miércoles, 5 de noviembre de 2008

Panorama económico de Rusia

RIA NOVOSTI

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, sugirió hoy acelerar la transformación del rublo en una moneda de circulación regional, ante todo, en materia de exportación de hidrocarburos.

"Necesitamos tomar medidas prácticas para reforzar el protagonismo del rublo en calidad de una de las monedas usadas en transacciones internacionales e iniciar por fin la transición a los pagos en rublos", declaró el presidente en su mensaje anual al Parlamento de Rusia.

La exportación del petróleo y el gas, en opinión de Medvédev, es el terreno prioritario para introducir los pagos en rublos.

Asimismo, el presidente ruso se pronunció por incentivar la emisión de nuevos valores en rublos y, a ser posible, en el mercado local. El objetivo final de estos procesos, precisó, es "hacer del rublo una de las monedas de circulación regionales".

Otras economías emergentes emprenderán acciones similares, agregó Medvédev, pero "el desarrollo financiero global será más seguro a medida que en el mundo suba el grado de dependencia común y haya mayor número de centros financieros fuertes".

Rusia amplia al 31 % su participación en principal oleoducto del Caspio

Rusia amplió al 31% su participación en el Consorcio Internacional del Oleoducto del Caspio (CIOC), propietario de la principal red de tuberías que trasiega el crudo del mar Caspio hasta puertos de Rusia para consumidores del mundo, informó hoy la prensa moscovita.

Según el diario Kommersant, la empresa estatal Trasneft confirmo que Moscú había comprado el 7 % de las acciones del CIOC al sultanato de Omán uno de los socios del consorcio integrado también por empresas estatales de Rusia, Kazajstán, y petroleras privadas de EEUU y Europa.

En explotación a partir de 2001, y con una capacidad de 30 millones de toneladas de crudo al año, el Oleoducto Internacional del Caspio trasiega petróleo de Kazajstán y Rusia extraído de yacimientos en el mar Caspio hasta puertos rusos en el mar Negro para su exportación a otros países.

Tras la adquisición de las acciones, Rusia tendrá más representantes (7) en el consejo de directores del consorcio (22) y tener una voz determinante al momento de aprobar decisiones estratégicas relacionadas con el oleoducto, indicó el rotativo.

Medvédev promueve creación de un centro financiero mundial en Rusia

El presidente Dmitri Medvédev declaró hoy que Rusia debe aprobar, en lo que resta de año, leyes sobre la creación de un centro financiero mundial en el país.

"Es preciso promulgar, hasta finales de este año, un conjunto de leyes que sirvan de base para crear uno de los centros financieros mundiales en Rusia", señaló Medvédev en el mensaje anual dirigido este miércoles a la Asamblea Federal (Parlamento de Rusia).

"Tal centro constituirá el núcleo del sistema financiero nacional, autónomo y competitivo", destacó el jefe de Estado.

El Ministerio de Desarrollo Económico ya presentó al Gobierno el plan de creación de un centro financiero regional en Rusia.

Conforme al documento, Rusia para 2012 debe incorporarse al grupo de diez líderes mundiales por los negocios bursátiles. El valor nominal de los instrumentos bursátiles podría llegar al 50% del Producto Interior Bruto hacia el año mencionado. Se prevé que en las bolsas rusas lanzarán sus IPO (oferta pública inicial) compañías de los países de la CEI, ante todo de Ucrania y Kazajstán.

Según las previsiones del ministerio, cinco bancos de inversiones, con la participación mayoritariamente rusa, deben aparecer dentro de cuatro años en la lista de 50 entidades bancarias más importantes del mundo y el sector financiero tiene que aportar hasta el 6% del PIB para 2012.

Rusia envió a otros miembros del G-20 sus propuestas sobre nuevo orden económico global

El presidente ruso Dmitri Medvédev declaró hoy que Rusia ya presentó a otros países miembros del G-20 una serie de iniciativas para reestructurar la economía global, de cara a la cumbre que este grupo va a celebrar a mediados de noviembre en Washington.

"Hemos preparado y enviado nuestras propuestas para crear la nueva arquitectura económica", manifestó el mandatario ruso al intervenir este miércoles con su primer mensaje anual a la Asamblea Federal, o Parlamento de Rusia.

El nuevo engranaje financiero, en opinión de Medvédev, debería respetar los intereses de todos los participantes y, al propio tiempo, "estar protegido contra el uso en beneficio de un solo país o grupo de países de un mismo sistema económico".

"Pensamos que las instituciones financieras globales deben tener oportunidades reales para anticiparse a las crisis y minimizar sus consecuencias para el resto del mundo, independientemente de la nación en que surjan y del sector - energético, financiero o alimentario - al que afecten", agregó.

La cumbre del G-20 tendrá lugar en Washington los días 14 y 15 de este mes. Integran este grupo Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, EEUU, Francia, Gran Bretaña, India, Indonesia, Italia, Japón, México, República Sudafricana, Rusia, Turquía y la Unión Europea, representada por el país que ejerce la presidencia rotativa en este momento.

La crisis mundial aún no ha tocado su fondo, advierte Medvédev

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, declaró hoy que la crisis financiera mundial aún no ha tocado su fondo.

"Hay que reconocer que la crisis económica dista leguas de terminar. En los momentos como éste es necesario concentrar todas las fuerzas y dedicar especial atención en la eficacia de nuestro trabajo", dijo Medvédev en el mensaje anual dirigido este miércoles a la Asamblea Federal (Parlamento de Rusia).

Según sus palabras, esa tesis es válida tanto para el Estado como para cada individuo en concreto.

"Estoy convencido de que solventaremos todas las dificultades y en un futuro próximo crearemos un sistema financiero moderno y autónomo capaz de responder a los desafíos externos de todo tipo y garantizar la solución estable de cualquier problema", indicó el presidente de Rusia.

Al desarrollar el tema económico, Medvédev propuso reformar el orden político y el sistema económico mundial.

"Las enseñanzas que derivan de los errores y las crisis de 2008 demuestran a todas las naciones con sentido de responsabilidad de que ha legado la hora de actuar y reformar radicalmente los sistemas político y económico. Rusia por su parte insistirá en hacerlo, así como cooperará en este derrotero con EEUU, la Unión Europea, los Estados del grupo BRICh (los integran Brasil, Rusia, la India y China) y con todas las partes interesadas", dijo el presidente ruso.

"Haremos lo que esté a nuestro alcance para que en el mundo haya más justicia y estabilidad. Confío en que así será, porque nuestro país es fuerte en lo económico y lo político", subrayó.

El presidente ruso Dmitri Medvédev dijo que Rusia ya presentó a otros países miembros del G-20 una serie de iniciativas para reestructurar la economía global de cara a la cumbre que este grupo va a celebrar a mediados de noviembre en Washington, .

"Hemos preparado y enviado nuestras propuestas para crear la nueva arquitectura económica", planteó.

El nuevo engranaje financiero, en opinión de Medvédev, debería respetar los intereses de todos los participantes y, al propio tiempo, "estar protegido contra el uso en beneficio de un solo país o grupo de países de un mismo sistema económico".

"Pensamos que las instituciones financieras globales deben tener oportunidades reales para anticiparse a las crisis y minimizar sus consecuencias para el resto del mundo, independientemente de la nación en que surjan y del sector - energético, financiero o alimentario - al que afecten", agregó.

La cumbre del G-20 tendrá lugar en Washington los días 14 y 15 de este mes. Integran este grupo Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, EEUU, Francia, Gran Bretaña, India, Indonesia, Italia, Japón, México, República Sudafricana, Rusia, Turquía y la Unión Europea, representada por el país que ejerce la presidencia rotativa en este momento.

Entre otras medidas, Medvédev sugirió hoy acelerar la transformación del rublo en una moneda de circulación regional, ante todo, en materia de exportación de hidrocarburos.

"Necesitamos tomar medidas prácticas para reforzar el protagonismo del rublo en calidad de una de las monedas usadas en transacciones internacionales e iniciar por fin la transición a los pagos en rublos", expresó.

La exportación del petróleo y el gas, en opinión de Medvédev, es el terreno prioritario para introducir los pagos en rublos.

Asimismo, el presidente ruso se pronunció por incentivar la emisión de nuevos valores en rublos y, a ser posible, en el mercado local. El objetivo final de estos procesos, precisó, es "hacer del rublo una de las monedas de circulación regionales".

Otras economías emergentes emprenderán acciones similares, agregó Medvédev, pero "el desarrollo financiero global será más seguro a medida que en el mundo suba el grado de dependencia común y haya mayor número de centros financieros fuertes".

El mandatario ruso planteó la necesidad de aprobar, en lo que resta de año, leyes sobre la creación de un centro financiero mundial en el país.

"Es preciso promulgar, hasta finales de este año, un conjunto de leyes que sirvan de base para crear uno de los centros financieros mundiales en Rusia", señaló.

"Tal centro constituirá el núcleo del sistema financiero nacional, autónomo y competitivo", destacó el jefe de Estado.

El Ministerio de Desarrollo Económico ya presentó al Gobierno el plan de creación de un centro financiero regional en Rusia.

Conforme al documento, Rusia para 2012 debe incorporarse al grupo de diez líderes mundiales por los negocios bursátiles. El valor nominal de los instrumentos bursátiles podría llegar al 50% del Producto Interior Bruto hacia el año mencionado. Se prevé que en las bolsas rusas lanzarán sus IPO (oferta pública inicial) compañías de los países de la CEI, ante todo de Ucrania y Kazajstán.

Según las previsiones del ministerio, cinco bancos de inversiones, con la participación mayoritariamente rusa, deben aparecer dentro de cuatro años en la lista de 50 entidades bancarias más importantes del mundo y el sector financiero tiene que aportar hasta el 6% del PIB para 2012.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.