lunes, 8 de diciembre de 2008

Argentina, Corrientes y Chaco: Remarque de precios en grandes supermercados

MOMARANDU

Es que las cadenas de supermercados en Corrientes y Chaco que responden a centrales en otros sitios, remarcan durante las madrugadas los precios de sus productos, que día a día oscilan hasta en un 50% su valor total, informaron repositores a MOMARANDU.

Salvo las ofertas, nada queda en pié. Las cadenas de grandes supermercados remarcan cada día los precios de sus artículos, de algunos centavos hasta al cuádruplo de sus valores según lo que dicten las centrales en la capital de país.

Pero ¿cómo lo hacen?, preguntó
MOMARANDU a quienes en el último eslabón de esta cadena entre la producción y el consumo, organizan los artículos y reparan en que los precios en los carteles de aviso todas las mañanas: los repositores.

Las largas listas llegan generalmente digitalizadas vía mail a un departamento específico en la estructura del supermercado, que pasa los precios a las computadoras de consulta en cada piso, de donde los repositores consultan los precios actualizados.

El proceso se renueva cada día. "Por la noche llegan los precios, por la madrugada se consultan y durante la primera parte del día se cambian", explicó uno de ellos, empleado de una cadena de capitales franceses en Corrientes.

De precios

Sin embargo, no todos los precios parecen comportarse de la misma manera. Mientras unos suben y bajan bruscamente, otros con persistencia se elevan de a centavos. Tal es el caso del rubro perfumería.

"Los jabones, las lociones y las cremas, en fin, los productos de perfumería y belleza no dejaron de subir, y acumulativamente, es uno de los rubros que más aumentó en el último año", explicaron repositores.

Especialistas consultados por Momarandu.com señalaron que la percepción de fenómenos como este resulta en una de las razones por la cual el consumo se retrotrae.

"Las preocupaciones en el consumidor de saber cuánto costará algo mañana sólo hacen que este al final no compre", se dijo.

Otros en cambio señalan que, al contrario, entre un precio y otro son más las ganancias para los supermercados que las pérdidas por artículo no vendido. Directivos de algunas casas sólo se limitaron a explicar que los precios se cambian por "seguridad de mercado".

Sólo ofertas

Pero ¿y qué sucede con las ofertas? Suelen aparecer en cartillas que se arrojan en las puertas y ventanas de las casas y prometen que, en ocasiones hasta por un mes, él precio de una determinada variedad de artículos será el mismo.

"Las ofertas que la empresa expone no se cambian. Sus precios se mantienen hasta que dure la campaña, que puede ser durante un lapso determinado de tiempo, como una semana, o hasta terminar el stock".

"Paradójicamente las ofertas se promocionan como ocasionales pero, en algunos casos, suelen durar mucho más tiempo que el precio de un artículo común y corriente no atado a un compromiso explícito con el consumidor, como la publicidad", señalaron.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.