miércoles, 5 de noviembre de 2008

Argentina, Mendoza: La Justicia investiga una contaminación petrolera próxima a El Carrizal


Jorge Fernández Rojas (MDZOL)

La empresa multinacional Oxi, que explota el área Piedras Coloradas, vierte residuos petroleros en socavones que luego son tapados con tierra. Una comisión de gendarmes ya tiene cercada la zona, a raíz de la intervención de la Justicia Federal que se produjo como consecuencia de una denuncia de Irrigación. Los arroyos que surcan la zona desembocan en el dique Carrizal.

Por orden de la Justicia Federal un equipo de gendarmes ha cercado la zona ubicada a la altura del kilómetro 50 de la Ruta nacional 40 y a 10 kilómetros al oeste de ese punto, en el Departamento de Tupungato.

Es el área petrolera "Piedras Coloradas-estructura intermedia" operado por la multinacional petrolera Oxi que tiene sede en las Islas Caymán uno de los más reconocidos "paraísos fiscales".

El procedimiento se extenderá entre hoy y mañana. El área es surcada por los arroyos Piedras Coloradas y Tierras Blancas que desaguan en el Río Tunuyán y al dique Carrizal.

De hecho, desde el lugar donde se verificaron las actividades contaminantes se observa la proximidad en pendiente del espejo de agua dulce. En la imagen satelital inferior, se detalla con un círculo rojo la ubicación de la zona de explotación petrolera y se comprueba la cercanía con El Carrizal.

La denuncia investigada por la fiscal Gloria André es el hallazgo de un repositorio clandestino donde depositan en socavones en el suelo del yacimiento residuos peligrosos producto de la explotación petrolera.

El antecedente a esta medida judicial es el acta que labró la Dirección de Control de Medio Ambiente de la Provincia que el 20 de octubre pasado cuando realizó una observación del área a instancias del Inspección de Cauce de Arroyo Carrizal.

El organismo estatal ordenó el cese de las actividades porque las maniobras no estaban declaradas, es decir eran tareas no autorizadas por el ente de control ambiental.

Cuatro días después se radicó la denuncia en los Tribunales Federales por parte de la Inspección de Cauce Arroyo Carrizal dependiente del Departamento General de Irrigación.

De acuerdo a los informantes en la zona donde todavía se realiza el operativo de Gendarmería para se produjo una gran conmoción entre los empleados de la firma petrolera y se hicieron presentes los delegados de Oxi en Mendoza, entre ellos Miguel Angel Calvi que es el responsable operativo de la región.

Además Calvi ya está imputado en otra causa que data de 2003 llevada adelante por la fiscal André por una infracción a la ley nacional de Residuos Peligrosos 24.051.

Las operaciones ilícitas se realizaban a plena luz del día y se utilizaban retroexcavadoras para hacer socavones y allí verter los llamados "lodos o recortes de perforación".

En la inspección del 20 de octubre se observó la existencia "dos grandes socavones (represas o piletas) recubiertos con membrana plástica en el sector del predio sin residuos petroleros".

En cambio señalan que en grandes extensiones –previo desmonte de la flora nativa- se estaban depositando o arrojando en el suelo los denominados "cuttings" o "lodos" los cuales si no son tratados adecuadamente son los elementos más nocivos y peligrosos de la industria petrolera.

De acuerdo a la denuncia estos residuos "estaban colocados en el suelo sin protección plástica y sin bordes de contención".

Foto: Los montículos de los "barros" petroleros se divisan en el predio allanado. / Autor: MDZOL.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.