jueves, 11 de diciembre de 2008

Colombia, bajo el dominio de la inseguridad y el crimen


Apolinar Díaz – Callejas (especial para ARGENPRESS.info)

En la medida en que transcurren los días y nos acercamos al cambio de año, en Colombia se precipitan los acontecimientos políticos, económicos y sociales, que están llevando a que el Presidente Álvaro Uribe Vélez cada vez caiga en más contradicciones con sigo mismo y a que el orden público, la economía y los problemas sociales estén siendo quebrantados duramente por los efectos de la crisis económica mundial...

y de las torpezas del actual gobierno colombiano, que ha promovido la desnacionalización y entrega a capitales extranjeros de notables empresas colombianas promovidas por el Estado a lo largo de 150 años y a la débil pero trascendental actividad de los sectores económicos, privados más emprendedores, es cierto, pero con las circunstancia de que en Colombia se agregan a estos hechos las contradicciones, cambios de rumbo y afanes superficiales del Presidente Uribe Vélez para el manejo de la situación nacional y la de orden público, que con limitadas informaciones sobre esta materia de los periódicos regionales, muestran el tremendo crecimiento de la criminalidad política a través del asesinato inmisericorde de toda clase de gente que da la prensa regional.

En el típico lenguaje bogotano, la gente recoge en frases elementales los graves sucesos que acompañan a Colombia, señalando que el Presidente Uribe Vélez está dominado por la tendencia a utilizar todos los recursos políticos del Estado para lograr su objetivo de abrirle paso a una segunda y tercera reelección presidencial, apoyada por la mayoría artificial que tiene en el Congreso de la República, a la cual todavía no han llegado nuevas decisiones penales que lleven a sus miembros a las cárceles, tal como ocurre en la actualidad con varias decenas de congresistas de Senado y Cámara, encarcelados por delitos electorales y comunes en que incurrieron durante sus campañas electorales personales y de apoyo electoral al Presidente Uribe Vélez. El propio presidente Uribe ha emprendido una agresiva campaña contra el Fiscal General de la Nación, que de todos modos ha hecho esfuerzos trascendentales para el encarcelamiento de los congresistas corrompidos que han acompañado al Presidente Uribe Vélez. En la historia de
Colombia nunca se había dado una situación de corrupción política y social en la magnitud que ha usado y puesto en marcha el Presidente Uribe a través de sus aliados políticos. Esto ha convertido a Colombia en un grotesco espectáculo de prácticas políticas similares a las ejecutadas por los más famosos y conocidos dictadores que se apoderaron de varias pequeñas naciones de América Central y del Caribe.

En estos momentos, las Naciones Unidas han vuelto a dar impulso en Ginebra a la investigación y debate de la violación de los derechos humanos en Colombia, en forma nunca antes vista. El vocero de Uribe será su Vicepresidente, Francisco Santos, primo hermano del Ministro de Defensa Juan Manuel Santos, de la vieja maquinaria del diario liberal que era El Tiempo, hoy propiedad de una empresa de la ultraderecha española. En Ginebra se debatirán las ejecuciones extrajudiciales, desapariciones, torturas, detenciones arbitrarias y de desplazamientos forzados de que son víctimas los colombianos. Al respecto, el diario liberal El Heraldo de Barranquilla (diciembre 9-2008) denuncia: “América Latina es el continente más peligroso para desarrollar actividades sindicales y Colombia es el país con más muertes de sindicalista, indica la Confederación Sindical Internacional en su informe anual del 2008. Agrega la información de Naciones Unidas en Bruselas, “que 91 sindicalistas fueron asesinados en todo el mundo, siendo una vez más Colombia, donde 39 personas perdieron la vida, el país donde más crímenes se cometieron”.

El diario El Tiempo propiedad de la ultraderecha española, informa hoy 9 de diciembre que, “según el Departamento Nacional de Estadística,” con los $ 461.500 de hoy se compra sólo el 99.8% de lo que se compraba con los $260.100 del salario mínimo al arrancar la presente década. Los precios en el 2008 se descontrolaron tanto, que el poder de compra del salario se volvió hasta el año 2000.” El mismo periódico señala que para el trimestre Agosto- Octubre de este año, el DANE reportó 3.837.000 ocupados, 87.000 menos que en el mismo período del año pasado, al tiempo que el desempleo en el campo subió del 7,1 al 7,6 %, lo que significa que los desocupados del campo subieron 316.000 personas.

Foto: Álvaro Uribe Vélez, presidente de Colombia. / Autor: César Carrión - SP.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.