lunes, 3 de noviembre de 2008

Panorama económico de China

XINHUA

Cada inversionista chino en el mercado bursátil perdió más de 1.570 yuanes (229,5 dólares) diarios en promedio desde el 6 de noviembre de 2007 hasta el 30 de octubre de este año, según la edición del sábado del Diario de la Juventud de Beijing.

El informe del rotativo agrega que en las últimas 241 jornadas se han "evaporado" 2,2 billones de yuanes, lo que supone un promedio de pérdidas diarias de 91.300 millones de yuanes.

El Índice de la Bolsa de Shanghai ha caído más del 72 por ciento desde cuando estuvo en su punto más alto, el 16 de octubre del año pasado, hasta los 1728,79 puntos.

A pesar de que el gobierno central ha adoptado una serie de medidas para estimular el mercado, el indicador siguió cediendo terreno, y perdió más de un 6 por ciento sólo en esta semana, afectado por el mal desempeño de los mercados internacionales.

Entre las acciones que perdieron más del 90 por ciento de su valor máximo, se cuentan las de la industria de los metales no ferrosos, afectada duramente por la caída de los precios en el mercado mundial.

Ganancias de empresas estatales de China caen entre enero y septiembre a causa de la desaceleración económica

Los beneficios de las empresas estatales de China, excluyendo las entidades financieras, se redujeron en los primeros nueve meses de este año como consecuencia de la desaceleración económica, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda de ese país asiático.

Las ganancias netas de las citadas empresas en los primeros tres trimestres se situaron en 1,11 billones de yuanes (162.630 millones de dólares), con una disminución interanual del 2,9 por ciento, informó la cartera en un reporte.

Los ingresos de las citadas firmas por concepto de ventas subieron un 25 por ciento anual para llegar a 16,03 billones de yuanes a finales de septiembre, monto que supone una reducción de 1,1 puntos porcentuales frente a la cifra del período enero-agosto.

Hasta septiembre, los beneficios de las empresas centrales habían caído un 9 por ciento para situarse en 780.220 millones de yuanes, después de registrar una disminución del 7,7 por ciento en los primeros ocho meses respecto del mismo lapso del año pasado.

El sector energético sufrió las pérdidas más grandes, ya que el precio de la electricidad no logra compensar el creciente costo del carbón. Las pérdidas de las cinco principales compañías eléctricas del país sumaron 21.400 millones de yuanes en los primeros tres trimestres.

Asimismo, las ganancias netas de las dos firmas más grandes dedicadas a la generación y comercialización de la energía en China, se desplomaron un 80,9 por ciento en el citado período.

El informe señala que las pérdidas de la industria petroquímica y de producción de crudo se redujeron, pues los precios del mineral disminuyeron notablemente en comparación con el récord de 147 dólares por barril que alcanzaron en julio.

También en el lapso en cuestión, el sector petroquímico experimentó una reducción en sus beneficios del 81,1 por ciento interanual, mientras que el de la producción petrolera cayó un 6,9 por ciento en el mismo periodo.

China adopta una política monetaria flexible para impulsar la economía y enfrentar la crisis

La decisión de China de recortar las tasas de interés es parte de su política monetaria flexible para enfrentar la crisis financiera mundial e impulsar la economía nacional, declaró hoy un vocero del banco central.

Li Chao, vocero del Banco Popular de China, explicó el recorte del gobierno a las tasas de interés por segunda ocasión en un mes.

El miércoles el Banco anunció el recorte en las tasas de interés en 0,27 puntos porcentuales a partir del 30 de octubre para impulsar el crecimiento económico. La tasa de referencia de depósitos a un año disminuyó de 3,87 por ciento a 3,60 por ciento, mientras que la tasa de referencia de préstamo a un año cayó de 6,93 por ciento a 6, 66 por ciento.

El recorte previo fue el 8 de octubre, cuando el Banco anunció una disminución de la tasa de depósitos y préstamos en 0,27 puntos porcentuales y decidió recortar la proporción de requisito de reservas en 0,5 puntos porcentuales a partir del 15 de octubre.

Li indicó que la acción constituyó en respuesta a la propagación y empeoramiento de la crisis financiera mundial. "La grave crisis va más allá de las expectativas de la gente".

Señaló que : "La economía de China depende mucho de los mercados externos. Es muy necesario que el país ajuste su política económica, incluida la política económica, de una manera oportuna y flexible para reducir el impacto negativo al mínimo".

"Por otra parte, la presión inflacionaria del país se ha calmado", indicó, y agregó que el recorte más reciente en la tasa de interés tiene por objetivo mantener la energía del crecimiento económico de China.

Cuando se le preguntó la razón de que el gobierno reduzca las tasas de interés y deje sin cambio la proporción de requisito de reservas en su última acción, respondió que se debe a que la liquidez de los bancos del país es adecuada.

Li también dijo que para enfrentar la crisis financiera internacional y mantener un crecimiento económico nacional sano y relativamente rápido, el banco central retiró las restricciones obligatorias al plan de préstamos de los bancos comerciales.

Señaló que China tiene confianza en que puede resistir la crisis financiera mundial, pues el país tiene un gran potencial de ampliación de su demanda doméstica y que el sistema financiero es estable.

Pidió la cooperación entre los países del mundo para enfrentar la crisis y llevar a cabo una reforma del sistema financiero internacional.

Economía china está en buena forma pese a la crisis financiera mundial

La economía de China se encuentra en buena forma a pesar del ambiente económico cambiante, y mantendrá un crecimiento estable y relativamente rápido, dijo hoy el jefe del Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

"Los fundamentos de la economía de China permanecen sin cambio a pesar del ambiente económico mundial cambiante", dijo Ma Jiantang, nuevo director del BNE. "Debemos confiar en la perspectiva económica del país".

El índice de crecimiento más rápido del mundo, los exitosos controles de precios de mercancías, las crecientes reservas de divisas y los buenos índices de empleo son los factores que apoyan los fundamentos económicos, dijo Ma.

El índice de precios al consumidor (IPC), la principal medida de la inflación, disminuyó a 4,6 por ciento en septiembre con respecto al mismo periodo del año pasado. En febrero alcanzó una altura récord en 12 años de 8,7 por ciento.

El producto interno bruto (PIB) del país creció en 9,9 por ciento en los tres primeros trimestres, 2,3 puntos porcentuales menos que el mismo periodo del año pasado.

Sin embargo, dijo: "Debemos estar seguros de la perspectiva económica del país". El país tiene abundantes reservas de divisas, un gran potencial de mercado, empresas vigorosas y el gobierno tiene fuertes habilidades de macrocontrol.

El gobierno ha llevado a cabo una serie de ajustes de política macroeconómica ante el ambiente económico cambiante, lo cual garantizará un desarrollo económico estable y sano, dijo. Estos ajustes incluyen el aumento en los descuentos a los impuestos de exportación, las reducciones en las tasas de interés y en la proporción de requisito de reservas y el incremento al precio estatal de compra de cereales.

"Debemos enfrentar la presión actual para promover la transferencia del modo del crecimiento económico y el ajuste a la estructura industrial", dijo Ma.

Ma, doctor en Economía, se graduó de la Academia de Ciencias Sociales de China. Fue nombrado jefe del BNE en septiembre. Su predecesor, Xie Fuzhan, fue nombrado jefe de la Oficina de Investigación del Consejo de Estado.

China se centrará en el consumo interno ante las incertidumbres globales

El gobierno de China debe mantener sus esfuerzos para aumentar el consumo interno ante la actual incertidumbre económica internacional, dijo Liu Tienan, viceministro de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, durante una reunión sobre el sector industrial del país celebrada en Beijing este fin de semana.

Los fundamentos de la economía china son sólidos, pero la nación también se enfrenta a varios desafíos, indicó Liu, según la edición de hoy lunes del rotativo "China Securities Journal".

China debe intensificar sus esfuerzos en cuanto a su reestructuración e innovación industrial, así como a la modificación de su modo de desarrollo.

Liu instó a ofrecer un mayor apoyo a los granjeros y más recursos públicos para la mejora del sistema de bienestar social.

Su Ning, vicegobernador del Banco Popular de China, entidad bancaria central del país, dijo en el encuentro que había "todavía margen para impulsar el consumo interno", y que el banco central adoptaría una política monetaria flexible y prudente.

Algunos expertos asistentes a la reunión sostuvieron que un desarrollo económico estable depende de una política fiscal proactiva y una mayor distensión de la política monetaria para prevenir la recesión.

La economía china creció en un nueve por ciento en el tercer trimestre del año respecto al mismo período del año pasado, lo que supone la tasa más baja de crecimiento en los últimos cinco años. Este descenso se debió a que la crisis financiera global dio lugar a una caída de la demanda de mercancías del país asiático, al tiempo que se redujo la producción industrial nacional en respuesta a la debilitación de la demanda y los costes crecientes de las materias primas.

Fu Ziying, viceministro de Comercio, indicó que resultaría más difícil mantener un crecimiento estable de las exportaciones el próximo año debido a la inestabilidad financiera global.

Fu sugirió que el gobierno debe dar un mayor apoyo a las empresas orientadas a la exportación para ayudarlas a superar las difíciles circunstancias actuales.

Agitación financiera, punto de quiebre para el cambio del énfasis económico mundial

Long Yongtu, secretario general del Foro de Boao para Asia, manifestó que la actual agitación financiera podría convertirse en el punto de quiebre para que el centro económico mundial se traslade de los países occidentales a los emergentes, de acuerdo con la edición de hoy sábado del periódico Shanghai Securities News.

En el foro titulado "OMC y China: Foro Internacional de Beijing", el experto sostuvo que los países en desarrollo están jugando un papel cada vez más importante en la arena económica global.

La industria de la manufactura, en particular la denominada manufactura intensiva en mano de obra, constituye la base de la economía china y es además la principal fortaleza del país en lo que se refiere a su participación en la división del trabajo y la competencia internacional, dijo.

Long, ex jefe negociador de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC), dijo que el desarrollo de la industria de los servicios en el país debe depender del crecimiento del sector de la manufactura.

El economista pidió mayores esfuerzos en los estudios de las nuevas tendencias y características de las industrias de dicho sector tanto en China como en el resto del mundo, así como el mejoramiento de las infraestructuras de transporte y telecomunicaciones, y un desempeño eficiente y limpio por parte del gobierno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.