lunes, 8 de diciembre de 2008

Panorama económico de Corea del sur

Los principales bancos de inversión del mundo revisaron a la baja sus previsiones del crecimiento económico en Corea del Sur para 2009 hasta aproximadamente el 1 por ciento, citando como razones una recesión internacional más acelerada de lo esperado y sus repercusiones en la economía surcoreana, orientada a la exportación, según datos divulgados el lunes.

De acuerdo con las cifras que ofrecieron el Ministerio de Estrategia y Finanzas y el Centro de Finanzas Internacionales de Corea, siete de los principales bancos de inversión del mundo, entre ellos JP Morgan, vaticinaron que la economía surcoreana crecerá un promedio del 1,2 por ciento durante el próximo año, cifra muy inferior a la de más del 3 por ciento prevista hace un mes.

Según las estimaciones de Goldman Sachs y Morgan Stanley, la economía nacional del país asiático crecerá un 3,1 por ciento y un 2,7 por ciento, respectivamente, cifra con la que coinciden los grupos de expertos locales privados.

Sin embargo, JP Morgan y Merrill Lynch pronosticaron un crecimiento económico del 1,5 por ciento en Corea del Sur, frente al uno por ciento previsto por la entidad Barclays Bank.

El banco suizo UBS auguró por su parte que la economía surcoreana se contraerá un 3 por ciento en 2009, en lo que sería la primera recesión en 11 años.

Estas pesimistas perspectivas llegan en un momento en el que el Gobierno surcoreano ha estado acelerado sus esfuerzos para activar su economía, que ha caído drásticamente, con una serie de paquetes de estímulos, debido a la cada vez menor demanda nacional y al pobre crecimiento de las exportaciones.

Previamente, el Instituto para el Desarrollo de Corea, una entidad asesora estatal, dijo que la economía de Corea del Sur se enfrenta a una grave bajada de la demanda nacional y a una caída en picado de las exportaciones, lo que conlleva una "drástica" desaceleración económica.

Según el Banco de Corea (central), el producto interior bruto del país aumentó un 0,5 por ciento en el tercer trimestre con respecto al trimestre anterior, el ritmo de crecimiento más lento registrado en cuatro años.

Desarrollarán cuatro nuevas zonas económicas

Corea del Sur designó cuatro nuevas zonas económicas a fin de promover crecimiento económico y sus exportaciones, y atraer más inversiones extranjeras, señaló el lunes el Ministerio de Economía del Conocimiento de Corea del Sur.

El ministerio dijo que algunas reducciones de impuestos, renuncias a aranceles de importación y apoyo estatal para la construcción de plantas y bases logísticas serán ofrecidos a los nuevas zonas designadas de Ulsan, Gimje, Pohang y Pyeongtaek-Dangjin.

En la región de Ulsan y Gimje, un total de 225,9 millones de dólares serán asignados en los próximos seis años, lo cual creará más de 1.700 nuevos empleos y aumentará la producción anual en 165,3 millones de dólares, dijo el ministerio.

Ulsan, base de Hyundai Motor Co. y Hyundai Heavy Industries Co., será transformado en un centro de logística, comercio y producción para la región sudeste del país.

Gimje será convertido en un centro para piezas de automóviles, maquinaria y energía reciclable.

En Pohang y Pyeongtaek-Dangjin, los principales puertos del país, la capacidad de los servicios de transporte aumentará en un promedio anual de 850.000 unidades equivalentes de veinte pies.

El ministerio añadió que 12.400 empleos serán creados para estas economías regionales.

La industria automotriz debe diversificar los mercados globales según un consejero delegado de Kia

La industria automotriz surcoreana necesita diversificar sus destinos de exportación y desarrollar vehículos de consumo de combustible más eficientes para enfrentar la actual recesión mundial, declaró el lunes el presidente ejecutivo de Kia Motors Corp, Cho Nam-hong.

Los fabricantes surcoreanos de automóviles, encabezados por Hyundai Motor Co. y su socio Kia, sufrieron el mes pasado una aplastante caída del 18,2 por ciento de producción, cuando la recesión económica mundial perjudicó la demanda de sus vehículos.

"Las compañías automotrices internacionales se han visto sumergidas en una ola de reducciones de producción y reestructuración, y estamos experimentando dificultades sin excepción ", dijo Cho Nam-hong en un discurso en una reunión gremial.

"Para superar la crisis que enfrenta la industria automotriz necesitamos diversificar mercados de exportación y mejorar la competitividad de pequeños vehículos", dijo Cho.

Hyundai, Kia y otros fabricantes locales están tomando diversas medidas para reducir sus crecientes inventarios, reduciendo horas laborales diarias o detener líneas de producción.

Más de la mitad de los vehículos fabricados en Corea del Sur son vendidos en Estados Unidos y Europa, las economías que ya han caído en una recesión.

Se informó que el gobierno surcoreano está considerando reducir el impuesto de consumo a vehículos en un 30 por ciento, para así facilitar a fabricantes locales a vender sus productos en Corea del Sur, como parte de su esfuerzo para ayudar la industria automotriz.

Los precios de los productores crecen 7,8 por ciento en noviembre

Los precios de los productores de Corea del Sur registraron en noviembre un crecimiento interanual de un 7,8 por ciento, menor al incremento de 10,7 por ciento del mes anterior, anunció el lunes el Banco de Corea del Sur.

El banco dijo que los precios tuvieron un menor crecimiento el mes pasado debido a la reducción en los costos del petróleo y las materias primas.

El crecimiento de los precios de los productores ha declinado por cuatro meses consecutivos, desde que el costo del petróleo alcanzara su precio más alto en 10 años, llegando a 140 dólares USA por barril en julio pasado, añadió la información.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.