lunes, 8 de diciembre de 2008

Chile siente con la caída del cobre los efectos de la desaceleración mundial

Chile comenzó a resentir los efectos de la desaceleración mundial con una caída de los precios del cobre, su principal producto de exportación.

El metal cerró la semana a 1,34 dólares la libra después de que había alcanzado 4,07 dólares en julio.

El desplome del cobre a uno de sus precios más bajos desde diciembre de 2004 suscitará una caída en los ingresos de Chile, que tiene en el metal a su mayor fuente de divisas.

En los últimos cinco días, el cobre retrocedió en valor 14,8 por ciento en la Bolsa de Metales de Londres, debido a una baja en la demanda y la acumulación de inventarios.

La nueva picada del cobre contrasta con el ciclo de altos precios promedio de tres dólares la libra que rigieron de 2006 a 2008.

Los precios elevados permitieron a Chile aumentar sus reservas monetarias mientras que la minera estatal Codelco y las corporaciones privadas lograran enormes ganancias.

La caída de las cotizaciones del cobre representará para Chile menos divisas y pérdida de empleos en el sector.

Por su alto impacto en la economía del país sudamericano, el cobre es conocido como "el sueldo de Chile". El cobre es para Chile lo que el petróleo es para otras naciones exportadoras de materias primas.

El precio del metal se precipitó el viernes luego que Estados Unidos dijera que el empleo en ese país registraba el peor desempeño en 34 años tras el despido de más de medio millón de trabajadores.

La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) dijo que una tendencia pesimista se está adueñando de los mercados por las oscuras perspectivas de la economía mundial, lo cual representa una pésima noticia para el país.

"Estas cifras indican la prevalencia de la incertidumbre y una tendencia pesimista respecto de las perspectivas de la economía mundial", agregó Cochilco.

Explicando que "el recorte de tasas (75puntos base) mayor a lo esperado por parte del Banco Central Europeo contribuyó a ese sentimiento que explica un retroceso del cobre de 9,2 por ciento entre jueves y viernes".

Para el analista Alberto Molina, el brusco descenso "se enmarca en un contexto de profundo pesimismo de actores respecto al comportamiento de la economía global, al menos durante 2009, y a un alza de inventarios".

Según la Sociedad Nacional Minera, "esta caída se explica por la incertidumbre que genera la anunciada recesión que afectará a gran parte de las economías desarrolladas, entre las que destacan Estados Unidos, Europa y Japón, lo que por cierto impactará significativamente en la demanda por metales, y especialmente en el caso del cobre".

Estimó que por cada centavo promedio anual que disminuye el precio del cobre, los ingresos del país por exportación de metales caerán en 120 millones de dólares.

Mientras no se genere confianza en los mercados se observará volatilidad en los precios de las materias primas.

Para el próximo año, a juicio de Francisco Errandonea, experto de Santander GBM, las perspectivas no son tan negativas.

Errandonea auguró que el cobre se estabilizará en 2,1 dólares la libra con un incremento de las compras de China, lo que constituye una esperanza para salir de la crisis.

La nueva baja del valor del cobre ha tenido consecuencias negativas en las operaciones mineras, sobre todo de aquellas cuyo costo de producir una libra del metal es superior a los1.38 dólares la libra.

La situación es más grave entre los pequeños productores, quienes han logrado una promesa de ayuda gubernamental para paliar la crisis.

Las minas de El Tesoro y Michilla, de la gigante Antofagasta Minerals, informaron esta semana costos superiores a esa cifra porque la primera gastó 1.44 dólares por libra y la segunda 1.97 dólares.

También la caída de esta materia prima tiene impacto en los ingresos fiscales.

En un seminario reciente de Cochilco, los expertos Shiela Ju, de Beijing Antaike Information Development Co., y Natsumi Kamiya, de Estrategia de Metales Jogmec, de Japón, dijeron que la demanda de cobre bajará en sus países por la desaceleración global.

Al cierra del foro, el vicepresidente de Cochilco, Eduardo Titelman, dijo que esta etapa del mercado del cobre, en que los precios están más bajos, debe ser una oportunidad.

Titelman propuso enfocar el trabajo minero hacia la investigación y desarrollo tecnológico, como también a la exploración de nuevos yacimientos, para que las empresas y la comunidad obtengan altos beneficios con una futura alza del cobre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.