martes, 11 de noviembre de 2008

Argentina, Córdoba: Ocho años de prisión para el abusador de Elizabeth "Eli" Díaz

Katy García (PRENSARED)

Tras una tensa espera, Arturo Benavídez, acusado de abusar sistemáticamente de "Eli" durante diez años, fue condenado en fallo unánime de los jueces Jorge Luis Fantín, Lorenzo Víctor Rodríguez, Mario Capdevila y los jurados populares Mónica Guerrero y Omar Arguello. Los fundamentos se conocerán el 25 de noviembre, a las 12.

Con más tres horas de retraso, fue leído el fallo que condenó al comerciante de la localidad de San Javier,Arturo Benavídez (57 años) a cumplir ocho años de prisión. Hasta que la condena quede firme, el preso permanecerá enla cárcel de Bower. El caso, puso sobre el tapete la problemática del abuso a niños y niñas y concitó la atención de medios alternativos y masivos, nacionales y provinciales.

Apenas"20 civiles", en su mayoría mujeres,fueron autorizadas a ingresar a la sala de audiencias de la Cámara Primera del Crimen. Sorprendió la cantidad de policías que custodiaban el recinto y el edificio de Tribunales II, y el celo puesto de manifiesto por la policía femenina en "descubrir" a quienes no fueran periodistas y pudieran ingresar a la sala.Pasadas las 14,se leyó la sentencia tras una larga espera ya que la sesión estaba anunciada a media mañana.

Los integrantes del jurado decidieron declarar porunanimidad aArturo José Luis Benavídez"autor materialy penalmente responsable de los de delitos de abuso deshonesto continuado, abuso sexual con acceso carnaly autor del delito de lesiones leves todo en concurso real, e imponerle la pena de 8 años de prisión, accesorias y costas".

Terminada la lectura, los vecinos y familiares presentes en la sala expresaron con tímidos aplausos su aprobación a lo decidido por los jurados.No fue igual la reacción de los abogados y de otros grupos de mujeres que opinaron que la pena no guarda relación con el delito.

En tal sentido,Felipe Celli, abogado querellante en la causa, quien había solicitado la pena de 20 años de prisión, argumentó que lo hizo por una cuestión jurídica. "La forma de aplicar una pena menor es decir que hubo delito continuado, en vez de concurso material de delitos. Eso significa una cantidad innumerable de hechos que no pudieron cuantificarse; que fueron muchos y estaban probados", afirmó.

Destacó además lasrazones del daño y la relación asimétrica entre victimario y víctima. "Una total desproporción: un poderoso frente a una víctima absolutamente indefensa, abusada desde los 9 años de edad en un daño inconmensurable", agregó. Luego analizó que "nos guste o no", en algún momento saldrá en libertad, pero esa es la ley. En coincidencia con lo anterior,se expresó la letrada Leticia Celli,"Creemos que esto demuestra que hay dos justicias: una para pobres y otra para ricos", opinó.

El abogado defensor del acusado, Carlos Hairabedián, manifestó que luego de conocer los fundamentos de la causa y analizar "porqué el jurado le dio credibilidad a la víctima"decidirá si presentará un "recurso de casación", según lo establece la ley procesal penal de Córdoba, en los 15 días subsiguientes.

Criticó la actitud de reprobación al fallo manifestada por algunos de los presentes. "La gente buscaba una pena desproporcionada, una pena absurda", sostuvo.Benavídez seguirá detenido en la cárcel de Bouwer hasta que la condena quede firme.

Elizabeth "Eli" Díaz estuvo presente en la sala acompañada de familiares y militantes sociales. Tímida y de bajo perfil, no habló con la prensa en el lugar. Según personas allegadas estaba tranquila y conforme por haber tomado la decisión de testimoniar en el juicio.

Como se recordará, Eli fue absuelta en un juicio por haber dado muerte albebé que parió en la casa de su patrón y abusador.

Durante unas cuatro horas, permanecieron a la intemperie y bajo una tenue llovizna militantes y activistas de organizaciones políticas y sociales haciendo el aguante a la víctima.

Mujeres organizadas opinan

"Este dolor que ella padeció no se compara con los años que se le dio al abusador. Pero es interesante que haya sido condenado y reconocido todos los cargos. Tenemos que concientizarnos de que hay muchos violadores sueltos que deben ser condenados" (Estela Paredes, de Comisión de Apoyo a Eli).

"En primer lugar, ocho años para un violador es poco. Lo que demuestra que hay justicia para los ricos. Pero también hay que decir la verdad: la movilización de los familiares, vecinos y organizaciones de mujeres han puesto lo suyo para que este tipo sea condenado. Porque es un empresario que sabemos bien, actúa como señor feudal. Espero queesto sirva como elemento para juzgar a otros violadores como los de San Pedro ySarmiento" (Liliana Olivero, legisladora provincial).

"Si bien esperábamos más, creo que en las condiciones en que vinimos y nos enfrentamos al dinero y al poder fue para nosotras un triunfo" (Gloria González, directora de la escuela primaria de San Javier).

"No es lo que esperábamos, pero es una condena. Él estuvo dos años preso, y en dos más estará afuera. Mientras que ella fue sometida a 10 años de tortura. Si siguen avalando estas condenas simbólicas, irrisorias y es lo que fomenta la violencia contra las mujeres"(Doris, Partido Obrero).

"Creo que es una burla para todas nosotras que venimos descubriendo violadores de niñas y niños. No esperábamos otra cosa. La justicia no es para los pobres ni mucho menos para las mujeres. El colegio de abogados, tendría que haber estado presente y no dejar que nos manoseen como si nosotras fuéramos las delincuentes, mientras el abusador estaba sentado allí... Pero, no podemos dejar de ver que fue un logro para todas las mujeres que luchamos y hemos llegado a esta instancia. Que los violadores sepan que allí donde se vayan los iremos a buscar" (Chela, Movimiento de mujeres).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.