martes, 11 de noviembre de 2008

Argentina, Tucumán: La audiencia pública para debatir el tarifazo sirvió para la catarsis social

PRIMERA FUENTE

Lejos de debatir los números técnicos que se utilizan para justificar un nuevo aumento en la tarifa eléctrica, la audiencia pública solo sirvió –una vez más- para que algunos usuarios y referentes de agrupaciones, expresen sus baterías de críticas contra la distribuidora de energía en Tucumán. La audiencia convocada por el Epret sólo duró tres horas y hubo 8 expositores de una veintena de inscriptos. Faltó la FET.

Una vez más la audiencia pública se convirtió en una caja de resonancia de la bronca y el malestar que año tras año manifiestan los mismos personajes que se animan a ridiculizar –por impotencia o elección- la falta de poder del usuario frente a las grandes corporaciones que administran –en este caso- el servicio de energía eléctrica.

Si bien esta vez fue mucho más tranquila que otras oportunidades en las que hubo discusiones de alta tensión y disfraces de personajes como el chapulín colorado, no faltó la ironía. Raúl Jiménez Lascano, como ciudadano particular, dio su exposición con un antifaz de color blanco y negro para reflejar que las opiniones de los usuarios no valen a la hora de la decisión final con respecto a un incremento en la tarifa eléctrica.

Después, con un cartel colgado en su pecho, Edmundo Romano, también como usuario, se paró frente a la platea, con las autoridades de EDET en primera fila, y lanzó una batería de críticas quejándose de que las voces de los usuarios no son escuchadas y sólo priman los intereses económicos de la empresa.

De parte de la Defensoría del Pueblo, estuvo ausente el ombudsman Jorge García Mena y en su representación expusieron Carlos Ponce de León y el ingeniero Vilte Grande. Entre otros puntos, denunciaron que el EPRET comete irregularidades sobre la nueva metodología de cálculo tarifario. "Se verificó que hay matrices de la Resolución del Epret Nº 17/08 que fueron modificadas respecto de las fijadas en el Acta de Renegociación Integral", alertaron.

Pero no todas fueron críticas, Julio Luna, del Sindicato Luz y Fuerza, fue otro fiel concurrente a las audiencias con un número importante de seguidores. "La energía es un factor de progreso y desarrollo y por lo tanto tiene un costo que hay que ajustar", acotó en su encendida exposición en apoyo a la empresa distribuidora.

La audiencia, que se realizó en la Sala de Orestes Caviglia, duró sólo tres horas, entre las 8.15 y las 11.10. Una de las causas fue que se presentaron sólo ocho expositores, de una veintena de inscriptos. Uno de los ausentes más llamativos fue la Federación Económica de Tucumán, ya que se había inscripto luego de varios años de ausencia en estos debates. Al término de la audiencia, el interventor del Epret, Augusto Contreras, respiró tranquilo, ya que salvo los episodios mencionados, el encuentro se desarrolló con total normalidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.