viernes, 7 de noviembre de 2008

El FMI modifica a la baja sus proyecciones del crecimiento económico mundial

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció hoy una fuerte revisión a la baja de sus proyecciones mundiales de crecimiento económico y dijo que la "actividad global está desacelerándose rápidamente".

"Las perspectivas para el crecimiento mundial se han deteriorado durante el mes pasado, un sector financiero debilitado continúa y la confianza del productor y consumidor ha caído", dijo el FMI en su Perspectiva Económica Mundial actualizada.

La economía mundial tiene proyectado crecer 2,2 por ciento en 2009, 0,75 puntos porcentuales menos que el pronóstico de octubre, señala el FMI en su Perspectiva Económica Mundial actualizada.

Se espera que las economías avanzadas se contraigan 0,3 por ciento en base a un año completo en 2009, la primera caída de este tipo desde la Segunda Guerra Mundial.

Ahora el FMI espera que la economía de Estados Unidos se contraiga 0,7 por ciento en 2009, una fuerte caída de su cálculo de crecimiento de 0,1 por ciento emitido apenas hace un mes.

"La economía estadounidense sufrirá conforme las familias respondan a activos reales y financieros que se deprecian y por las condiciones financieras más estrechas", dijo el FMI.

El crecimiento en el área del euro será muy afectado por las condiciones financieras estrechas y por la caída en la confianza. En Japón, se espera que descienda el apoyo al crecimiento de las exportaciones totales.

En las economías emergentes, el crecimiento tiene proyectado desacelerarse de manera importante, aunque de cualquier forma logrará un 5 por ciento, según el FMI.

Sin embargo, la desaceleración cíclica en las economías emergentes es de una magnitud similar a la de las economías avanzadas cuando se mide con respecto a los índices de crecimiento con tendencia al alza, de acuerdo con los ciclos pasados, advirtió el FMI.

"Los países en Asia del Este --incluida China-- generalmente han sufrido disminuciones más pequeñas porque sus situaciones financieras son típicamente más fuertes, se han beneficiado de los términos mejores del comercio a raíz de los precios decrecientes de las mercancías y ya iniciaron un cambio hacia la flexibilización de la política macroeconómica", dijo.

Se espera que el crecimiento en China disminuya, moderándose de 11,9 por ciento en 2007 a 9,7 por ciento en 2008 y a 8,5 por ciento en 2009, de acuerdo con el informe.

El FMI advirtió que la crisis financiera sigue siendo virulenta y la perspectiva económica es "excepcionalmente incierta".

"Los mercados han entrado en un círculo vicioso de debilitamiento de activos, descensos en los precios y cancelación de los inversionistas", dijo. "La expansión de créditos se hundió a niveles mínimos y los principales índices bursátiles cayeron en cerca de 25 por ciento en octubre".

"Los mercados bursátiles emergentes perdieron cerca de una tercera parte de su valor en términos de moneda loca y más de 40 por ciento de su valor en términos de dólares USA, debido a las generalizadas depreciaciones monetarias", dijo.

El FMI pidió a sus miembros que adopten nuevos estímulos políticos y dijo que una "fuerte respuesta de política macroeconómica podría limitar el daño".

Existe una clara necesidad de estímulos adicionales de política macroeconómica referentes a lo que se ha anunciado hasta ahora, para apoyar el crecimiento y ofrecer un contexto para restablecer la salud de los sectores financieros, dijo la organización.

Sin embargo, "la política monetaria quizás no sea suficiente porque la facilitación monetaria quizás sea menos efectiva ante las difíciles condiciones financieras y ante el debilitamiento", agregó.

Estas son condiciones donde es posible garantizar amplios estímulos fiscales, dijo el FMI, quien indicó que "los estímulos fiscales pueden ser efectivos si están bien dirigidos, apoyados por una política monetaria acomodadiza y aplicados en países que tengan espacio fiscal".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.