martes, 16 de diciembre de 2008

Bolivia: Según Evo Morales el presidente Bush consumo un atropello al quitarle la ATPDEA

El presidente boliviano, Evo Morales, denunció que su homólogo de Estados Unidos, George W. Bush, consumó un atropello contra Bolivia al suspenderla de la estadounidense Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y de Lucha Contra las Drogas (ATPDEA, siglas en inglés).

Las declaraciones del jefe de Estado boliviano fueron realizadas este lunes antes de emprender su viaje a Bahía (Brasil), donde participará de las reuniones del Mercado Común del Sur (Mercosur), Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la Cumbre de jefes de Estado y Gobierno de América Latina y el Caribe (CLAC).

"Como ningún país Bolivia ha cumplido con todos sus compromisos internacionales en materia de lucha contra el narcotráfico. Incluso la Organización de las Naciones Unidas certificó los éxitos bolivianos", aseguró Morales.

Bolivia quedó suspendida indefinidamente de las preferencias arancelarias por decisión de Bush, a pesar de que la ATPDEA fue extendida al país por otros seis meses por el Congreso de Estados Unidos en octubre pasado.

En este sentido, el gobernante boliviano lamentó que el saliente presidente estadounidense Bush haya utilizado medidas comerciales, como es el caso de la ATPDEA, sólo con fines políticos, pero vislumbró una recomposición de las relaciones con Washington una vez que asuma el presidente electo, Barack Obama.

Morales confirmó que su administración estudia una demanda contra Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por violación unilateral de las relaciones comerciales internacionales.

Ese eventual recurso se presentaría en el marco del artículo 1 del Acuerdo General de Aranceles y Comercio (siglas en inglés), bajo la cláusula de habilitación de la OMC, ya que Bush no tomó en cuenta el cumplimiento boliviano de sus compromisos internacionales antidrogas derivadas de la ATPDEA y, por motivos políticos, no renovó las preferencias arancelarias a Bolivia.

Otros países andinos, como Colombia y Perú, se beneficiaron con la extensión de esas preferencias por 12 meses más, a pesar de que no cumplieron, a diferencia de Bolivia, con sus metas de erradicación de coca ilegal e incautación de drogas, señaló la Agencia Boliviana de Informaciones (ABI), agregando que, en ambos casos, al parecer, primaron las afinidades políticas antes que los compromisos antinarcóticos.

Hasta el pasado domingo 7 de diciembre, la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) boliviana había erradicado 5.484 hectáreas de plantaciones de hoja de coca (principal insumo de la cocaína) excedentes y hasta este viernes 12 el viceministerio boliviano de Defensa Social tenía previsto incrementar esa erradicación a más de 5.500 hectáreas.

Estos números fueron certificados por la oficina especializada de las Naciones Unidas (ONU).

La meta anual de erradicación de coca acordada con la comunidad internacional era de 5.000 hectáreas para este 2008. Es decir, Bolivia eliminó el 10 por ciento más de la superficie asumida a principios de año.

El pasado 10 de septiembre, Morales declaró persona non grata al entonces embajador de Estados Unidos en Bolivia, Philip Goldberg, a quien acusó de haber conspirado contra su gobierno al alentar el frustrado golpe cívico-prefectural. Washington respondió con una medida similar con el embajador boliviano, Gustavo Guzmán.

Estas acciones pusieron en su nivel más bajo las relaciones bilaterales entre ambos países, agudizadas por la decisión boliviana de suspender las actividades de la Drug Enforcement Administration (DEA) y de la Central Intelligence Agency (CIA) de territorio nacional, también por injerencia en asuntos internos.

Sin embargo, Morales ratificó que las relaciones boliviano-estadounidense puedan ser revalorizadas, una vez que el electo presidente Barack Obama asuma la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.