viernes, 7 de noviembre de 2008

Conflicto oseta-ingush y desestabilización en Cáucaso son las principales versiones tras el atentado en Vladikavkaz

RIA NOVOSTI

La reanimación del conflicto oseta-ingush y la escalada de tensión en el Cáucaso son las hipótesis principales que se barajan hoy en relación con los posibles objetivos del atentado que la víspera causó 12 muertos y 41 heridos en Vladikavkaz, capital de la república norcaucásica de Osetia del Norte.

Una terrorista suicida activó su carga explosiva en un minibús. La bomba, de potencia equivalente a 300 gramos de trilita y llena de piezas metálicas, detonó en pleno centro de la capital noroseta.

"Hay dos versiones principales: la desestabilización de la situación en el Cáucaso en general y la vuelta al conflicto oseta-ingush", declaró este viernes Alexander Bastrikin, jefe del Comité de Investigación adjunto a la Fiscalía de Rusia.

Las repúblicas de Osetia del Norte e Ingushetia mantienen un contencioso territorial acerca del distrito Prigorodni aunque esta disputa, que provocó víctimas y numerosos refugiados a principios de la década pasada, está congelada desde 1993.

Bastrikin, quien planea visitar Vladikavkaz el próximo lunes, reconoció que, de momento, "no hay motivos algunos" para ver una "pista georgiana" en lo sucedido.

Un funcionario abjaso niega incursiones militares en el distrito de Gali

El dirigente del distrito abjaso de Gali, Beslán Ashba, desmintió hoy las noticias de que los habitantes de esta zona limítrofe con Georgia dejan sus hogares y escapan al territorio georgiano a causa de supuestas incursiones militares.

Los medios electrónicos georgianos, que citan a los vecinos locales, sostienen que "los militares irrumpen en las casas y exigen a la gente que les enseñe carnés de identidad y les entreguen la cosecha de avellanas en que es rica esta parte occidental de Georgia". De las 40 familias que residían en la aldea de Nabakevi, diez ya abandonaron sus hogares, según esta fuente.

El dirigente de Gali confirmó que en el distrito se realiza un chequeo de documentos para descubrir a las personas que residen en Abjasia ilegalmente pero resaltó que estas medidas son consecuencia de recientes atentados terroristas y se llevan a cabo abiertamente, en presencia de jefes aldeanos.

Varios atentados que tuvieron lugar en la zona de Gali a finales de octubre pasado causaron cuatro víctimas, entre ellos, el jefe de Inteligencia del Ministerio abjaso de Defensa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.