lunes, 24 de noviembre de 2008

Argentina: Pérez Esquivel se sumó a la campaña en defensa de un fiscal federal de Tucumán

PRIMERA FUENTE

El Premio Nobel argentino envió una carta al Procurador General de la Nación, Esteban Righi, en defensa del fiscal general federal de Tucumán, Gustavo Gómez, quien tiene dos pedidos de destitución en el órgano judicial federal. Esquivel calificó de "difícil e injusta" la situación del fiscal a quien lo identificó como "un símbolo de una justicia transparente e independiente".

El Premio Nobel de la Paz 1980, Adolfo Pérez Esquivel, salió a expresar su respaldo a la continuidad de fiscal general federal de Tucumán, Gustavo Gómez, quien soporta dos pedidos de destitución en la Procuración General la Nación (PGN). De esta forma, el reconocido militante defensor de los derechos humanos, se sumó a la masiva campaña internacional en defensa de Gómez quien en la actualidad se encuentra imposibilitado de realizar nuevas investigaciones preliminares por disposición del Procurador General de la Nación, Esteban Righi.

A través de una carta enviada a Righi,el 12 de noviembre pasado, Esquivel calificó de "difícil e injusta" la situación del fiscal a quien destacó por su "por su compromiso con los intereses del pueblo, y por su defensa continua de la justicia". "Esa convicción lo llevó a luchar contra la impunidad, a investigar a los poderosos, a enfrentarse con empresas y personas que pensaban que su poder económico le permitía violar la ley", agregó el profesor de arquitectura.

Esquivel fue más allá y se animó a calificar al letrado federal como un "símbolo de una justicia transparente e independiente". "Nuestro deber es proteger a este hombre de justicia, honesto y comprometido, mientras que su destitución significaría que en nuestro país sigue triunfando la impunidad", sentenció.

Existen dos pedidos de destitución contra Gómez: uno impulsado por el empresario Carlos Gordillo, quien estuvo involucrado en una causa penal tributaria investigada por la propia Fiscalía General.

Otro planteo fue realizado por el secretario general de los empleados judiciales, Julio Piumato, quien acusó a Gómez de haber acosado a empleados. Paradójicamente, estos trabajadores enviaron notas a la Procuración negando las acusaciones.

Asambleas ambientalistas vincularon estas denuncias al procesamiento dictado mayo pasado por la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán de Julián Rooney, en su calidad de vicepresidente de Minera Alumbrera, como presunto autor penalmente responsable del delito de contaminación peligrosa para la salud previsto en el artículo 55 de la ley nacional de Residuos Peligrosos 24.051. Uno de los principales impulsores de esta investigación fue el propio Gómez quien, además, llevó adelante causas vinculadas a irregularidades en el proyecto habitacional Lomas de Tafí.

Foto: Las investigaciones de Gómez se ganaron el apoyo de organizaciones sociales y la bronca de sectores del poder. / Autor: PRIMERA FUENTE.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.