lunes, 29 de diciembre de 2008

Chile: Polémica sobre el patrimonio de los candidatos presidenciales

XINHUA

A un año de las elecciones, la polémica desatada por los patrimonios de dos aspirantes a la presidencia de Chile rememora la relación dinero-política, que históricamente ha estado presente en la vida política del país.

El multimillonario empresario Sebastián Piñera, candidato de la derecha, y Eduardo Frei, proclamado por la Democracia Cristiana, uno de los partidos de la coalición gobernante, están en el centro del debate, donde ambas partes expresan incompatibilidad de aspirar a un cargo de tanta relevancia mientras tengan su fortuna invertida en los negocios.

Piñera, ex senador y ex candidato presidencial en el 2005, es considerado uno de los hombres más ricos de Chile, estimándose su riqueza en unos 1.400 millones de dólares, siendo propietario de un canal de televisión y principal accionista en la línea aérea LAN y otras empresas.

Frei, ex presidente entre 1994-2000 y actual senador, fue un exitoso empresario y ha sostenido que vendió toda su participación en las empresas al ingresar a la política en 1988.

Las críticas a ambos por el doble rol de empresarios y políticos provienen de parlamentarios del derechista partido Unión Demócrata Independiente (UDI) y del oficialismo.

Apenas dos semanas después de que la UDI decidiera apoyar a Piñera, el secretario general de la UDI, Víctor Pérez, advirtió sobre la necesidad de que el empresario zanje de manera definitiva su doble militancia en la política y en los negocios.

"Todo lo que genere inhabilidades e incompatibilidades tiene que dejarlo. No hay duda de que una empresa o una industria como la televisión, que tiene regulaciones estatales, es absolutamente incompatible con el hecho de ser candidato presidencial y, posteriormente, presidente", agregó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empleados Fiscales, Raúl de la Puente, aseveró que "es necesario separar los negocios del Estado, porque el Estado debe ser un ente superior que debe fiscalizar, regular y, por lo tanto, creemos que no puede ser que el primer funcionario público del Estado tenga intereses que él mismo supervisa".

El vocero del gobierno, Francisco Vidal, aprovechó la ocasión para pedir a la derecha apoyo para aprobar el proyecto de ley de fideicomiso ciego, que obliga a los políticos de alto nivel a vender sus acciones en empresas estratégicas para el Estado o que estén reguladas por éste, como es el caso de LAN, además de traspasar las acciones en empresas concesionadas.

Piñera ha dicho que se desligará "de todas las empresas que pudieran significar cualquier dificultad, conflicto o distracción de el objetivo de ser un buen presidente para todos los chilenos", aunque no especificó en qué fecha lo hará y sólo dejó claro que el proceso estará terminado antes de llegar a La Moneda, en el caso de ganar los comicios.

Frei ha insistido en que no ejerce actividad empresarial y que su declaración patrimonial aparece en la página web del senado, pero la derecha insiste en que tiene capital invertido en Inversiones Saturno, un holding que participa en empresas eléctricas, inmobiliarias y forestales.

En 1988, en una declaración notarial Frei y su esposa, Marta Larraín, se retiraron de las siguientes empresas Ingeniería y Maquinarias Limitada, Viviendas Económicas Inmaq, Sigdo-Koppers Comercial Limitada, Ingeniería Sigdo-Koppers Limitada y Sigdo- Koppers Forestal Limitada.

En su primer discurso de campaña, el ex presidente señaló que "Chile lo que necesita no es un gerente, sino un presidente", en una velada crítica a Piñera, quien está liderando todas las encuestas de opinión.

Es conocido que la mayoría de los senadores y diputados tiene acciones en las empresas privadas y ex funcionarios y ex dirigentes políticos ocupan ahora cargos importantes en grandes corporaciones.

Esta polémica sobre política-dinero-negocios será un tema recurrente en las campañas de los distintos candidatos hasta las elecciones del 2009, las cuales se prevén muy reñidas, y el candidato de la derecha podría convertirse en el primer mandatario electo de este sector desde 1958, aunque gobernó con el dictador Augusto Pinochet (1973-1990).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.