lunes, 22 de diciembre de 2008

Chile: Prevén una complicada elección del candidato oficialista

El escenario en la gobernante Concertación de Partidos por la Democracia de Chile para definir su candidato presidencial se complicó esta semana por falta de acuerdo si será por elección interna o por consenso político.

Los principales aspirantes son el senador Eduardo Frei, precandidato de la Democracia Cristiana (DC), y José Miguel Insulza, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), por el Partido Socialista, pero que no ha logrado el apoyo del Partido por la Democracia (PPD).

El Partido Radical Socialdemócrata (PRSD), cuarto integrante de la coalición gubernamental, nominó precandidato a su presidente, el senador José Antonio Gómez.

La Concertación, que ha ganado todas las elecciones desde 1990, fijo para el 26 de abril próximo la realización de comicios internos para determinar quien disputará la presidencia de Chile al candidato de la derecha, Sebastián Piñera.

El millonario empresario encabeza todas las encuestas de preferencia al voto para los comicios presidenciales de diciembre de 2009, cuando también se renovarán los escaños del Congreso Nacional.

Un sondeo divulgado hoy por El Mercurio y Opina reveló que en los comicios internos de la coalición oficialista 44,9 por ciento votaría por Insulza y 37,3 por ciento por Frei.

Pero no se descarta la posibilidad de un acuerdo de los partidos para designar al candidato presidencial.

Aunque Insulza sería proclamado por el PS, no ha conseguido el apoyo del PPD, a pesar de que ambos partidos siempre actuaron en bloque para apoyar a candidatos como el ex presidente Ricardo Lagos y a la actual mandataria Michelle Bachelet.

En el PPD tiene la opción de de apoyar a Insulza como lo propone el PS; respaldar a Frei, como solicitó la DC; o designar candidato propio.

El presidente PPD, Pepe Auth, dijo que la candidatura de Frei "va en la dirección correcta" y ex líder de ese partido, el ministro de Obras Públicas Sergio Bitar, admitió que la DC "tiene posibilidad relevante de liderazgo".

Lo que preocupa al PPD es que si el candidato no es democristiano es probable que se rompa la coalición oficialista tras casi dos décadas en el poder, porque ya hubo dos presidentes socialistas consecutivos, Lagos y Bachelet, y la DC consideró que el próximo deberá de salir de sus filas.

En una carta dirigida a la militancia del PPD, Auth dijo que también hay temor a que un apoyo directo a Insulza implique una derrota de Frei en las primarias, lo que generaría un escenario catastrófico para los democratacristianos.

La mejor opción sería respaldar al ex presidente Frei, añadió.

El dirigente advirtió que un enfrentamiento del PS-PPD contra la DC "podría desatar una dinámica de insospechadas consecuencias" que culminaría en la ruptura.

Pero Insulza ha sido categórico al indicar que no será precandidato si no obtiene el apoyo del PPD.

"Hay cierta precariedad en la candidatura de Insulza", dijo el senador socialista Carlos Ominami, al explicar que el ex ministro "quiere ser Presidente de Chile, pero no tiene la voluntad inconmovible de ser candidato".

Esta percepción fue evidente entre el oficialismo con la reciente visita de Insulza a Chile, a quien le señalan sus dudas ante su probable candidatura y su indefinición a renunciar a la OEA, lo que le ha dado bajos porcentajes en las encuestas.

Un enfoque distinto lo dio el secretario general del derechista partido Unión Demócrata Independiente (UDI), Víctor Pérez.

El dirigente derechista dijo que "Frei y la Concertación buscan ganar tiempo y evadir el debate de fondo, manteniendo una competencia artificial entre el candidato DC y el socialista José Miguel Insulza".

Según Pérez, la Concertación ya definió a su candidato, Eduardo Frei, "pero su posición es tan débil que han mantenido la expectativa de Insulza y así no discutir lo que le interesa a la ciudadanía".

Pérez añadió que esa coalición ha perdido el rumbo y que su único objetivo para seguir en el gobierno es no perder los cargos y los privilegios de algunos dirigentes".

A partir de enero próximo, la campaña presidencial ocupará el debate político en Chile, sin descartar que un derechista sea elegido presidente, el primero en los últimos 50 años.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.