martes, 11 de noviembre de 2008

Petróleo al día: La petrolera Saudi Aramco más grande del mundo destaca su cooperación con China

XINHUA

La firma petrolera más grande del mundo planea aumentar el suministro de crudo a China y mejorar la cooperación entre ambos lados, en anticipo al final de la etapa de desaceleración que atraviesa la economía mundial, dijo Abdullah S. Jum'ah, presidente de la Compañía de Petróleo de Arabia Saudí, más conocida como Saudi Aramco, en Beijing.

El ejecutivo consideró el lunes que la ralentización económica en China es temporal, por lo que el plan de la empresa es enfocarse en una cooperación continua a largo plazo con ese país asiático.

"Creemos que China es uno de los mercados petroleros de mayor crecimiento en el mundo", dijo Jum'ah, quien también se desempeña como jefe ejecutivo de la mencionada compañía, que maneja las reservas comprobadas de petróleo más grandes del planeta y es a la vez el productor de crudo más grande del mundo.

"El negocio del petróleo es un negocio de largo plazo. La actual situación económica podría contribuir a la reducción de la demanda. Sin embargo, ya hemos pasado por esta situación, y podremos sortearla una vez más. No será extraño que la demanda decaiga, pero eso no nos va a causar pánico ni grandes tristezas. Simplemente esa es la naturaleza del negocio", dijo Jum'ah.

Por el contrario, agregó, "nos hace muy felices la cooperación, y nos alegran mucho todos los tratos que hemos cerrado con nuestros amigos chinos, tratos que son beneficiosos para ambas partes".

La cooperación a la que se refiere el directivo comprende el suministro directo de petróleo a China, así como el establecimiento de empresas mixtas, además de la presencia corporativa china en la exploración de gas en Arabia Saudita y contratos de ingeniería en ese mismo país del Oriente Medio.

Según la Administración General de Aduanas de China, ésta se convirtió en un importador neto de crudo en 1993, y en la actualidad compra cerca de un 46,5 por ciento de su demanda total de 346 millones de toneladas por año.

Jum'ah destacó que desde que Saudi Aramco empezó a suministrar petróleo a China, en 1990, se ha convertido en el principal proveedor del hidrocarburo para el gigante asiático.

En 2006, la empresa firmó un memorando de entendimiento con Sinopec, la mayor refinadora china. Según el acuerdo, China incrementará sus importaciones de petróleo de Saudi Aramco hasta un millón de barriles al día (50 millones de toneladas al año) en 2010.

En la actualidad, "estamos suministrando a China cerca de 750.000 barriles diarios", precisó Jum'ah. Y pese a la fecha límite del contrato, su empresa seguirá vendiendo crudo a China más allá de 2010, "año que no tendrá que ser el momento en que el memorando finalice", sostuvo, y añadió que ve muy posible que posteriormente Saudi Aramco proporcione a China incluso más de un millón de barriles diarios.

En junio de 2007, la compañía árabe estableció junto con Sinopec y la firma estadounidense Exxon Mobile una empresa mixta para llevar a cabo la construcción y administración de un complejo destinado al refinamiento de petróleo y la elaboración de productos petroquímicos en la oriental provincia china de Fujian.

"Estamos muy contentos con el resultado, y esperamos que para el primer trimestre de 2009 estén listas tanto la modernización de la refinería como la construcción del complejo petroquímico", manifestó el empresario, quien reveló que Saudi Aramco también está en conversaciones con una subsidiaria de Sinopec para el posible establecimiento de otro proyecto de refinería de inversión mixta, esta vez en Qingdao, una ciudad costera de la oriental provincia de Shandong.

En cuanto a la cooperación en territorio saudí, Jum'ah dijo que Sinopec está trabajando conjuntamente con su compañía en un proyecto de exploración de gas. "La exploración de petróleo en Arabia Saudita es realizada exclusivamente por Saudi Aramco", aclaró.

El ejecutivo dijo que, además, muchas empresas chinas están ayudando a la suya en materia de construcción, tecnología informática y perforación.

Los proyectos que permitirán a Saudi Aramco producir 12 millones de barriles al día para finales de 2009 no se verán afectados por la desaceleración de la economía.

Aún cuando la demanda se reducirá, la firma siempre ha mantenido una capacidad diaria de producción adicional de entre 1,5 y 2 millones de barriles diarios, como medida de precaución, con el fin de garantizar la estabilidad del mercado mundial del crudo, en atención a las políticas del gobierno saudí, señaló Jum'ah.

"Con la reducción de la demanda que experimentaremos en el corto plazo, a finales de 2009 podríamos llegar a los 3 millones de barriles de su capacidad adicional", calculó. No obstante, Saudi Aramco tiene confianza en que la demanda repuntará, y, en todo caso, la compañía seguirá manteniendo sus reservas extra, de forma que en ningún momento se presente un trastorno económico a nivel mundial a causa de una eventual inestabilidad en el suministro de petróleo, aseguró el empresario.

A finales de octubre, la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) recortó drásticamente la producción diaria de petróleo en 1,5 millones de barriles diarios con el fin de estabilizar los cada vez más reducidos precios. Jum'ah aseguró que Arabia Saudita disminuirá la producción en un tercio de la cifra establecida por la OPEP, es decir 500.000 barriles al día.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.