lunes, 3 de noviembre de 2008

Comienza un ayuno contra la explotación por la minería en Argentina

ANSA

Asambleas ciudadanas de localidades argentinas que se oponen a la explotación minera iniciarán una semana de ayuno en Buenos Aires a la espera de que los legisladores escuchen sus reclamos, una lucha de larga data que está documentada en el filme "La Ganga", que cumplió un año recorriendo el país.

"Lo peor es perder un hijo, lo peor. Las doctoras nos decían que teníamos que cuidar a los chicos, que podían ser las mineras, que de ahí podían venir los problemas, que largan cosas en el agua. El chiquito mío se metía en el arroyo", relata Mirta Argañaraz, de Alto Verde, provincia de Tucumán, norte del país a los documentalistas Lisandro Costa y Sebastián Arcidiácono.

El hijo de Mirta murió de cáncer, al igual que su sobrino, mientras otras madres denuncian el drama de niños enfermos de leucemia en el mismo lugar, por donde pasa el conducto con el mineral que extrae La Alumbrera en la provincia de Catamarca.

Las enfermedades, "el avance sobre los recursos naturales por parte de las empresas, que son contaminantes, saqueantes", es lo que denuncia la Unión de Asambleas Ciudadanas de Argentina, conformada por movimientos de poblaciones que rechazan la implantación o continuidad de la explotación minera, en franco avance en el país debido a las leyes aprobadas durante el gobierno de Carlos Menen en los 90.

Esas asambleas se instalarán frente al Congreso y comenzarán un ayuno y otras actividades para informar a la población sobre su reclamo y para que "se revean las leyes de la década infame de los 90, que permitieron que las multinacionales avasallen a pueblos cordilleranos".

Justamente, "La Ganga", que es la materia inútil que acompaña a los minerales, cuenta el surgimiento de estas asambleas, de esta lucha, en la que "el caso testigo" fue la población de Esquel, provincia de Chubut, en la Patagonia, con el triunfo en plebiscito del "no" a la mina por 81 por ciento de los votos.

En Esquel se proyectaba una mina a cielo abierto llamada El Desquite, de la compañía canadiense Meridian Gold, en la que iban a utilizarse 2.160 toneladas por año de cianuro de sodio, que permite extraer el oro y la plata.

El filme "La Ganga" traza un panorama desolador en sus 89 minutos por los cientos de proyectos mineros que existen en el país y, al mismo tiempo, plantea la esperanza de cambio a partir de la movilización popular.

Uno de esos proyectos, que empezó a operar en septiembre, en la provincia de San Juan y en Chile, es el de Pascua Lama, de la también canadiense Barrick Gold.

El 80 por ciento de la explotación es de Chile y el 20 de San Juan, pero el dique de cola, donde se tira la ganga, está en San Juan.

El gobernador de San Juan, Luis Gioja, aseguró que "la minería es una alternativa en el crecimiento" de la provincia.

Sin embargo, los viñateros sanjuaninos temen por el impacto en sus cosechas y aseguran que quieren parar varios proyectos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.