jueves, 11 de diciembre de 2008

Europa emprende operación para combatir la piratería en el Cuerno de África

Iliá Krámnik (RIA NOVOSTI)

Con buques de guerra pertenecientes a ocho países de la Unión Europea (UE), el pasado 8 de diciembre comenzó la operación militar "Atalanta" para combatir la piratería, en el Cuerno de África, la primera misión marina conjunta en la historia de la UE.

El comandante de la escuadrilla europea será el vicealmirante británico Philip Jones, y bajo su mando operarán buques de Inglaterra, Francia, Alemania, España, Italia, Grecia, Holanda, y Bélgica.

Por el momento, no se ha revelado detalles sobre las actividades que cumplirá la escuadrilla multinacional, y según algunas fuentes europeas, todavía queda por establecer los mecanismos legales que utilizará la flotilla en sus misiones de inspección, captura y la entrega a los tribunales de los piratas capturados.

A partir de esta exigua información se puede suponer que la misión básica de la escuadrilla será custodiar a las caravanas de buques mercantes en las zonas peligrosas y realizar misiones especiales de patrulla cerca a las costas de Somalia.

Pero limitarse a la custodia de caravanas o vigilar las rutas marinas no es suficiente, actualmente los piratas han ampliado la zona de sus actividades delictivas como quedó demostrado tras la captura de petrolero "Sirius Star", cerca a las costas de Kenia y el ataque contra un buque portacontenedores holandés cerca de las orillas de Tanzania.

Además es imposible extender la zona de responsabilidad de la escuadrilla europea a todo el oriente africano porque la UE no tiene los buques de guerra suficientes.

La efectividad de la operación "Atalanta" se pone en entredicho por otros factores como, por ejemplo, la interacción entre los buques europeos y el patrullero ruso Neustrashimi (El Intrépido), en relación a que no van a entorpecer el trabajo de cada uno al hacer la misma cosa en el mismo lugar.

La situación se complica porque en esa zona también se encuentran buques de guerra de India y otros países asiáticos. Desafortunadamente, por ahora no hay información sobre si se ha establecido mecanismos de coordinación, entre ellos, y la existencia de un comando unificado en capacidad de dirigir las acciones de todos los buques de combate e impedir que ocurran acciones militares improvisadas o espontáneas.

No vale la pena esperar que la operación "Atalanta" tendrá un resultado demoledor y que los buques europeos podrán erradicar definitivamente la piratería de esa zona de África.

Porque ante el riesgo que supone la muerte de los rehenes y la falta de una táctica de combate común, los militares europeos no prevén la ejecución de acciones de desembarco para aniquilar las bases de los piratas en tierra.

Si las operaciones contra los piratas se limitan a actividades marítimas, los corsarios podrán mantener intacta su infraestructura y en consecuencia, podrán recuperar sus fuerzas y pertrechos después de cada ofensiva que emprenda la escuadrilla europea.

Ante la perspectiva de esa situación, los piratas ante las narices de la flotilla europea, podrán cambiar de una base a otra los buques capturados y utilizar los rehenes como escudo ante cualquier ataque.

En conclusión, se puede considerar que el resultado más notable que se podrá esperar de la operación "Atalanta" será una reducción parcial de la actividad de los piratas en las zonas cercanas al Golfo de Adén.

Como han destacado los expertos, para poner fin a la piratería en esa zona del continente africano, primero que todo es indispensable estabilizar la situación política y de seguridad en Somalia.

La estabilización incluye la instauración de un gobierno legítimo y fuerte en capacidad de asumir la vigilancia y orden en todo su territorio y la defensa de la navegación marítima en sus aguas territoriales.

Y ya que la flotilla europea no tiene órdenes de restaurar la paz y la estabilidad en el país africano, porque sencillamente no puede hacerlo, la UE no podrá erradicar de raíz la piratería en Somalia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.