miércoles, 5 de noviembre de 2008

El Salvador: Economistas aseguran que la banca salvadoreña está en dificultades

Claudia Solórzano (COLATINO)

Analistas económicos aseguran que las nuevas restricciones en los préstamos que otorgan los bancos en el país son la muestra de las dificultades que éstos enfrentan ante la crisis internacional.

La desaceleración económica originada en Estados Unidos perjudica a los países en vías de desarrollo y El Salvador no se escapa de sufrir el efecto dominó.

Y es que la banca en el país ha comenzado a tomar las medidas pertinentes para evitar la crisis de liquidez, es decir, pretenden librarse de problemas a la hora de convertir los activos en dinero efectivo de forma inmediata, sin que éstos pierdan su valor.

Una de las medidas preventivas de las entidades financieras es restringir el otorgamiento de préstamos para consumo o gastos personales, con el fin de no comprometer el depósito de los salvadoreños.

El vicepresidente del Colegio de Profesionales en Ciencias Económicas (COLPROCE), Francisco Lazo, opina que dichas restricciones para los salvadoreños son la clara respuesta de la banca ante las dificultades.

"La banca en El Salvador es del consorcio, el cual parece tiene serias dificultades para otorgar préstamos, un ejemplo es Citibank, entidad que está en dificultades", señaló Lazo.

En consecuencia, el economista asegura hay restricciones en el capital de trabajo, en las construcciones de viviendas y todo como resultado de la crisis internacional.

Según el economista y representante de la Red Sinti Techan, Raúl Moreno, los bancos Cuscatlán ahora Citibank, Banco Salvadoreño (HSBC), Banco de Comercio (Scotiabank) y el Agrícola, que tiene vínculos con la Bank Colombia, están siendo perjudicados con la crisis financiera, pues están en el circuito internacional.

"Estos bancos tienen grandes turbulencias por estar en la red de banca internacional", dijo Moreno, quien considera falso que el actual Gobierno asegure tener una economía blindada. Es más, agregó que existen varias señales que demuestran que la banca en el país está en dificultades, tales como la gran dependencia de Estados Unidos, la baja de divisas provenientes de las remesas y la depreciación continua del dólar.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) asevera que las condiciones monetarias y financieras se han vuelto aún más restrictivas en todo el mundo.

"La disposición a asumir riesgos es cada vez menor y los riesgos mundiales macroeconómicos, de crédito, de mercado, de liquidez de los mercados emergentes se han acrecentado", reza el informe del FMI.

La crisis financiera internacional se desató durante el 2006 en tierras estadounidenses debido al colapso de la burbuja inmobiliaria. Posteriormente, se agudizó en la hipotecas "subprime" y ahora en el año 2008 se pronostica una profunda crisis de liquidez, ante la cual los bancos en el país intentan no sucumbir.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.