jueves, 6 de noviembre de 2008

Panorama económico de China

XINHUA

Las refinadoras chinas de petróleo registraron pérdidas de más de 120.000 millones de yuanes (17.580 millones de dólares) en los primeros nueve meses del año, según un informe de la Asociación de Industria Petroquímica de China.

La inestabilidad financiera y la recesión económica en el mundo en el tercer trimestre del año han tenido un impacto negativo en la industria petroquímica del país asiático, de acuerdo con el documento publicado ayer miércoles por la citada asociación.

Los ingresos estimados por ventas totalizaron 4,9 billones de yuanes en los primeros nueve meses del año, con una subida del 31,5 por ciento respecto al mismo período del año pasado. Los beneficios aumentaron en un 3,4 por ciento hasta los 418.700 millones de yuanes, con un incremento del 31 por ciento por parte del sector químico, mientras que el sector de explotación de gas y petróleo experimentó un aumento del 53,4 por ciento en sus ganancias.

Feng Shiliang, subsecretario de la asociación, declaró que el empeoramiento de la crisis financiera, en especial desde septiembre, ha limitado el crecimiento de la producción y el valor de la misma en los sectores químico y petrolero, y llevado a una drástica caída de los precios, lo que hizo disminuir sus beneficios.

En los primeros tres trimestres del año, el valor bruto de la producción industrial alcanzó los 50 billones de yuanes, monto que supone una subida del 32 por ciento. Sin embargo, el crecimiento se ha desacelerado desde agosto y en septiembre cayó hasta un mínimo récord del 25,1 por ciento, cifra que se sitúa 9,8 puntos porcentuales por debajo de la correspondiente al mes anterior.

La debilitación de la demanda hizo aumentar las existencias y caer los precios, lo que dio lugar a una reducción de la producción y las ventas. Las perspectivas económicas negativas también contribuyeron a la falta de confianza en el mercado.

De los 168 tipos de productos que están bajo la observación de la citada institución, 106 de ellos registraron caídas en sus precios respecto al mes anterior, incluyendo fertilizantes, pesticidas, plásticos y caucho.

Feng indicó que el aumento de los costes y la disminución de las exportaciones también tuvieron un efecto negativo en la industria petroquímica.

El crecimiento de la inversión en la industria carboquímica y el sector de materias primas químicas se mantuvo rápido, lo que puede causar una excesiva capacidad de producción en el futuro.

Sin embargo, Feng se mostró optimista sobre las perspectivas, y afirmó que "para mantener un desarrollo estable resulta necesario seguir las políticas de control macroeconómico del gobierno central y aplicar medidas activas".

El funcionario también estimó que en 2008 el crecimiento de los ingresos por ventas alcanzará un 26 por ciento en dichos sectores, mientras que los beneficios subirán un seis por ciento, el comercio, un 35 por ciento, y la inversión en activos fijos, un 30 por ciento.

Funcionario advierte que la economía industrial china enfrenta una "situación sombría"

La industria china enfrenta una situación sombría pues la crisis financiera global tendrá un fuerte impacto en los sectores industrial y de tecnología de información, señaló hoy un importante funcionario.

Zhu Hongren, funcionario del Ministerio de Industria y Tecnología de Información, dijo que el país necesita incrementar la inversión en áreas clave y puntos débiles de la economía industrial. El gobierno debe mantener una escala de inversión razonable e intensificar la innovación técnica.

Dijo que el desequilibrio entre la debilitada demanda y la creciente capacidad se volverá más problemática pues la crisis se propaga. Los negocios de gran cantidad de fuerza laboral y orientada a la exportación se verán afectados pues los precios de la energía y la materia prima continuarán fluctuando.

Entre otros, las industrias de electricidad, textiles y metales no ferrosos ya han tenido fuertes pérdidas, con 18,3 por ciento de las grandes compañías industriales perdiendo dinero durante los primeros ochos meses del año.

El crecimiento de la producción industrial cayó a 11,4 por ciento en septiembre, el menor nivel desde abril de 2002. La generación de electricidad y la producción petrolera crecieron apenas 3,4 y 3,7 por ciento respectivamente, mientras que la producción de acero cayó 9,1 por ciento anualmente.

En los tres primeros trimestres, el valor de las exportaciones industriales aumentó 15,7 por ciento, que fue 6,1 puntos porcentuales menos que un año antes.

Despega la industria espacial de China durante los últimos 30 años

China puso ayer en órbita otros dos satélites, apenas unas semanas después de su exitosa tercera misión espacial tripulada y la primera caminata espacial de astronautas chinos en septiembre.

La industria espacial está despegando, gracias a la campaña de 30 años de Reforma y Apertura, dijo Zhou Jianping, diseñador en jefe del programa espacial tripulado.

China estableció su sector espacial en los años 1950, una era de dificultades y penurias. No fue sino hasta 1960 cuando China pudo lanzar su primer cohete local de combustible líquido desde una instalación primitiva que parecía un montacargas antiguo.

En los años intermedios, el sector espacial se desarrolló lentamente debido a limitaciones financieras y la turbulencia política, particularmente la catastrófica Revolución Cultural (1966- 1976). Durante ese periodo, hubo cinco lanzamientos espaciales.

En 1978, cuando China se abrió al mundo exterior, los científicos chinos se sorprendieron al darse cuenta de lo rezagados que estaban en relación con los países pioneros del espacio.

En 1986, el Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) celebró una conferencia especial para aprobar un esquema nacional para el desarrollo de alta tecnología, conocido como "el Plan 863". Un fondo especial de 4.000 millones de yuanes (equivalentes a unos 584 millones de dólares al tipo de cambio actual) fue asignado para acelerar el desarrollo de la industria espacial.

En 1992 fue lanzado un programa espacial tripulado, junto con una estrategia de "tres pasos". La primera fase del programa espacial tripulado costará alrededor de 20.000 millones de yuanes.

El continuo crecimiento y creciente riqueza de China proporcionaron un fuerte cimiento material para el desarrollo de la industria espacial del país. Hasta la fecha, China ha realizado 112 lanzamientos de cohetes portadores Larga Marcha, incluyendo 107 lanzamientos desde 1978, según Ma Xingrui, gerente general de la empresa China Aerospace Space and Technology Corp. (CASC).

En el curso de los últimos 30 años, China ha lanzado más de 110 satélites y enviado siete naves espaciales al espacio exterior, desarrollado 14 tipos del cohete Larga Marcha, alcanzado grandes avances en tecnología satelital y enviado a seis astronautas en órbita, a bordo de tres naves espaciales Shenzhou.

China ha utilizado también muchas tecnologías espaciales en sus sectores industrial, agrícola y terciario, y casi 80 por ciento de nuevos materiales desarrollados por científicos chinos fueron usados primeramente en el sector espacial. Hasta ahora, casi 2.000 inventos relacionados con el espacio han sido utilizados en otros sectores.

Los cohetes Larga Marcha han puesto en órbita 35 satélites de 13 países o regiones en 29 lanzamientos. Larga Marcha se ha convertido en un nombre de prestigio en el mercado espacial internacional.

China considera más apoyo a las PYMES frente a la incertidumbre global

China está dispuesta a tomar una serie de medidas para ayudar a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) a hacer frente a los desafíos acarreados por la incertidumbre económica global, afirmó Wang Liming, director general del departamento de PYMES del Ministerio de Industria y Tecnología Informática.

Wang informó el miércoles que el gobierno chino continuará buscando medidas para ayudar a dichas firmas a superar las dificultades y "apoyar sus esfuerzos por realizar innovaciones tecnológicas, mejorar la estructura de los productos y conseguir una mayor porción del mercado global".

La industria china se enfrenta a una severa situación, puesto que la crisis financiera global puede tener un profundo impacto en los sectores industrial y de la tecnología informática, sostuvo Zhu Hongren, otro funcionario de dicho ministerio.

Zhu indicó que el desequilibrio entre la debilitación de la demanda y la expansión de la capacidad se convertirá en un problema cada vez mayor a medida que la crisis se agrava. Las empresas de manos de obra intensivas y orientadas a la exportación resultarán perjudicadas por la continua fluctuación de los precios de la energía y materias primas.

Según las cifras, desde comienzos del año pasado, los precios de materias primas para las PYMES chinas aumentaron entre un 11 y un 15 por ciento interanual, mientras que los precios medios de sus productos sólo crecieron en alrededor de un cinco por ciento.

Wang dijo que su país podría elevar la tasa de reembolsos de impuestos para la exportación en un punto porcentual para algunas industrias con uso intensivo de mano de obra, en un futuro cercano, para ayudarlas a hacer frente a la reducción de márgenes de sus ganancias ocasionada por la disminución de las demandas de mercado, la apreciación del yuan (moneda china) y el incremento de los costes de producción.

China elevó el 1 de noviembre los reembolsos de impuestos sobre la exportación de 3.486 artículos de las industrias de mano de obra intensiva, como la textil, de prendas de vestir, de juguetes, de alta tecnología y de alto valor agregado como medicamentos antirretrovirales.

Asimismo, Wang añadió que el país asiático facilitará a las PYMES chinas el acceso a préstamos, ya que los expertos sostienen que la dificultad financiera atasca de forma crítica el crecimiento del sector.

Firmas de logística consideran a enlaces directos en el Estrecho de Taiwán como un buen negocio

Los acuerdos sobre los vuelos y navegación directos, firmados el martes en Taipei, están generando un fuerte interés de líneas aéreas y compañías de navegación de la parte continental china y de Taiwán.

"Los vuelos fletados regulares, en lugar de vuelos sólo en fines de semana y en festivales, constituyen nuestras expectativas de largo plazo", dijo Liu Shaoyong, el gerente general de China Southern Airlines de la parte continental china. "Las rutas aéreas directas son muy buenas para nuestros negocios".

Un vuelo de la parte continental a Taiwán vía Hong Kong bajo el acuerdo actual requiere dos horas y 42 minutos y consume 16 toneladas de combustible. Bajo el nuevo acuerdo, los vuelos se realizarán en 69 minutos y usarán 7,3 toneladas de combustible.

"Un tiempo de viaje y gastos menores benefician tanto a pasajeros como a aerolíneas", dijo Liu.

Wei Hsing-Hsiung, presidente del consejo de administración de China Airlines de Taiwán, se manifestó complacido por el aumento en el número de vuelos fletados de pasajeros de 36 los fines de semana a 108 a la semana.

"Tenemos ganancias de unos 1,5 millones de dólares USA con respecto a los vuelos fletados en los fines de semana. Es posible que la cifra llegue a cinco millones de dólares debido a más vuelos, mientras que el costo podría caer en 20 por ciento porque la ruta es más corta", dijo.

El nuevo acuerdo sólo abrió una ruta aérea directa entre Shanghai y Taipei. Xiamen, la ciudad costera de la provincia de Fujian, sureste de China, ubicada exactamente frente a Taiwán, no fue incluida.

"Estamos esperando más rutas aéreas", dijo Yang Guanghua, gerente general de Xiamen Airlines.

La distancia de vuelo entre Xiamen y Taipei será una tercera parte más corta que en la actualidad y el tiempo de vuelo será de casi la mitad, dijo.

Las dos partes dijeron en el acuerdo que van a negociar otra ruta que enlace a la parte sur de Taiwán con la parte continental china.

El funcionario superior de economía de Taiwán, Shih Yen-shiang, dijo hoy al diario local China Times que calcula que cada vuelo directo entre ambos lados del Estrecho podría ahorrar a las compañías 300.000 nuevos dólares taiwaneses (cerca de 9.000 dólares).

"Con base en 4.000 vuelos al año, se ahorrarán 1.200 millones de dólares", dijo.

Bajo el nuevo acuerdo, la parte continental y Taiwán exentarán a las firmas navieras de cada parte de impuestos a las empresas y a la renta.

Para las divisiones de contenedores de las tres principales líneas de navegación de Taiwán --Evergreen Marine, Wan Hai Lines y Yang Ming Group -- 60 por ciento podría estar relacionado con la parte continental. Las reducciones de impuestos ahorrarán a cada una entre 2.000 y 3.000 millones de nuevos dólares taiwaneses, dijo otro diario local, el Commercial Times.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.