lunes, 8 de diciembre de 2008

APEC: Tigres y pumas agudizan ojos y garras

Jorge Zavaleta (especial para ARGENPRESS.info)

El nuevo compromiso por el desarrollo de América Latina, slogan del Foro APEC 2008, tiene entre los líderes políticos dos lecturas distintas. Para unos los países de la costa pacífica latinoamericana, el libre mercado es prioridad, en tanto en las economías del Atlántico se alienta el retorno al estatismo.

Inacio Lula saluda a Caricom - "un excelente ejemplo de unión de Centro América”-, camino que están siguiendo en el Mercosur y en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur)" el Brasil, Argentina, Venezuela, Uruguay, Paraguay, Ecuador, Bolivia y Chile. Con menor brillo, México, Perú y Colombia magnifican el libre mercado.

La realidad, sin embargo, es más complicada. América Latina comienza a sentir la crisis mundial. Baja de precios de las materias primas. Reducción de recaudación fiscal. La minería, principal actividad económica de estas tierras, exportará menos. Empezó el despido de trabajadores por cierre de exploraciones. El gasto público y la inversión privada se reducirán en el 2009, en tanto el norte reduce la demanda.

Las monedas se devalúan. Las bolsas de valores cayeron sobre los fondos de los sufridos jubilados. AL no podrá competir fácilmente con el norte en la colocación de bonos de deuda pública. La banca multilateral, gran culpable de la desregulación del sistema financiero, como señala el ministro de Economía de Argentina, Carlos Fernández, requiere una impostergable reforma administrativa y ética.

Precisamente, el presidente de la CAF, el boliviano Enrique García, recomienda “ajustes importantes en los modelos de política pública, de negocio en todos los sectores, y en las actitudes y modelos de las relaciones internacionales, para que se vinculen con más claridad a la geopolítica de hoy y a los cambios y las realidades tecnológicas”.

China e India bajan su crecimiento. Según el FMI, por cada 10% de caída de precios de las materias primas cae en 0.8% el PBI de la región. Bush prefirió no atender a millones de niños norteamericanos en pobreza pero si aprobó el salvataje de bancos, dejando de lado a ahorristas y deudores pobres.

Para el expresidente de Chile, Ricardo Lagos, “no queda claro si las economías desarrolladas de APEC establecerán un TLC entre ellas mismas, para el 2010. No obstante “ si está claro que para el 2010 se contará con un ran número de acuerdos bilaterales o plurilaterales entre los diferentes miembros de APEC, lo cual nos acerca mucho más, en una forma diferente, a las intenciones de los fundadores del Foro” en Camberra, Australia en 1989.

En tanto Bill Clinton estima que si APEC camina, podrá contribuir a integrar no sólo las economías sino también las sociedades. Pues analistas que han participado en la cumbre de ALC - UE y APEC, consideran que algunos pumas andinos demuestran que es posible negociar con las economías capitalistas sin renunciar a la independencia económica y política, siguiendo el ejemplo de China y Vietnam.

¿Crisis del optimismo?

Después del fin de la Guerra Fría, renacen en América Latina los conflictos entre los defensores de la economía social de mercado, el liberalismo radical y la vía estatista. Para el Presidente Alan García, presidente pro tempore del Foro APEC Lima 2008, identificado como reciente converso al liberalismo, la validez de cada una de las tres opciones será apreciada por sus resultados, y con optimismo estima que la actual crisis global “es crisis de crecimiento” y que la economía empezará a reactivarse dentro de 18 meses.

Alan García se reunió con Argenpress y un grupo de corresponsales para analizar las nuevas relaciones internacionales, pero no se pronunció respecto a las urgentes y necesarias reformas internas como planificación de las ciudades frente a la caótica densificación, profundizar la reforma tributaria, regular más la banca y emprender severamente la evaluación en el endeudamiento externo.

A El Mercurio, respondió que se ha olvidado a la Descentralización como la reforma más profunda. Ahora las 2/3 del presupuesto de la República se destinan a las regiones. Hasta el 2005 sólo era una tercera parte. “Como decía Unamuno, creo, las cosas de puro sabidas se olvidan”.

El gobierno aprista ha promulgado la Ley de la Carrera Judicial, con algunos artículos que critican los jueces. Empezó en Lima la aplicación del nuevo código penal y en el 2012 llegará a todo el país, norma que mejora procedimientos y acelera los trámites para atacar todo el sistema de corrupción. “Ahora se podrá hacer justicia en un mes lo que antes se hacía en dos años”.

Se ha reducido el número de programas sociales, de 86 a 26, decisión avalada por una centena de dispositivos, que García llama “lucha contra el perro del hortelano”.

Recogiendo la experiencia de la Escuela Nacional de Administración de Francia, ha creado una dirección del servicio civil, que promoverá la evaluación, capacitación y sanción para el empleado público. A partir de enero próximo se podrá contratar unos 300 gerentes públicos, previo concurso y con salarios más altos a los que tienen el presidente y ministros. “Hay que competir con el sector privado, que absorbe a nuestros mejores ejecutivos”.

Informa que en el 2011, la pobreza se reducirá al 32%, se habrá creado el seguro social universal y la tasa de analfabetismo bajará de 6% al 3%. Tendremos 5 mil kilómetros de pistas asfaltadas, más de un puerto moderno y 100 mil nuevas viviendas. El país teme el irresponsable aumento de la informalidad en las construcciones. La legislación alentada por el negocio inmobiliario, es rechazada por un creciente movimiento social, liderado por los colegios de arquitectos, de ingenieros y municipalidades. Hay que evitar el colapso de las urbes. “En el Perú más del 70% de las edificaciones son ilegales”, remarca el decano de los arquitectos y ex ministro de Educación Javier Sota Nadal junto con sus 19 bases regionales.

Hablando con optimismo, García anuncia para el 2016 su tercera postulación a la presidencia del Perú y augura que dentro de 18 meses se darán claras señales de la reactivación económica. “Hay que leer a Freud, como recomienda el presidente de México, para analizar el porqué somos tan derrotistas”.

“Sostengo que hay una sobre dotación de recursos financieros acompañado de tecnología. La sobre velocidad del crecimiento del mercado y la capacidad de consumo son causas de la actual crisis y que la humanidad no sabe manejar. Hay dinero para descongelar el sistema financiero. Es un momento de desorden y estimo que a mediados del 2010 nuestra realidad no será tan pesimista como creen aquellos lectores de Marx, que siguen con anteojeras y creen que el desarrollo se logra “quitando la riqueza a los pobres para entregarla a los ricos”. Por qué dudar de la capacidad humana, “¿acaso hemos ingresado a una etapa de glaciación insuperable?”.

Califica como pregunta asimétrica las preocupaciones sobre los TLC con EEUU respecto a la deforestación de la Amazonía; y con China, el ingreso de productos con altas dosis de sustancias toxicas. “Los tratados tienen salvaguardas para evitar los excesos y la erupción masiva de mercancía. El TLC EU - Perú es más flexible y generoso que el TLC EU- Chile. Hay muchos productos cuyo ingreso se ha escalonado hasta en 17 años”.

Asegura que en la segunda negociación con EU se han incorporado normas en plano laboral, ambiental y forestal; y que el congreso deberá aprobar leyes para agravar penas en relación a la destrucción forestal, y aumentar las sanciones de corrupción ante organismos internacionales.

Rusia y China se acercan. Hay preocupaciones que la guerra fría se reedite por la relación EU - América Latina. García afirma que “para trabajar por los pobres no es necesario estar contra los ricos. Y en este horizonte “la elección de Barack Obama como presidente de EU será beneficiosa para salir pronto de la crisis”.

García admira a EEUU como sociedad experimental, multirracial y cosmopolita. “A China no entra nadie. En Europa hay restricciones. Del movimiento Hippie, de los años sesenta, que nació en los EU solo se difundió una faceta. En EU comenzó por la reivindicación de la mujer y demuestra riqueza cultural”.

El secreto de la velocidad. “En 1929 la crisis que estalló no es igualita a la actual, como dicen algunos derrotistas. En el 29 el Estado no puso un sol. La respuesta de hoy es diferente. La solución no está en las armas. El mercado no tiene porqué afectar la fraternidad de los pueblos”.

Es posible que en América Latina, resurjan los planteamientos de la mayor presencia del Estado en la economía. Pero García explica que “Brasil es demasiado grande, es el mismo, tiene su propio modelo. Los otros países tienen apertura de mercado social y otro de dirigismo estatal. A China no lo podemos encapsular, como tampoco a Rusia y otros que también caminan dentro de la democracia. Es lamentable, por ejemplo, que el Perú venda a Chile 1,500 millones de dólares y a Rusia solo 9 millones. Con Europa permitirá reducir el costo de internamiento de los productos entre 15 y 10%. El libre mercado nos ofrece un mar de oportunidades”

Barack Obama representa un acontecimiento cultural y social que abre expectativas y alimenta la confianza. Según García es importante el anuncio que sustituirá la fuerza por el diálogo, lo cual es “muy sensato e inteligente”. Sin embargo, advierte que en la medida que se reduzca presencia de EU en Irak o en otras zonas, deja interrogantes frente a los poderes regionales. Con Irán y su avance nuclear, se estaría abriendo un ambiente de conflicto regional. “En política mundial no hay vacíos, los problemas regionales podrían crear dificultades en las relaciones comerciales”.

Un tema no menos importante del diálogo con la prensa fue la violencia del narcotráfico. Los carteles colombianos se han traslado a México. Por ello, el gobierno peruano proyecta que la policía mexicana podría trabajar en el Perú para aprovechar su experiencia. Pero un reciente informe del país azteca revela que el 50% de esa policía está involucrado con la corrupción. La política norteamericana antidroga hasta ahora ha fracasado, empezando por Bolivia, donde no llegó a ningún acuerdo con el gobierno de Evo Morales que reivindica la coca como parte de la cultura altiplánica.

Definitivamente, conforme pasan los días, el discurso optimista del Presidente del Perú respecto a la crisis global, va perdiendo creyentes. Y los liberales hoy más que nunca reclaman al Estado más recursos para el sistema financiero y en inversiones a fin de que la crisis afecte menos a la empresa privada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.