miércoles, 5 de noviembre de 2008

Alemania: La economía alemana podría recuperarse en el 2010

La economía de Alemania podría mejorar en 2010 después de experimentar una desaceleración del crecimiento este año bajo el impacto de la crisis financiera mundial, dijo hoy la canciller federal alemana, Angela Merkel.

"Tendremos malas noticias en 2009, pero tomaremos medidas para mejorar nuevamente en 2010", dijo Merkel a una asociación de empleados en Berlín.

El 29 de octubre, Merkel anunció la adopción de un paquete de rescate "enfocado, audaz y sostenible" para impulsar la economía en medio de una expectativa de recesión mundial.

El paquete tiene un valor total de 50.000 millones de euros (63. 000 millones de dólares).

Merkel dijo que el paquete de rescate recién anunciado actuará como un "puente" para que las empresas y ciudadanos sobrevivan al periodo de debilidad económica causada por la crisis financiera mundial.

Sin embargo, la canciller federal se opuso a un programa de estímulos "amplio" y subrayó que el nuevo paquete de rescate es "completamente diferente a un programa artificial y patrocinado por el gobierno para estimular la demanda que cuesta miles de millones de euros".

Disminuye venta de automóviles alemanes en el 2008

La Asociación de la Industria Automotriz de Alemania (VDA) redujo hoy el pronóstico anual de venta de coches en el país de 3,2 millones a 3,1 millones de unidades para este año.

La VDA dijo que el número de automóviles recién registrados se redujo ocho por ciento en octubre luego de un resultado "ya débil" en el mismo mes del año pasado, debido a que la crisis financiera ha llevado a que los consumidores aplacen compras de artículos de alto valor.

Las exportaciones de coches alemanes también tuvieron un descenso de 10 por ciento el mes pasado quedando en 336,600 unidades, debido a que importantes mercados como Estados Unidos y Europa occidental fueron afectados por la crisis financiera, indicó VDA.

En octubre, los pedidos de nuevos coches en Alemania, la mayor economía de Europa, se hundieron 12 por ciento.

La creciente incertidumbre de los consumidores ante la crisis financiera global, los altos precios del combustible y la falta de claridad sobre los futuros impuestos de coches, han contribuido al descenso en las ventas de automóviles, añadió VDA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.