezca importantes oportunidades para el desarrollo del país asiático.

Según los datos publicados por la institución, el Producto Interno Bruto (PIB) chino creció un 9,9 por ciento entre enero y septiembre de este año, evidenciando una reducción de 2,3 puntos porcentuales con relación al mismo período de 2007, mientras que las exportaciones bajaron 1,2 puntos porcentuales respecto de la cifra del año pasado.

El subsecretario general de la Fundación para la Investigación del Desarrollo de China, Tang Min, afirmó recientemente en un foro económico nacional que el gigante asiático no podrá evitar verse afectado por la crisis. Sin embargo, acotó, al mismo tiempo ésta significa una importante oportunidad estratégica para China.

Tang explicó que en vista de que como a raíz de la crisis el sistema financiero mundial cambiará, China, India y otros países en vías de desarrollo deben participar activamente en la creación de nuevas reglas de juego destinadas específicamente a perfeccionar el sistema monetario internacional y mejorar la supervisión financiera global.

Por su parte, el subdirector de la Oficina de Investigación de Políticas del Comité Central del Partido Comunista de China, Zheng Xinli, opinó que el país podría aumentar el volumen de las importaciones de materias primas energéticas aprovechando la caída de los precios a causa de la crisis financiera internacional, y a la vez "ir al exterior" para buscar derechos de exploración y desarrollo de más recursos y también para adquirir compañías industriales.

Asimismo, los expertos coincidieron en que la crisis experimentada por Wall Street ha puesto al descubierto los defectos del actual sistema monetario mundial dominado por el dólar, lo cual aumentará la necesidad de impulsar la internacionalización del Renminbi (o yuan, la moneda china), o al menos podrá acelerar el proceso de conversión de éste en una moneda regional.

Autoridades del sur de China crearán un fondo para ayudar a trabajadores despedidos por crisis financiera global

Las autoridades de trabajo de la provincia meridional china de Guangdong, una importante base de manufactura del país, están considerando establecer un fondo para ayudar a los trabajadores despedidos por el cierre de fábricas, debido a la actual crisis financiera global.

Más de 1.000 trabajadores de una planta de electrodomésticos con inversiones de Hong Kong, en la ciudad de Shenzhen, tomaron las calles el domingo pasado para exigir la intervención del gobierno y asegurar así el pago de sus salarios pendientes.

La Corporación Industrial Limitada Bailingda de Shenzhen detuvo oficialmente su producción el lunes, dejando a 1.500 empleados en paro.

Se trata de la segunda empresa de Guangdong, que cotiza en bolsa de Hong Kong, en declararse en quiebra en un mes, después del cierre del grupo Smart Union (Holdings) Limited el viernes pasado, que despidió a 7.000 obreros en la ciudad de Dongguan. Ambas empresas eran fabricantes orientados a la exportación.

Bailingda, con una capacidad de producción anual de cinco millones de unidades, fabricaba electrodomésticos como cafeteras, planchas y radiadores para los mercados de América del Norte y Europa. Por su parte, Smart Union producía juguetes para Mattel Inc., Hasbro Inc. y otras compañías estadounidenses.

Un funcionario del Buró Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Guangdong, quien pidió conservar el anonimato, reveló que su entidad había estado trabajando con la Comisión Provincial de Desarrollo y Reforma a fin de establecer un fondo benéfico para ayudar a los trabajadores en dificultades por no haber cobrado sus salarios.

El jefe del citado buró, Liu Youjun, rechazó comentar el asunto o las demandas de los trabajadores despedidos, pero indicó que su institución ayudaría a estos desempleados a encontrar nuevos trabajos y a obtener un seguro de paro. Según Liu, la misma entidad también considerará tomar medidas legales para que las compañías rindan cuentas.

"Los actuales problemas del trabajo no pueden ser resueltos simplemente por los departamentos del gobierno. También se necesita la cooperación de bancos y departamentos de comercio exterior, para tratar el impago de salarios", sostuvo Liu.

Un trabajador de Bailingda, apellidado Liu, dijo que él y sus colegas no han recibido sus salarios desde agosto.

Un tribunal distrital del distrito de Bao'an, de Shenzhen, confirmó que había sellado los activos fijos de la planta para prevenir que éstos fueran saqueados por proveedores furiosos.

El tribunal encontró que además de unos 10 millones de yuanes (1,46 millones de dólares) en salarios no pagados, la compañía también debía 30 millones de yuanes a sus proveedores en Hong Kong y la parte continental de China.

El departamento local de trabajo ha enviado investigadores a la compañía y comenzará a mediar la disputa laboral el jueves próximo.

Desde el cierre de las fábricas de Smart Union en Dongguan, el gobierno del poblado de Zhangmutou ha prometido pagar 24 millones de yuanes para cubrir los dos meses de salarios pendientes de la compañía.

Guangdong es responsable de un tercio de las exportaciones de China. Sin embargo, la subida de los costos de materiales y la mano de obra está obligando a muchas plantas de producción a trasladarse.

Eleva China los precios de compra de cereales para impulsar producción

La agencia de planeación económica de China señaló hoy que elevará el precio mínimo de compra de trigo en 15,3 por ciento a partir del próximo año.

La acción de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR) busca mejorar el ingreso rural y la producción de cereales. El país, con una población de más de 1.300 millones de habitantes, depende principalmente de la producción nacional para su alimentación.

Al elevar los precios de compra de cereales la CNDR espera motivar a los agricultores para que aumenten la producción.

El precio mínimo de compra del gobierno de trigo blanco el próximo año será de 0,87 yuanes (12,7 centavos de dólar) por 500 gramos, es decir 13 por ciento más que los precios del 2008. Además, los precios de trigo rojo y mixto aumentarán a 0,83 yuanes por 500 gramos, es decir 15,3 por ciento más.

La agencia también prometió mayores subsidios para los materiales de producción agrícola, maquinaria y semillas.

Por otra parte, incrementará las reservas comerciales de fertilizantes para ayudar a garantizar el abasto de mercado y la estabilidad de precios.

A la CNDR le gustaría ampliar la capacidad de producción de cereales de China en 50 millones de toneladas.

El 11 de octubre, el Ministerio de Agricultura de China pronosticó un incremento en la producción de granos por quinto año consecutivo.

Los cálculos del Centro Estatal de Información de Cereales señalan que la producción de granos de este año debe llegar a 511,5 millones de toneladas, con un aumento de 10 millones de toneladas respecto al 2007.

El gobierno central asignó 102.860 millones de yuanes (15.100 millones de dólares) en subsidios agrícolas este año, duplicando el monto del 2007.

La CNDR también planea elevar el precio mínimo de compra del arroz el próximo año, aunque no dio más detalles.

La inversión en el sector inmobiliario chino crece 28,7 por ciento de enero a septiembre

Las inversiones en el sector inmobiliario de China sumaron 1,551 billones de yuanes (227.100 millones de dólares) en los primeros nueve meses del año, cifra que representa un aumento del 28,7 por ciento frente al mismo período del año pasado.

Según informó hoy martes el Buró Nacional de Estadísticas, cerca de 63.800 millones de yuanes del total se destinaron a proyectos de construcción de viviendas para familias de bajo ingreso, cifra que supone un crecimiento del 19,9 por ciento.

Por su parte, la superficie combinada de los apartamentos nuevos, construidos entre enero y septiembre, alcanzó los 2.404 millones de metros cuadrados, un 20,3 por ciento más que en los primeros nueve meses de 2007.

Mientras, un total de 179 millones de metros cuadrados de tierras fueron desarrollados a nivel nacional, un descenso del 1,6 por ciento.

A finales de septiembre, los inmuebles comerciales sin vender de todo el país sumaban 130 millones de metros cuadrados, un aumento del 10,2 por ciento, agregó la entidad.

El ICBC de China inaugura primer banco subsidiario en Medio Oriente

El Banco Industrial y Comercial de China (ICBC, siglas en inglés), el mayor banco del mundo por capitalización de mercado, inauguró hoy su primer banco subsidiario en Medio Oriente en Dubai, el centro comercial y financiero de los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

La inauguración del ICBC Medio Oriente, el primer banco subsidiario de propiedad completamente china en la región, constituye un paso importante del ICBC para ampliar sus servicios financieros en el extranjero y promover su estrategia de internacionalización.

Tomando como base su resistencia financiera, su capacidad y su diversificada plataforma de negocios, el ICBC Medio Oriente estará comprometido con la construcción de un puente directo y accesible para la inversión y el comercio entre China, los EAU y otros países del Medio Oriente, dijo Jiang Jianqing, presidente del banco.

El ICBC Medio Oriente hará uso pleno de la ventaja geográfica y los recursos financieros de Dubai y ampliará de manera gradual el alcance de negocios a la totalidad del Medio Oriente y el norte de África, agregó.

Con la autorización empresarial de más alta calificación proporcionada por el regulador local, el ICBC Medio Oriente ofrecerá una gama completa de servicios financieros, incluyendo depósitos, créditos, finanzas comerciales, inversión, manejo de activos, consultas y custodia.

Como el mayor banco comercial de China, el ICBC ha estado acelerando la extensión de su red en el exterior y ampliando su área de negocios con el fin de promover la estrategia de internacionalización.

En las últimas semanas, el banco estableció dos sucursales en Sydney y en Nueva York y el martes inaugurará una nueva sucursal en Doha, capital de Qatar.

Para fines de junio de 2008, el ICBC había establecido un total de 126 sucursales y bancos subsidiarios en 15 países y regiones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.